Museos El Cairo

Viajes El Cairo

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Museos de El Cairo

En ellos se encuentra preservado todo el legado de la cultura egipcia, su evolución y su presente. Allí nos podemos asombrar de la avanzada civilización que ya existía en estas tierras miles de años atrás, así como su gran influencia en los siglos posteriores.

Museos NullDe todos los Museos El Cairo, el más destacado e imprescindible de visitar es el Museo Egipcio, uno de los museos más importantes y prestigiosos del mundo. Hay otros excelentes museos que explican la evolución histórica de este pueblo, como el Museo Copto, el Museo de Arte Islámico o el Museo de la Agricultura.

El Museo Egipcio

Es de obligada visita al viajar a El Cairo. En sus vitrinas, salas y almacenes se guarda miles de obras de grandísimo valor cultural. Más de ciento veinte mil piezas de las distintas épocas del Antiguo Egipto, ordenadas cronológicamente según el sentido de las agujas del reloj. Entre estas piezas expuestas se puede destacar algunas:

El gran tesoro de Tutankamon que incluye, además de famosísima máscara mortuoria del joven faraón, la impresionante caja de los canopos, joyería, figuras, tallas, el sarcófago policromado y demás enseres que lo acompañaron en su viaje al más allá. Su trono de oro, su mesa de juegos, pectorales de piedras preciosas, etc.

El sarcófago de Akenaton; la cabeza de la Reina Hatshepsut, hermosa escultura que refleja la belleza de la única mujer que llegó a ser faraón de su pueblo;. Los arqueros nubios, un conjunto de pequeñas esculturas de un batallón completo de guerreros del sur; La máscara de Thuya, tan bella como la de Tutankhamon, pero al no ser un rey, tiene menos seguidores. La colosas escultura de Tutmosis III, y objetos de su reinado como figuras de dioses, bracaletes y pendientes, canopos o vasos ceremoniales, etc.

Museo de Arte Islámico

En 1880 el Museo Nacional de Egipto, entonces ubicado en la ciudad de Gizeh, comenzó a coleccionar y a exhibir objetos de arte islámico, así como antigüedades preislámicas. En 1902 el Museo Nacional de Egipto se trasladó a El Cairo y, un año después, se fundó el Museo de Arte Islámico, independiente de aquel. Entonces le fueron transferidos miles de objetos que datan del periodo comprendido entre el 642, año en que el Islam se introdujo en Egipto, y 1879.

La temática de la mayor parte de las piezas que integran su colección, paneles de estuco, lápidas, tallas de madera, vidrieras, cerámicas, armas y libros, responde a la prohibición musulmana de representar seres humanos y animales. Sólo obras que datan de los siglos X, XI y XII no cumplen dicha restricción y reflejan la influencia de las tradiciones persas. El Museo de Arte Islámico dispone de un jardín con una fuente, una glorieta y varias esculturas de piedra. Comparte edificio con la Biblioteca Egipcia, célebre por albergar numerosos manuscritos de origen egipcio y persa.

Museo de la Agricultura

Uno de los emblemas mundialmente reconocidos de Egipto es sin dudas su estrecha relación con el río Nilo. Esto se debe a que la gran civilización antigua halló las posibilidades de su desarrollo en la agricultura que practicó en las fértiles tierras de sus márgenes.

El Museo de Agricultura hace justicia al importante rol que esta actividad jugó en el surgimiento y la expansión de la sociedad egipcia de antaño. En 1938, el Museo de Agricultura abrió sus puertas y así, se transformó en el primero de su tipo en todo el mundo. Diez salas, algunas de ellas ubicadas en edificios adicionales que fueron construidos en el mismo estilo que el palacio original, albergan exhibiciones verdaderamente fascinantes.

Una de las salas se conoce como el Museo del pan. Además de numerosos datos que rastrean la historia de este alimento básico de la cocina de todo el mundo, allí pueden observarse utensilios creados por los antiguos campesinos egipcios, que continuamente inventaban instrumentos para mejorar su producción. Otra de las salas, la Sala Árabe, se centra en la agricultura y el comercio beduinos. Su principal atracción son las estatuas realizadas a escala humana, de un realismo sorprendente.

El Museo Copto

Otro de los museos El Cairo de gran relevancia histórica y artística que hay que tener en cuenta para este viaje. Cuenta con una fantástica colección de arte copto de la época cristiana, entre los años 300 y 1000 de nuestra era. Telas, piezas de arquitectura, objetos de marfil, iconos, papiros, cerámicas, vidrio, maderas, metales y pinturas constituyen parte de su exposición, y las salas en las que se encuentra son también de una belleza admirable.

El Museo Copto se encuentra en un jardín en el interior de la antigua fortaleza romana de Babilonia. Fue fundado en 1910 y se trata del mayor museo del mundo en su género, con una impactante colección de aproximadamente dieciseismil piezas expuestas en orden cronológico en doce secciones diferentes. El edificio se divide en dos alas: el ala antigua y el ala nueva.

Destaca la exposición número diecisiete, que muestra objetos hallados en las excavaciones de Nubia, entre los años 1950 y 1960, entre ellos las famosas pinturas de la necrópolis de El Fayum. Todas las salas de exposición están bellamente decoradas con biombos de madera tallada y fuentes, y sus techos presentan admirables pinturas.

Museo de Arte Moderno

Se encuentra en un edificio de tres plantas dentro del complejo cultural Opera House, y la mayor parte de sus obras datan de principios del siglo XX. Desde el decenio de 1950 los artistas egipcios han evolucionado en tres direcciones principales: la interpretación de estilos académicos derivados de una inspiración neoclásica y egipcia, la adhesión a las tendencias de arte modernas como post-impresionismo, cubismo, surrealismo y expresionismo y la estética del arte popular, del folclore.

La planta baja tiene obras de los más conocidos artistas egipcios, entre otros están representados: Mohamed Owais, con su obra Retrato de un parado, realizada en 1989 cuando el paro era uno de los mayores problemas del país. Mohamed Sabry, con su representación de la Puerta Bab Zuweila; Gazebya Serry, con Bastet, un retrato abstracto de la diosa; Ingy Aflaton, con Maternidad y Zakana El Zieny, con Hunber, la imagen de un hambriento asomado a una lata de comida. En este museo se observa que el tema más tratado por los artistas egipcios es la representación de la vida cotidiana.

Museo de la Barca Solar

Uno de los museos de El Cairo más peculiares con una explicación muy mitológica. La Barca Solar es un elemento simbólico de la mitología egipcia, vinculado al ciclo diario del Sol, que para los egipcios de la antigüedad es comparable al ciclo de la vida y la muerte. Embarcándose en el viaje hacia un nuevo mundo, sus almas vivirían eternamente con la bendición de Ra, el dios del sol. El culto funerario quedó marcado por este mito; parte de su ritual consistía en atravesar el río Nilo con el difunto, en barcas semejantes a las de Ra.

Una de las barcas más conocidas es la de Keops, un navío ritual de proporciones considerables que fue enterrado en un foso, en Giza, a los pies de la Gran Pirámide, alrededor de 2500 a.C. Se estima que fue construida para Keops, y fue descubierta en 1954, en perfecto estado por Kamal el-Mallakh. Algunos signos en la madera de cedro con la que fue constituida indican que fue utilizada en el agua, a pesar de su carácter ceremonial, lo cual disparó la conjetura de que transportó el cuerpo embalsamado del faraón hasta Giza.

En total, cinco fosas de barcas solares fueron descubiertas junto a la Gran Pirámide de Keops, y otras cinco cerca de Kefrén. Una de las barcas, que había sido enterrada en mil doscientas veinticuatro partes separadas, fue reconstruida con todos sus aparejos, remos, cuerdas y cabina, y hoy se exhibe, desde 1982, en el museo que fue emplazado en el lugar exacto en el que se encontró, al sur de Keops.

Recomendar

Viajes.net El Cairo

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

2795 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados