Central Park

Viajes Nueva York

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Central Park

Fue diseñado en 1859 encima de un solar donde convivían canteras, granjas de cerdos, lodazales y chabolas de inmigrantes, hicieron falta diez millones de carretas de piedra y tierra para darle la apariencia “natural” que tiene hoy en día.

Museos Nuevayork(newyork)Central Park mide trescientas cuarenta hectáreas, y es un conjunto de colinas, lagos, praderas, invernaderos y jardines de flores en donde hay sembrados más de medio millón de árboles y arbustos. En el parque hay treinta puentes a lo largo de los noventa y tres kilómetros de senderos peatonales que lo recorren. Dispone de zonas de juegos, pista de patinaje sobre hielo, campos de tenis, canchas de béisbol y fútbol; en fin, un espacio enorme para disfrutar de la naturaleza en medio de Nueva York

Es aconsejable comenzar el viaje a Central Park en el Centro de Visitantes, ubicado en un bonito edificio de piedra natural llamado: The Dairy donde se puede conseguir un mapa y una guía del parque.

Entre las numerosas fuentes, estatuas, monumentos y rincones pintorescos del parque destacan algunos lugares, no sólo por su valía sino por su amplia difusión mundial a través de la literatura y el cine americanos:

Zoo de Central Park (Central Park Wildlife Center): Reabierto en 1988, presenta más de 130 especies animales en tres zonas climáticas: tropical, ártica y costa californiana. Es especialmente interesante en los viajes a Nueva York con niños.

Belvedere Castle: Fue construido en 1869 y es utilizado desde entonces como Observatorio Meteorológico. Está situado sobre el punto más alto del Central Park de Nueva York, desde allí se pueden ver las mejores vistas del parque. En su interior se encuentra el Centro de Aprendizaje, donde se ilustra a los visitantes sobre la vida salvaje del parque.

Reservoir: Nombrada “Embalse de Jacqueline Kennedy Onassis” en 1994 es el lago más grande del parque y el sitio favorito de los turistas para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Delacorte Theater: En 1959 Joseph Papp pidió a la Ciudad de Nueva York la construcción de un anfiteatro permanente al aire libre para ser utilizado en las representaciones del "New York Shakespeare Festival". Tres años más tarde, Papp inauguró el Teatro Delacorte, con capacidad para 2.000 personas.

Strawberry Fields: En recuerdo de John Lennon. Fue su esposa, Yoko Ono quien hizo restaurar esta zona del parque, pues era la vista preferida de John desde el balcón de su casa. En Strawberry Fields hay una placa de bronce con la lista de los 121 países que respaldan este lugar como el “Jardín de la Paz”.

Conservatory Water: Más conocido como el estanque de los botes. En este lago artificial se pueden apreciar regatas de pequeños veleros a control remoto realizadas entre los miembros del Club de Yates. En el entorno de este lago hay dos importantes esculturas, Alicia en País de las Maravillas, al norte; y la estatua de Hans Crhistian Andersen, al oeste.

Conservatoty Gardent: Tres elegantes jardines con cientos de árboles y arbustos en flor a los que se accede a través de las puertas Vanderbilt.

Loeb Boathouse: La estructura original de estilo victoriano se incendió y, en 1950, se construyó el edificio actual. Cuenta con un restaurante y un servicio de alquiler de botes y la posibilidad de viajar por el lago en una auténtica góndola veneciana.

Terraza y Fuente de Bethesda: Es el corazón arquitectónico del parque. La fuente se inauguró en 1873 y la estatua del Angel de las Aguas en 1842, coincidiendo con la apertura del acueducto que canalizó la traída de agua a la ciudad de Nueva York.

Carrusel: Instalado en 1871, cuando una mula ciega y un caballo lo hacían funcionar. Posee alguno de los mejores caballos esculpidos a mano de Estados Unidos.

Historia

En 1853, el Estado de Nueva York aprobó una ley designando un terreno en medio de Manhattan para un gran parque público, el primero de los parques Nueva York.

Fue diseñado por Olmsted y Vaux en 1858 como un lugar donde las personas de todas las razas y clases sociales podrían mezclarse, demostrando así el espíritu cosmopolita de los ciudadanos neoyorkinos, tan acostumbrados a recibir a gentes llegadas de largos viajes.

De un terreno sin árboles, rocoso y pantanoso crearon un vergel urbano arbolado, una perfecta recreación de la naturaleza.

Las zonas norte y sur del parque fueron las primeras en acabarse y se abrieron al público en 1861, mientras que el resto del parque tardó dieciséis años más en terminarse. En su construcción se utilizaron diez millones de carretas de tierra para cubrir los pantanos y las rocas. Un sistema de drenaje subterráneo sirvió para crear estanques y lagos.

Si bien en la actualidad se encuentra en perfecto estado, durante la década de los 70 era lamentable, con árboles y jardines secos, edificios llenos de graffitis, estatuas y bancos rotos, y un alto índice de delincuencia. Para resolver esta situación, en 1980 se fundó la Comisión de Conservación del Central Park con el objetivo de poner en marcha un plan de restauración y conservación del parque.

Gracias a este plan, Central Park es actualmente uno de los parques más seguros del mundo. La consecuencia de todo este trabajo es que veinticinco millones de personas, entre ciudadanos de Nueva York y turistas disfrutan de las maravillas de este parque cada año.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.7 / 10

60 votos

6046 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados