Gran Piramide de Giza

Viajes El Cairo

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Gran Piramide de Giza

La necrópolis de Giza, en las afueras de El Cairo, en Egipto, tiene tres pirámides: Keops, Kefrén y Micerino. Estas pirámides son las más famosas de las más de cien que se encuentran en territorio egipcio y de otras cincuenta que están en el vecino Sudán.

Monumentos Elcairo La Gran Piramide de Giza es una construcción cuya inmensidad sólo puede ser comprendida en una visita presencial: inmensa por su tamaño, inmensa por su historia, inmensa por el proyecto arquitectónico que le dio vida.

La pirámide de mayor dimensión de todo el mundo, Keops, fue el edificio más alto hasta el siglo XIX, cuando se construyó el primer rascacielos moderno. Tiene una altura de ciento cuarenta y cinco metros, lo que la convirtió en una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Esto es más plausible si se tiene en cuenta que las piedras usadas para construirla pesan más de dos toneladas. Más de dos millones de esas piedras fueron necesarias para conformar la pirámide. Originalmente, sus lados estaban recubiertos por bloques de piedra caliza pulidos, pero el recubrimiento se desprendió debido a un terremoto, a principios del siglo XIV. Medía ciento cuarenta y seis metros en su época de esplendor, con una media de doscientos treinta metros por lado.

El Faraón Keops perteneció a la Cuarta Dinastía, alrededor del año 2560 a.C., por lo que la pirámide data de hace unos cuatro mil quinientos años aproximadamente. Se cree que fue construida, según las costumbres egipcias, para albergar los restos del faraón una vez que éste iniciara su viaje a la nueva vida.

Interior de la Gran Pirámide

En su interior, la pirámide alberga dos cámaras: la Cámara del Rey y la Cámara de la Reina. En el subsuelo, se encuentra la Cámara del Caos. A ellas tres y a la Gran Galería se accedía por un pasaje descendente que las comunicaba.

La Gran Galería es un gran pasaje ascendente de unos cuarenta y siete metros de longitud y ocho metros de altura. Las paredes de la Gran Galería son planas hasta una altura de dos metros y, a partir de ahí, escalonadas, conformando una bóveda por aproximación de las hiladas.

La Cámara del Rey está conformada por losas de granito y es de planta rectangular, paredes y techo lisos, sin decoración, y únicamente contiene un sarcófago vacío de granito, sin inscripciones, depositado allí durante la construcción de la pirámide, puesto que es más ancho que los pasadizos. Sobre el techo se encuentran las llamadas cámaras de descarga, y la más alta dispone su techo con grandes bloques inclinados, a dos aguas, para desviar la gran presión que ejercen los bloques superiores de la pirámide, evitando que recayese todo el peso sobre la Cámara Real. Se accede a ella por un pasaje horizontal que parte del final de la Gran Galería.

La Cámara de la Reina, así llamada aunque nunca allí se encontró una reina, está situada casi en el centro de la Gran Piramide de Giza de El Cairo. Tiene acceso mediante un pasaje horizontal, que comunica con la zona inferior de la Gran Galería, inicialmente oculto por las losas del pavimento. Es de planta rectangular, paredes lisas, sin decoración, con un nicho, y techo inclinado, a dos aguas.

La Cámara del Caos, excavada en el subsuelo, es de planta rectangular, con suelo irregular, paredes y techo planos. Contiene dos habitáculos, a modo de sarcófagos, un pozo y una pequeña galería. Se accede a ella por un pasaje descendente, que es la prolongación del primer pasillo de la pirámide. También esta comunicado con la Gran Galería mediante un angosto túnel, casi vertical, perforado en los bloques.

Los canales de ventilación, de cada cámara real parten dos angostos conductos inclinados, en las paredes norte y sur, llamados canales de ventilación, pues ese es su uso actual, ventilar mediante impulsores eléctricos. Se desconoce su función original pues los de la Cámara de la Reina no comunicaban con el interior en su último tramo, ya que estaban tapados por las grandes losas graníticas del revestimiento de los muros. Los de la Cámara del Rey fueron descubiertos por R. Howard Vyse, y los de la Cámara de la Reina por W. Dixon.

Los conquistadores árabes intentaron saquear los tesoros de estos grandes monumentos El Cairo, sabiendo de antemano que era costumbre enterrar a los faraones con todas sus joyas, pero al llegar a lo que entendieron como el centro de la pirámide, bajo la estructura edilicia, sólo hallaron cámaras vacías. Esto permite dos posibles conclusiones: o existieron saqueadores de tumbas que precedieron a los árabes y vaciaron las cámaras, o la momia de Keops y todos sus tesoros aún permanecen en alguna cámara insondable, dentro o debajo de la Gran Pirámide que lleva su nombre.

Las tres puertas secretas que se descubrieron en la Pirámide de Keops, en el año 2002 y que hasta entonces habían permanecido ocultas siguen siendo estudiadas por equipos de arqueólogos y sofisticados equipos.

La Barca Solar

En 1954 se encontró, enterrada en un foso, próximo al lado sur de la pirámide, una Barca Solar que estaba desmontada; se tardó catorce años en reconstruirla y se exhibe en una gran sala erigida sobre el foso. Esta barca formaba parte importante del ritual funerario, ya que sería la encargada de llevar a Jufu (Keops) en su viaje a través del más allá. Se tiene conocimiento de otra barca, pero por precaución y para evitar su deterioro no ha sido extraída todavía. En la visita a El Cairo no hay que dejar de visitar la Barca Solar como complemento de la visita a las Gran Pirámide de Giza.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.1 / 10

49 votos

5449 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados