San Patricio

Viajes Nueva York

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Fiesta de San Patricio en Nueva York

El 17 de Marzo es el día de San Patricio, una de las fiestas más populares en todo el mundo. Su origen se sitúa en Irlanda, San Patricio es el patrón de Irlanda, pero Nueva York organiza uno de los desfiles más importantes, con unos dos millones de asistentes al evento.

Fiestas NuevayorkEl día de la fiesta de San Patricio en Nueva York la gente lo celebra llevando ropas de color verde, bebiendo cerveza Guiness o realizando otro tipo de actividades típicas de los irlandeses. Muchas otras ciudades en Estados Unidos hacen fiesta este día, Cleveland, Kansas City y Boston entre otras, pero la más importante en todo el país es la que se celebra en Nueva York.

La primera fiesta de San Patricio fue en 1766, cuando soldados irlandeses desfilaban por la ciudad, y en la actualidad más de ciento cincuenta mil personas repiten la marcha de los militares, por la Quinta Avenida, bordeando la Catedral de San Patricio, desde la que asiste al evento el obispo de Nueva York. En el desfile participan bandas musicales, el cuerpo de bomberos, sociedades de emigrantes así como grupos de militares y policías.

Originalmente, este desfile se organizaba hacia el sur de Manhattan, donde se encuentra la antigua catedral de San Patricio, hoy sólo parroquia, antes de la construcción de la actual catedral, a la altura de la calle 51. Las diferentes hermandades irlandesas presentes en la ciudad organizaban su propio desfile, que fueron unificados en uno en torno a la década de 1850.

Organizad por la Orden Antigua de los Hibernianos (Hibernia es el antiguo nombre dado a Irlanda por los romanos), el desfile de San Patricio ha traído también mucha controversia en la sociedad moderna. Recientemente la Asociación prohibió desfilar a grupos de gays y lesbianas. Por este motivo, alternativamente al desfile de San Patricio, se organizó también el desfile de Las Reinas, The Queens Parade que a partir de 2010 recibe el nombre de “St. Pats Parade For All”. Este desfile alternativo está abierto a todo aquel que quiera unirse a la fiesta.

La cerveza

Otra de las tradiciones de este acontecimiento es la cerveza, pues Irlanda es país de cerveza y si la fiesta de San Patricio es la fiesta de los irlandeses, no puede faltar esta bebida. Al anochecer, todos los bares y pubs de la ciudad se llenan de personas vestidas de verde, al igual que el Empire State Building cuya iluminación se torna verde esperanza para conmemorar la fiesta de San Patricio en Nueva York . La bebida que predomina es la cerveza, pero con una particularidad, la tradición marca que sea también de color verde. Los bares se encargan ese día de poner un colorante vegetal o crema de menta en ella para conseguir dicho color.

La fiesta irlandesa en Estados Unidos

Según un censo que se realizó en 1990, hay más de cuarenta millones de americanos de linaje irlandés. Muchos inmigrantes de Irlanda se trasladaron a los Estados Unidos a mitad del siglo XIX y se instalaron en poblaciones como Nueva York, Philadelphia y Boston. A pesar de la discriminación y de las dificultades, los irlandeses conservaron su religión católica y con ello las costumbres. Para los irlandeses, la elección en 1960 de John Fitzgerald Kennedy como presidente de los Estados Unidos fue un motivo de alegría y de orgullo, ya que era de linaje irlandés y católico. Muchas ciudades americanas convocan fiestas y desfiles y las personas se visten de verde, como símbolo del paisaje de Irlanda.

El Santo

San Patricio nació en la actual localidad escocesa de Killatrick, entre Dunbriton y Galsgow. Era de familia romano-británica de convicciones cristianas, su padre llamado Calfurnio era diácono y su abuelo sacerdote. La fecha de nacimiento se suele situar entre los años 377 y 385. Todas las fuentes coinciden en que cuando San Patricio tenía 16 años fue apresado por unos piratas irlandeses que lo tomaron como esclavo junto a otros prisioneros. San Patricio fue llevado a Irlanda y allí fue comprado por un ganadero que le destinó al pasto de ovejas y al cuidado de montes y bosques.

Durante todo este tiempo entró en él una auténtica devoción hacia Jesús, dedicando muchas horas a la oración. Al cabo de cinco o seis años consiguió escapar en un barco que se dirigía a Italia. Allí se ordenó sacerdote y entró en contacto con San Germán que le enseñó todo lo necesario para evangelizar. En el año 432 fue ordenado obispo de Irlanda, un cargo difícil, si se tiene en cuenta que el cristianismo en aquella nación se desconocía. San Patricio empezó a crear comunidades cristianas por todo el país y predicando el Evangelio a todo aquél que lo quería escuchar, cristianizó esas tierras, explicando la Santísima Trinidad con un trébol. Levantó iglesias, fundó diócesis, bautizó, ordenó sacerdotes... en definitiva, fue un auténtico misionero.

Cabe mencionar, que en aquella época, Irlanda estaba dividida en un gran número de tribus que formaban diferentes estados. Tuvo que pedir el permiso del jefe, rey, de cada territorio para su evangelización y para convencerlos no escatimaba en regalos, el dinero de los cuales procedía de su propia fortuna familiar.

Si se visita Nueva York en marzo no hay que perderse el desfile de San Patricio, pues el ambiente es muy singular y digno de verse.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.1 / 10

39 votos

5664 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados