Carnaval

Viajes La Habana

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Carnaval

Es la fiesta más popular y antigua de La Habana y se celebra en verano con sus habituales desfiles de coloridas carrozas y comparsas, variados espectáculos y áreas para bailar. El Malecón se convierte en el escenario de esta explosión de alegría y diversión.

Fiestas LahabanaComo cada año, los desfiles del Carnaval de La Habana abarcan un recorrido de más 1.600 metros a lo largo de la avenida de Malecón, su principal área, con la participación de más de cuatro mil participantes, entre ellos las orquestas más populares de la isla, así como carrozas y comparsas, encabezadas por la casi centenaria "'El Alacrán'', creada en 1908. Otras comparsas de larga tradición son La Jardinera, la Giraldilla de La Habana, Guaracheros de Regla o Los Marqueses de Atarés. Muchas de esas agrupaciones, que en ocasiones tienen su origen en barrios de la capital cubana, preparan su relevo en los más pequeños, para los cuales también hay lugar en los festejos del carnaval.

El comienzo de los festejos populares se marca todos los días a las nueve de la noche con la tradicional ceremonia del ''cañonazo'' en la antigua fortaleza colonial de San Carlos de la Cabaña, junto a la bahía de La Habana. Paralelamente, se celebra un carnaval infantil con sus grupos de comparsas y concursos de disfraces y artes plásticas. Payasos, magos, carrozas infantiles y golosinas llenan por un día el Malecón habanero. Para los mayores también se celebran competiciones de danzas en parejas, carteles alegóricos, música, conga, repertorio de comparsas, máscaras y muñecones y hay un jurado que elige las mejores presentaciones en cada categoría.

Los desfiles por el paseo del Malecón tienen asimismo entre los personajes mas demandados a los llamados "muñecones", enormes figuras que representan a los más diversos personajes, además de los faroleros, artistas que se integran al espectáculo portando aditamentos multicolores que hacen girar de forma continua. Para aquellos que por primera vez presencian el Carnaval de La Habana, la unión de elementos como el color, danzas tradicionales y ritmos criollos, en muchos casos acompañados del tambor y el agudo sonido de la corneta china, les crea un cúmulo de sensaciones difícil de olvidar, una auténtica experiencia.

Los carnavales constituyen una de más viejas tradiciones de Cuba, que tiene sus raíces en la época colonial durante las celebraciones del día del Corpus Christi y la Epifanía, cuando los negros esclavos organizaban danzas y marchas colectivas. Autorizados por sus amos españoles, los esclavos africanos disfrutaban algunos días de descanso una vez al año, además de que cada seis de enero o Día de Reyes se les permitía hacer cantos y danzas de sus tierras nativas. Según los registros históricos, la primera celebración de este tipo se realizó en esta ciudad el 24 de febrero de 1895.

Mientras los habaneros celebraban, alegres y bullangueros, su primer carnaval, en la oriental Baire, a unos setecientos kilómetros al este de La Habana, se hizo, ese mismo día, el llamado a la segunda guerra por la independencia de la isla, conocido como Grito de Baire. Desde entonces y hasta principios de los años sesenta del siglo pasado, estas festividades se realizaban en febrero, pero luego fueron transferidas al mes de julio, para marcar también el fin de la zafra azucarera.

En estos festejos, que se fueron extendiendo a todas las ciudades y los poblados de Cuba, era costumbre disfrazar a niños y adultos, yvisitar en cada esquina las tarimas donde se vendían raros y llamativos sombreros para la ocasión llamados "pachangas", así como dulces, juguetes, adornos artesanales y otros recuerdos.

Durante varias décadas, uno de los grandes atractivos del carnaval fue la elección de la "Reina" posteriormente llamada "Estrella" del Carnaval con sus seis damas o luceros, costumbre eliminada después porque, a decir de los organizadores, "subestimaba los principales valores y verdadera belleza de la mujer". La elección de la reina habanera era un acontecimiento que se trasmitía por televisión a todo el país.

Hoy el carnaval de La Habana sigue siendo motivo de alegría, una ocasión para salir a divertirse disfrutando de la música, los bailes, los muñecotes humanos o los puestos de golosinas y comidas típicas, y en especial la cerveza cubana, bien fría y el ron de la isla, todo junto al escenario natural que ofrece el Malecón.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7.75 / 10

4 votos

4546 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados