Monumentos Seul

Viajes Seul

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monumentos de Seúl

Las civilizaciones orientales siempre se han caracterizado por dar una sensación de misterio, pero también de paz y tranquilidad. La verdad es que lo que más atrae a los turistas es que se trata de culturas y formas de vida muy diferentes a las de occidente. Más que nada por la influencia comercial que tienen, siempre se ha hecho hincapié principalmente en China, India y Japón, sin embargo, la cultura oriental no solo se reduce a estos tres países, si no que abarca mucho más de lo que siquiera imaginamos.

Monumentos SeulUn claro ejemplo de cultura rica y diferente es Seúl, la capital de Corea del Sur, ciudad que posee 22 millones de habitantes, y es la cuarta más poblada del mundo. Seúl posee un pasado histórico impresionante, así como también muchas otras atracciones que harán su paso por la ciudad una experiencia inolvidable. No obstante, en lo que a monumentos Seul se refiere, la ciudad tiene muchísimo que ofrecer, empezando por la colosal puerta “Seoul Namdaemun”, que antiguamente formaba parte de la muralla que rodeaba la ciudad cuando ésta se encontraba bajo el dominio de la Dinastía Joseon. Muchos otros monumentos históricos revelan los acontecimientos por los que ha pasado la ciudad y su gente, y son un claro retrato de las tradiciones y cultura de esta misteriosa parte del globo.

Entre algunos otros monumentos destacados de la ciudad se encuentran:

N Seoul Tower (Torre N de Seúl)

Esta enorme monumento o estructura fue inaugurado en 1975, y lleva abierto al publico desde 1980. Desde entonces se ha convertido en uno de los iconos de la ciudad, ya que es inconfundible desde cualquier punto de ella. La inmensa torre mide aproximadamente 360 metros de altura, y es uno de los principales monumentos de Seul , desde donde se pueden obtener las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Desde lo más alto de la torre se alcanza a ver un panorama de hasta 50 kilómetros de distancia, desde donde se puede apreciar el centro de la ciudad, los distritos más alejados, e incluso, si el clima lo permite, las montañas Yongmunsan de Yangpyeong en el este, el mar de Incheon hacia el oeste, la fortaleza Namhansanseong hacia el sur y las montañas Songaksan de Gaeseong hacia el norte. En la primera planta del observatorio se encuentra el magnifico restaurante giratorio Sky, donde podrá deleitarse con todo tipo de especialidades coreanas, como también occidentales. La segunda y tercera planta están habilitadas con binoculares, tiendas de regalos, exposiciones de fotografías, perfectas para los turistas que deseen llevar consigo un testimonio de esta gran oportunidad. En la quinta planta hay otro restaurante giratorio donde solo se sirve comida occidental e internacional, aunque los precios pueden resultar un poco más elevados. En general, todo el que visite esta torre quedará maravillado al casi poder tocar las nubes, y tener la posibilidad de apreciar tales vistas.

Palacio de Gyeongbok

Este hermoso palacio fue construido en 1395, durante el cuarto año de reinado del rey Taejo. El palacio llamado “Gyeongbok” o “palacio de la felicidad” fue construido como un tributo a la eterna felicidad y prosperidad de los reyes de Corea, sus hijos y la nación. Fue victima de un incendio durante la invasión japonesa en 1592, y fue dejado en ruinas hasta 1865, cuando se comienza su reconstrucción, durante el segundo año del reinado del Príncipe Regente Daewongun. Muchos de los edificios del palacio fueron derribados durante la colonización japonesa, sin embargo, en la década de los 90, el gobierno ordena un proyecto de restauración que ha logrado que, hoy en día, el palacio haya vuelto a su belleza original. El palacio esta abierto a todo el publico y es la mejor forma de entender la historia y cultura de Corea.

Templo de Bongeunsa

Originalmente llamado Templo de Gyeonseongsa, fue mandado a construir por el gran monje budista Yeonhoeguksa, en el décimo año del reinado del rey Wonseong, durante la Dinastía Silla (año 794 a.C.). Este templo, ubicado al este de la tumba del rey Seonjong, fue renombrado como Templo de Bongeunsa en 1498, cuando se decide ampliar el lugar y unirlo a la tumba real. El rey Myeongjong designa el monumento como templo principal en homenaje al rey Seonjong, y encomienda al monje Bou, hacerse cargo de promover el templo como único centro del renacimiento budista. Una de las atracciones más particulares de este templo es la original estructura de madera conocida como Seonbuldang. Por encima de esta estructura se encuentra un placa recordatoria con una inscripción de Kim Jeonghee, uno de los más grandes calígrafos de las historia de Corea.

Puerta Dongnimmun

Esta gran puerta es considerada uno de los monumentos Seul más importantes y emblemáticos de Corea, ya que fue construida en 1898 para celebrar la liberación e independencia de Corea. En la actualidad se encuentra ubicada en el parque de la Independencia, donde también se puede aprender la historia de la gente y los grandes esfuerzos que hicieron para liberar Corea de manos de los japoneses.

Recomendar

Viajes.net Seúl

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

2869 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados