Monumentos El Cairo

Viajes El Cairo

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monumentos de El Cairo

El Cairo en una ciudad con una historia milenaria. Cuna de la civilización, su centro histórico, plagado de callejuelas y bellos edificios, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Monumentos NullAdemás de los monumentos El Cairo imprescindibles, las pirámides de Gizá y a la Gran Esfinge, es muy interesante admirar sus numerosas iglesias, mezquitas y palacios, y callejear por este impresionante museo al aire libre que es el casco histórico de El Cairo.

Las pirámides de Giza

De las más de cien pirámides que se recortan contra el cielo egipcio, las de Giza son las de mayor fama, por ser las de mayor tamaño. Están situadas en las afueras de El Cairo, y fueron construidas por tres faraones que les dieron sus nombres: Keops, Kefrén y Micerinos.

La pirámide de Keops es la mayor de ellas y forma parte de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. Kefrén, por su parte, fue considerada durante algún tiempo como la pirámide de mayor tamaño, ya que se encuentra en un plano más alto que las otras, pero con posterioridad se descubrió que mide tres metros menos que Keops. Es fácilmente reconocible porque su cúspide conserva restos del recubrimiento original hecho en piedra caliza, del que sus hermanas ya no exhiben ni una muestra. En el recinto correspondiente a su cámara funeraria se encuentra un sarcófago negro. En 1818 fue descubierto por el egiptólogo Giovanni Belzoni, que sólo halló en su interior huesos de vaca.

La Pirámide de Micerino, construida al faraón de la Dinastía IV, del mismo nombre, fue conocida en épocas remotas como “La Pirámide Divina”. Es la única que cuenta con pirámides satélites: son tres y pertenecen a reinas de la antigüedad. En el interior de Micerino fue encontrado un sarcófago de basalto, que contenía otro de menor tamaño, hecho de madera. En éste último se hallaba una momia, que en un primer momento se supuso sería el cuerpo de Micerino. Pero los estudios científicos determinaron que los restos no pertenecían al faraón.

La Gran Esfinge de Giza

Se encuentra en la ribera occidental del río Nilo, veinte kilómetros al sudoeste de El Cairo. La Gran Esfinge se erige majestuosa con su cuerpo de león, cuya cabeza se estima que representa al faraón Kefrén. La Esfinge de Giza es una visita obligada en los viajes El Cairo, símbolo de la cultura que la concibió, y portadora de toda su mística.

Se supone que este monumento de El Cairo pudo ser construido durante la cuarta dinastía, en el siglo XXVI a.C. Aunque hoy resulta difícil imaginar la concreción de un proyecto semejante, la esfinge fue esculpida en un montículo natural de roca caliza, en la meseta de Giza. Mide veinte metros de alto, y en la antigüedad fue pintada con colores vivos: rojo, azul y amarillo.

Junto a la estatua, se emplaza un templo que data del Imperio Antiguo, y frente a ella uno perteneciente al Imperio nuevo, ambos ofrendas a la esfinge y comunicados con la pirámide de Kefrén mediante una avenida procesional.

Las iglesias de rito copto

Los coptos surgen con los primeros cristianos en el siglo IV. El barrio copto está en la parte antigua de la ciudad, surcado por callejuelas, y en él se pueden encontrar muchas iglesias donde se sigue el rito copto.

Iglesia de San Sergio

La Iglesia colgante, conocida también como Kenisa Al Moallaga, fue originalmente llamada Iglesia de la Virgen. Se construyó sobre los restos de una de las torres de la fortaleza de Babilonia, a finales del siglo VII. Durante el reinado del califa Al Hakim, se transformó en una mezquita, pero tras su muerte regresó a manos cristianas.

En el interior, las paredes muestran reliquias de santos y gran cantidad de íconos. El altar de mármol, del siglo XIII, está cubierto de bellísimos mosaicos. El presbiterio del sur contiene diecisiete íconos de Juan el Armenio que representan el martirio de San Jorge. Destaca el santuario de Takla Haymanot, patrono de Etiopía.

La Iglesia de San Sergio

Abu Sirga, como se la conoce en El Cairo, fue construida, según dice la tradición, en el lugar en el que se refugió la Sagrada Familia durante su huida a Egipto. Desde el año 859 y hasta el siglo XII, los patriarcas coptos eran elegidos en este recinto.

La nave principal contiene doce columnas con capiteles en la parte superior. El altar ubicado al norte está cubierto por un pabellón abovedado, y destaca el baptisterio en el lado oeste. Desde el santuario sur se accede a la cripta.

La Iglesia de Santa Bárbara

Dedicada a una niña nacida en el siglo XIII, encarcelada y torturada hasta la muerte por resistirse a contraer matrimonio con el hombre que su padre había elegido para ella. El santuario central y el santuario ubicado en la parte posterior de la iglesia contienen sus reliquias. El primero de éstos alberga una gran pieza de madera sobre la cual han sido tallados paneles de marfil y escenas e inscripciones religiosas.

El Monasterio de San Mercurio

También llamado Deir Al Macarius o Deir Al Sayfain, consta de tres pequeñas iglesias. La Iglesia de San Mercurio, del siglo X, en la que destacan el presbiterio del lado sur, consagrado al Arcángel Rafael, el del norte, dedicado a la Virgen, y el del centro, en honor del propio San Mercurio. Junto a esta edificación se encuentra la Iglesia de San Shenute, o San Shanuda, cuyo santuario sur está dedicado al Arcángel Miguel y sobresale por su belleza. La tercera iglesia fue consagrada a la Virgen, y data del siglo VIII.

Las Mezquitas

Entre los muchos edificios notables que alberga Egipto, merecen una mención especial las monumentales mezquitas que salpican El Cairo, con su estilo y belleza particular.

La Mezquita Azul

Llamada en realidad Mezquita de Aqsunqur, fue construida por el emir Aqsunqur en los años 1346 y 1347. El turco Ibrahim Agha se encargó de su restauración, y decoró el interior del edificio con losetas azules de Damasco, convirtiéndola en un espacio de belleza insuperable, que no se puede dejar de visitar. Esta mezquita alberga las tumbas de varios personajes conocidos, entre los que se encuentra el mismo Aqsunqur, en un lugar privilegiado, delante del santuario.

La Mezquita de Al-Azhar

Construida entre los años 970 y 972 fue elegida como el lugar preferido por los estudiosos de la doctrina fatimí del Islam, y en 988 se transformó en una universidad en la que se enseñaba la lengua árabe, ciencias como la astronomía y las matemáticas, y el libro sagrado del Corán. Hoy, constituye la universidad más grande del mundo árabe, y visitarla es ingresar en un mundo de sabiduría y tradición que sintetiza todo un modo de vida.

La Mezquita del Sultán Hassan

Otro importante monumento islámico que comenzó a construirse bajo sus órdenes, el Sultán Hassan, en 1356, y tardó siete años en ser finalizada. El sultán no pudo ver su obra, ya que fue asesinado en 1361. El carácter particular de este edificio lo constituye la procedencia de los materiales que se emplearon en su construcción: la gran mayoría pertenece a las pirámides de Giza. La leyenda cuenta que el sultán envió a cortar las manos del arquitecto que la diseñó, para que no pudiera proyectar nada parecido en el futuro.

La Mezquita de Rifai

Se encuentra justo enfrente de la Mezquita del Sultán Hassan. Su construcción comenzó cinco siglos después de la anterior, en 1869, aunque el estricto conservadurismo de la arquitectura islámica casi no deja ver las diferencias. Fue finalizada en 1912 debido a algunos problemas financieros, y es el lugar de reposo de los restos del rey Fuad y su madre, y el último Sha de Irán, Mohammed Pahlevi. Otro histórico lugar para visitar en este viaje.

La Ciudadela de Saladino

Construida en el siglo XII, la Ciudadela de Saladino es un lugar con un pasado cargado de acontecimientos históricos trascendentales para el devenir actual de Egipto. Importantes monumentos El Cairo se encuentran dentro de sus muros, y su magnífica ubicación la convierten en uno de los paseos más maravillosos y amenos de la ciudad.

Para proteger la ciudad, Saladino ordenó la construcción de una ciudadela en las montañas de Al Moqattan que sirviera como fortaleza de la residencia real. La edificación comenzó en 1176. El interior de la ciudadela alberga hermosas mezquitas. Entre ellas, destaca la Mezquita del Sultán Hassan, monumento que se encuentra en la ladera occidental, cerca de la entrada principal de la fortificación. En la parte sur están los palacios y los establos.

Recomendar

Viajes.net El Cairo

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3332 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados