Arquitectura Nueva York

Viajes Nueva York

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Arquitectura en Nueva York

Nueva York es una ciudad donde lo fantástico coexiste con el pragmatismo del poder económico y esa contradicción es la que inspiró a arquitectos del mundo entero para crear bellos y grandes edificios, los espectaculares y característicos rascacielos, que motivan a viajar Nueva York a miles de personas cada año.

Arquitectura Nuevayork La arquitectura Nueva York concentra una amplia gama de corrientes estéticas en sus edificios, empezando por el estilo neogótico, el Art Decó, el postmodernismo, y finalizando con el modernismo. Además la nueva tendencia hacia los rascacielos ecológicos como el Nast Building es un claro ejemplo de concienciación con el Medio Ambiente en las construcciones.

La arquitectura ecológica se ha convertido en una prioridad para la renovación y el desarrollo metropolitano. A día de hoy, sólo un edificio ha conseguido el certificado de calidad ecológica, “Leed”, y es la Torre Hearst, contruida por el arquitecto Norman Foster sobre un histórico edficio art decó. El ochenta por ciento del metal utilizado para la construcción de sus cuarenta y seis pisos proviene de material reciclado.

El Ayuntamiento tiene otros muchos proyectos preparados para la ciudad, como la finalización del nuevo Trade Center, la incorporación de nuevas zonas verdes y más torres sostenibles en el nuevo Battery Park City y sobre las ruinas de Sheridan Expressway. Básicamente un nuevo proyecto de arquitectura urbana con un mayor respeto por la naturaleza y el desarrollo sostenible.

A Nueva York han emprendido viaje todos los arquitectos importantes del s. XX y han dejado su impronta en alguno de los cuatro mil quinientos rascacielos que pueblan la ciudad. Rodeada principalmente por agua, la densidad residencial de la ciudad y el alto valor del terreno en los distritos comerciales hizo que apareciese la más grande colección de edificios de oficinas y torres residenciales del mundo.

Nueva York tiene importantes edificios en un amplio rango de estilos arquitectónicos. Estos incluyen el edificio Woolworth, 1913, de estilo neogótico. En 1916 una resolución municipal marcó un mínimo espacio obligatorio entre los edificios y la línea de calle, con el fin de que el sol llegase a las calles. El diseño art decó del edificio Chrysler, 1930, refleja estos nuevos requerimientos. El edificio está considerado por muchos historiadores y arquitectos como el mejor de la ciudad, con su ornamentación distintiva, compuesta por águilas y una iluminación en forma de V. Por otro lado, un importante ejemplo del estilo internacional en los Estados Unidos es el edificio Seagram terminado en 1957.

Los grandes distritos residenciales de Nueva York, como Brooklyn, se definen por sus elegantes terrazas y petit hôtels conocidos tradicionalmente como brownstone por su característico revestimiento con arenisca marrón, que fueron construidos durante un rápido periodo de expansión que se dio entre 1870 y 1930. La piedra y el ladrillo se convirtieron en los materiales de construcción preferidos de la ciudad, tras las limitaciones que se impusieron en la construcción de casas de madera como consecuencia del gran incendio que tuvo lugar en 1835.

Un rasgo distintivo de la arquitectura en Nueva York es que muchos de los edificios de la ciudad tienen torres de agua montadas en los techos. En la década del 1800, la ciudad exigía su instalación en edificios de más de seis pisos para prevenir la necesidad de una presión de agua excesivamente alta, lo que reventaría las cañerías municipales.

Nueva York cuenta con tres distintas y bien diferenciadas series rascacielos repartidos en tres zonas de la ciudad: Downtown Brooklyn, Lower Manhattan, y Midtown Manhattan. En la actualidad se está creando un cuarto proyecto que será el de mayor importancia, reemplazando al World Trade Center, llamado Freedom Tower, y seguramente será el edificio más alto de todos los Estados Unidos.

La Gran metrópoli que es Nueva York está dividida en cinco grandes distritos, que, en origen eran poblaciones independientes, pero que en 1898 tuvieron la iniciativa de unificarse en un solo municipio: Manhattan, Brooklyn, el Bronx, Queens y Staten Island.

Manhattan

La Isla de las Colinas mide 21.5 kilómetros de largo y 3.7 de ancho y es el distrito más importante de los cinco que componen la ciudad. Se divide en tres sectores: Downtown, Midtown y Uptown.

El Downtown es la parte más antigua de Manhatam, y acoge el corazón financiero de la ciudad, Wall Street, con el New York Stock Exchange o la Bolsa de Nueva York. Además, en ella se encuentran los barrios más característicos de la ciudad, como Chinatown, Little Italy, Soho, Tribeca o Greenwich Village.

El Midtown es la parte más turística del distrito, y donde se encuentran la mayor parte de las atracciones de interés, tales como el Empire State Building, el Rockefeller Center o Broadway. Sus calles tienen la peculiaridad de estar dividas en forma de cuadrícula, y numeradas de sur a norte y de este a oeste, por lo que perderse en él es algo difícil. No obstante, en caso de que esto ocurra, siempre se puede acudir a la famosa Quinta Avenida, que divide la ciudad en dos sectores y a partir de la cual encontrar cualquier otra calle.

Por último, el Uptown es una parte de contrastes. En ella se pueden encontrar algunos de los museos más importantes de la ciudad, como el Museo de Arte Metropolitano, el Guggenheim o el Whitney. Pero también dos de los barrios más característicos de la ciudad: el Harlem, ocupado por ciudadanos de origen afroamericano, y el Spanish Harlem, ocupado por ciudadanos puertorriqueños.

Brooklyn

Famoso por el puente que lleva su nombre y que le une con Manhattan, Brooklyn es el distrito más poblado de Nueva York, y como tal, ofrece gran diversidad de barrios, cada uno con sus encantos propios. Entre estos cabe destacar Brooklyn Heights, que ofrece unas espectaculares vistas de Manhattan; Wiilamsburg, donde conviven distintas culturas y con gran cantidad de de galerías de arte y tiendas artesanales; o Flabush y Mindwood, donde se haya la mayor comunidad del mundo de judíos ortodoxos fuera de Israel. Además en este distrito se puede visitar el primer museo del mundo dedicado a niños, parques zoológicos, jardines botánicos y aquariums de gran interés.

Bronx

Situado en el norte de la ciudad, tiene fama de ser el distrito más peligroso de Nueva York, a pesar de que en realidad no es así, salvo la zona sur. Este distrito se caracteriza por sus parques, entre los que destaca el Wildlife Conservation Park, donde se encuentra el zoológico más grande de EE.UU.; o el Jardín Botánico de Nueva York, con cerca de cuarenta acres de bosque. Además, es la sede del equipo de béisbol de los New York Yankees, uno de los equipos más conocidos de la liga americana.

Queens

Bautizado así en honor a la reina Catherine de Braganza, Queens es el distrito más grande de la ciudad, pero la arquitectura Nueva York no se ve muy reflejada en este barrio pues está considerado como el dormitorio de la ciudad, ya que está ocupado en su mayoría por casas unifamiliares. No obstante, en él se pueden visitar gran variedad de museos, tanto de arte como de ciencia y tecnología, además de otras atracciones de interés: el estadio del equipo de béisbol de los New York Mets o el estadio nacional de tenis donde se celebra el US Open.

Staten Island

Para acceder a este distrito es necesario coger el Staten Island Ferry, que no sólo cuenta con las ventajas de que es gratuito y está disponible las 24 horas del día, sino que desde él se observan unas vistas increíbles de la arquitectura de Manhattan y de la Estatua de la Libertad. Muchos son los sitios que pueden visitar en Staten Island, pero destacan el Museo de Arte Tibetano Jacques Marchais, y el Museo Garibaldi - Meucci.

Recomendar

Viajes.net Nueva York

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

6799 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados