Monumentos Jerusalen

Viajes Jerusalen

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monumentos Jerusalen

Jerusalén, es considerada una ciudad sagrada para las tres mayores religiones monoteístas, el judaísmo, el islam y el cristianismo. No es de extrañar que la mayor parte de los monumentos más llamativos de la ciudad sean construcciones religiosas.

Monumentos Jerusalen La espiritualidad es la característica más destacable de los monumentos Jerusalen. Así, para los musulmanes, el monumento más importante es el Domo de la Roca, el santuario construido alrededor de la roca en la que Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Ismael. Para los judios, se trata del Muro de las Lamentaciones, famoso en todo el mundo por ser la herencia del templo construido por Herodes sobre las ruinas del templo del rey Salomón. Para los cristianos, los edificios sagrados tienen que ver con la vida de Jesús, desde la Iglesia del Santo Sepulcro, pasando por la Basílica de Todas las Naciones y el Cenáculo.

Muro de las Lamentaciones

Es el lugar sagrado más importante para los judíos y se trata de los restos del Templo de Jerusalén, construido por Herodes en el año 20 a.C., y después destruido en el año 70 d.C. por los romanos, como había profetizado Daniel que ocurriría después de la venida del Mesías, conservándose sólo el muro situado entre las dos escalinatas de subida al templo. Entre las piedras del muro los judíos meten papeles con sus oraciones y plegarias.

Se dice que el nombre del Muro de las Lamentaciones viene del hecho de que el Emperador romano Tito dejó en pie el muro con el objetivo de que el pueblo judío se lamentara de que los romanos los habían vencido. Por otra parte, para los judíos, tomó el valor de una promesa hecha por Dios, por la cual siempre quedaría al menos una pequeña parte del templo, en representación y como símbolo de que su alianza con este pueblo se mantendría por siempre.

La Iglesia del Santo Sepulcro

Lugar de la Crucifixión, Muerte, Entierro y Resurrección de Jesús, motivo por el cual todos los peregrinos de esta ciudad santa hacen lo posible por visitar uno de los monumentos de Jerusalen más turísticos y el más sagrado símbolo de la cristiandad. Seis denominaciones cristianas están situadas dentro de la iglesia (Ortodoxa Griega, católicos, Armenios, Coptos, Etíopes y Sirios) y comparten el control del edificio. El emperador Constantino y su madre Helena fundaron la iglesia en el año 336, si bien ésta sufrió numerosos avatares y destrucciones.

La iglesia, ubicada en la Vía Dolorosa de la Ciudad Vieja de Jerusalén, alberga la Piedra de la Unción y el Calvario o Gólgota, considerado el lugar exacto de la crucifixión de Jesucristo. Se encuentra sobre el terreno de la tumba de Jesús, donde permaneció hasta después de la crucifixión y la resurrección, de ahí el nombre del templo. Es también conocido que cada año, y desde la época romana hasta nuestros días, durante la Pascua Ortodoxa en el templo ocurre la milagrosa convergencia de la gracia divina del fuego.

La Iglesia de Todas las Naciones (Gethsemane)

Localizada en el Monte de los Olivos, la iglesia de Gethsemane fue originalmente construida por los bizantinos en el año 379 sobre el lugar hecho santo por la oración de Jesús y agonía. La actual iglesia, considerada una de las más bellas de Jerusalén, fue construida de 1919-1924. Se le llamó la Iglesia de Todas las naciones considerando que dieciséis naciones contribuyeron a su construcción.

El jardín de Gethsemane descansa a los pies de el Monte de los Olivos. Actualmente luce como hace 20 siglos y dentro de él están algunos de los más antiguos olivos, El Jardín fue el lugar favorito de Jesús y es aquí donde venía frecuentemente para sus retiros y oraciones. Fue también aquí que, en su última noche, Jesús pasó la más penosa hora de su pasión.

El Cenáculo en el Monte Sion

El edificio es una estructura pequeña de dos pisos dentro de un gran complejo de edificios en la cima del Monte Sión. El piso superior fue construido por los franciscanos en el siglo XIV para conmemorar el lugar de la Ultima Cena. Es también identificado como la “Sala Superior" donde el Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles en Pentecostés.

La habitación del piso inferior, debajo del Cenáculo, contiene un cenotafio que desde el siglo XII es conocido como la Tumba del rey David, si bien el lugar que se menciona como la sepultura del rey estaba en la Ciudad de David en la ladera de Ofel.

Tumba de la Virgen María

La tumba descansa en la base del Monte de los Olivos a la derecha del camino. Este lugar es considerado como el lugar en el cual se supone esta enterrada la Virgen María. La iglesia fue reconstruida en el año 1130 y desde entonces ha sido compartida por los griegos, armenios, sirios, coptos y musulmanes. La actual entrada y fachada es del siglo XII, subiendo una escalera de cuarenta peldaños. La tumba es una cámara en el medio de la iglesia, excavada en la roca. La festividad más importante celebrada en la iglesia es la asunción de la Virgen Maria en el mes de Agosto. El sitio es venerado por musulmanes debido a que se dice que en su viaje Jerusalén, el profeta Mohammed visualizó una luz sobre la tumba de la Virgen Maria.

El Domo de la Roca

La mezquita de la Roca, año 692, ocupa un lugar único en la historia de la arquitectura islámica por ser el primer monumento musulmán de madurez estructural, decorativa y volumétrica. Ha heredado su perfección del talento de generaciones de constructores del Próximo Oriente. Construida como un santuario, el tercero del Islam (después de la Ka'ba de La Meca y de la mezquita del Profeta de Medina), fue encargada por el califa 'Abd al-Malik. El edificio recubre una roca desnuda que representa la cima del monte Moria, desde el que Mahoma, en una visión, realizó un viaje nocturno al cielo, y la rodea con un doble deambulatorio octogonal.

La Mezquita de Al-Aqsa

Localizada cerca del Domo de la Roca, esta mezquita de domo plateado también se mantiene como el tercer shrine más sagrado de los musulmanes. Originalmente construido entre los años 709 y 715 d.C. por el Califa Waleed Ben Abdul Malik, Al-Aqsa ha sido reconstruida al menos seis veces y muy poco de la mezquita original se conserva en la estructura actual, lo que no impide que sea uno de los monumentos Jerusalen mas visitados en el entorno musulman.

Torre de David

La Torre de David es actualmente el alminar de una Mezquita construida en el período Otomano encuadrando un par de torres, paredes, rampas y jardines por la entrada de la puerta de Jaffa. Vale la pena tomarse un tiempo para explorar el sitio. Se dice que Herodes construyó este monumento y todavía existen los restos de tres torres de esa época. El Mamluk reconstruido en el siglo XIV, donde el rey Bin-Qalawoon añadió una mezquita en 1310 y la fortificó. Otro alminar fue añadido a la mezquita en 1531 por el Sultán Suleiman el magnífico. Actualmente la ciudadela ha sido convertida en uno de los museos de Jerusalén.

Recomendar

Viajes.net Jerusalén

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

7979 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados