Parque Metropolitano

Viajes La Habana

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parque Metropolitano

Está considerado una selva tropical de alto valor paisajístico y única área dentro de la ciudad con la presencia de un bosque urbano que atraviesa los terrenos correspondientes a cuatro municipios de La Habana. Es un proyecto aún inacabado cuyo objetivo es descontaminar el río Almendares e implicar a los habitantes de la zona en el cuidado de la naturaleza, mientras disfrutan de ella.

Parques Lahabana El área correspondiente al Parque Metropolitano de La Habana se extiende por ambas márgenes del río Almendares y comprende aproximadamente siete kilómetros, con un tramo largo y estrecho desde la desembocadura hasta Puentes Grandes y un ensanchamiento posterior que se extiende hasta la avenida Boyeros y la calle 100. En estos momentos el Parque se percibe como una serie de espacios dispersos, cada uno con su personalidad propia. Por tal razón uno de los retos actuales consiste en lograr la necesaria unidad del conjunto.

Diversas iniciativas desde su creación y hasta la fecha de hoy, se pusieron en práctica para fomentar el amor a la naturaleza y el desarrollo de sus áreas, como la siembra de árboles, la creación de círculos de interés con los niños en los centros docentes habaneros, y en las industrias, proyectos comunitarios en los asentamientos poblacionales en las áreas internas y en las aledañas al parque, y otros ecológicos. Así surgió el Taller Terracota Almendares, que desarrolla producciones artesanales con materias primas propias del medio y el proyecto educativo Voces por la Naturaleza, con niños de varias locaciones de la ciudad.

El Parque cuenta con cuatro complejos recreativos: Parque Almendares, el Parque Forestal, los Jardines de la Tropical, y los Jardines de la Polar. Durante el verano se organizan recorridos por las diferentes áreas y en ellos se informa a los visitantes de los avances alcanzados en la recuperación de ese enclave natural, entre los que destaca el nivel de oxigenación cercano al 5 % logrado en el río Almendares que lo atraviesa, la reaparición de especies acuícolas y aves migratorias, y la reforestación de las franjas del afluente. Un anfiteatro en el Parque Almendares y un extenso programa de actividades para niños y adultos llena de vida este parque con actuaciones de títeres, música, magos, etc. También existe la posibilidad de alquilar una barquita en e río.

El Parque Metropolitano de La Habana ha sido pensado para el disfrute a través de recorridos peatonales que, por su extensión, pueden desarrollarse a lo largo de un día. Cuenta además con lugares de interés patrimonial como los restos de la presa El Husillo, los canales del Acueducto de Fernando VII o los Jardines de La Polar, entre otros.

Historia

La idea de crear un gran parque en las márgenes del río Almendares data de 1912 cuando sus riberas permanecían aún prácticamente despobladas. La idea fue retomada después en 1917 por el urbanista Camilo G. De Castro y tomó mayor fuerza al ser ratificada dentro de las acciones propuestas por el urbanista francés J. C. N. Forestier. Este urbanista y paisajista había sido invitado por el Ministerio de Obras Públicas para el asesoramiento en la urbanización de la ciudad y ,desde su primer viaje en 1925, al analizar la forma en que se había desarrollado la ciudad, sus accesos y su topografía, concibió un Gran Parque Nacional en las márgenes del río Almendares, como excelente pulmón verde dada su céntrica ubicación.

La propuesta de Forestier no pudo materializarse pero a lo largo de la década de los treinta, cuando ya la zona había quedado atrapada dentro de la ciudad, se lanzó la idea del Bosque de La Habana, para el cual se realizaron varios proyectos que contemplaban algunas de las proposiciones del urbanista francés, llevadas a la práctica de modo fragmentario. Durante los años cuarenta se construyó el Jardín Zoológico Nacional y se proyectó el Parque Forestal, que no se realizó. A finales de esa década varias fincas destinadas a esa empresa fueron parceladas y convertidas en repartos lo que provocó la airada protesta de muchos profesionales de la época que no fueron escuchadas.

En 1959, poco después del triunfo de la Revolución, se construyó el Parque Almendares junto al puente que lleva el mismo nombre. Esta construcción incluyó un parque de diversiones para niños, cafeterías y áreas para la celebración de fiestas, entre otras instalaciones que constituyeron una significativa animación de la ribera oeste del río en ese tramo. A lo largo de más de cuarenta años el Parque Almendares ha constituido un punto de esparcimiento para los habaneros.

Cuatro años más tarde, en 1963, se retomó la idea de crear un Parque con el nombre de Metropolitano, que fue contemplado en el Primer Plan Director de La Habana. Pero esta propuesta no tomó fuerza hasta 1990 cuando se autorizó la creación de la Unidad Presupuestada Gran Parque Metropolitano de La Habana. Desde esa fecha hasta el presente se han realizado un grupo de importantes obras entre las que se destacan el Complejo Deportivo Raúl Díaz Arguelles.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3155 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados