Arquitectura Tokio

Viajes Tokio

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Arquitectura de Tokio

En Tokio, una de las cuatro ciudades más grandes del mundo, y la más compleja a nivel urbanístico, abunda la nueva arquitectura. Esto se debe a que se reconstruyó tras los temblores y la guerra, que sigue cambiando sin freno y a su altísimo poder financiero.

Arquitectura Tokio(tokyo) La arquitectura Tokio encaró el siglo XXI con una fuerte política gubernamental orientada al desarrollo urbano: el New Urban Deal, que impulsara el ex primer ministro Keizo Obuchi. Pasada la crisis que siguió a la "burbuja económica", esa política replanteó el modelo de ciudad para los tokiotas. Y apuntó, sobre todo, a los complejos urbanos de usos múltiples, que pondrían fin a dos grandes deudas: el escasísimo espacio doméstico y urbano para la gente (once millones de ciudadanos, treinta, contando los suburbios) y el tiempo diario de viaje, que puede llegar hasta tres horas.

Sin embargo, en la burbuja de paz a la que esta capital silenciosa somete a los visitantes, la arquitectura, aún en sus versiones más efectistas, no excede visualmente el lugar de escenografía urbana. No invade ni molesta, ni siquiera en esa suerte de arquitectódromo que es la calle Omotesando, la calle más moderna, donde se ubican las grandes marcas, con numerosos edificios de autor levantados uno tjunto a otro, logran contrarrestar la potencia de un boulevard de azaleas.

Otra curiosidad de la arquitectura de Tokio son los contrastes en cuanto a las proporciones de los edificios. Del monumentalismo autoritario del complejo de Kenzo Tange para el Gobierno Metropolitano, en Shinjuku, se pasa sin intermedios, a las viviendas mínimas que se distribuyen en las callecitas de cada barrio, donde no sólo resultan acogedoras esas pequeñas proporciones, sino también los aromas y la atmósfera general.

Ese contraste entre zonas de densidad en altura, muy iluminadas, con las áreas bajas que las rodean, se puede observar desde miradores como el de la Torre Mori, que permite el fascinante juego de identificar los edificios, desde los más altos hasta los medianos, como si Tokio fuera una gran maqueta.

Lo que no se evidencia desde lo alto es una de las singularidades de Tokio: no hay un centro sino varios. Son distritos casi autónomos y temáticos, muy diversos: Ginza es el financiero, Akihabara el electrónico, Roppongi el cultural, Shinjuku el corporativo y de entretenimiento, Asakusa el tradicional, etc, en los que confluyen los veintitrés barrios o "ku". Y en este esquema arquitectónico, el centro simbólico es un agujero, el Palacio Imperial y los jardines que lo rodean.

Tokio parece un laboratorio de muestras arquitectónicas. Por la falta de espacio, hay miles y curiosos ejemplos de soluciones anónimas entre otros tantos de autor, como la Casa T, de Toyo Ito. Entre las viejas curiosidades, el polémico cuerno dorado de Stark. Ubicado en Azumabashi, frente al área tradicional de Asakusa, el Asahi Hall semeja un vaso de cerveza. En cuanto a novedades, una de las últimas es el National Arts Center de Tokio, concebido por Kisho Kurokawa, con su fachada ondulada de cristal y 48.000 m2, este volumen imponente es el mayor museo de la ciudad.

Un paseo por la elegante avenida Omotesando de Tokio permite admirar de golpe algunos de los edificios más impactantes de la arquitectura mundial, diseñados por figuras de renombre como el japonés Tadao Ando o los suizos Herzog & de Meuron. EFE Sus obras, construidas en acero, cristal, madera y hormigón, albergan tiendas de lujo como Prada, Tod's, Louis Vuitton o Dior en una competencia visual que se puede recorrer en apenas media hora, sin parangón con otras metrópolis. Uno de los edificios más admirados en este barrio de Minami Aoyama es el de Prada, creado entre 1999 y 2003 por Herzog & de Meuron y cuya forma en poliedro, brilla de día y de noche.

El Rainbow Bridge, que fue creado en el año 1993, es uno de los puentes mas modernos del mundo con las mas amplias tecnologías aplicadas sobre construcciones de última generación. Para su construcción se ha utilizado la base arquitectónica del puente de Brooklyn en New York, pero debido a su inestabilidad por su inmensa longitud fue necesario un doble cableado que hace de soporte y suspensión del mismo. Además cuenta con un sistema de subterráneos para comunicar con el aeropuerto internacional de Tokio. Otra de sus características es que está capacitado para soportar grandes maremotos.

El Foro Internacional de Tokio es un buen ejemplo de la arquitectura de Tokio más moderna. Diseñado por Rafael Viñoly, en 1989, esta colosal sala de doscientos veinticinco metros de largo hecha de vidrio, que se dice se asemeja a un esqueleto de ballena, es impactante para caminar a través de ella.

Para obtener las mejores vistas del horizonte de Tokio, varios edificios tienen observatorios abiertos al público. Como el Ayuntamiento de Tokio, en el corazón de los rascacielos del distrito Shinjuku, que ofrece las mejores vistas de 360 grados, y es un lugar a tener en cuenta al viajar Tokio. Otros interesantes lugares son el Fuji Televisión de Odiaba, el Bunkyo-ku Centro Cívico, el edificio Sumitomo, junto al Ayuntamiento, la Torre Ebisu Garden Place, el edificio Marunouchi, el St. Luke's Tower, la Torre de Tokio, el World Trade Center Building o el Edificio Sol.

Uno de los arquitectos japoneses más conocidos es Kenzo Tange, recientemente fallecido, cuyos Gimnasios Nacionales para las Olimpiadas de Tokio, 1964, acentúan el contraste y la mezcla de pilares y paredes, con azoteas amplias y evocadoras de la tomo-e, un antiguo símbolo heráldico formado por una voluta, con declaraciones dramáticas de la forma y el movimiento.

Tokio vuelve a la vanguardia de la arquitectura en el mundo con la enorme torre de radiodifusión, prevista para la finalización en 2011, la Tokio Sky Tree, en lo que fue la Empresa de Ferrocarriles Tobu, en Sumida Ward. Esto llevará allí las antenas de radio y televisión, que actualmente se encuentran en la parte superior de la Torre de Tokio, pues ésta se ha visto rodeada por otros edificios que causan muchos problemas con las señales de radio.

La arquitectura Tokio más tradicional tiene una gran historia como cualquier otro aspecto de la cultura japonesa. Aunque fuertemente influenciada por la arquitectura china, también nos enseña un número importante de diferencias y aspectos que podemos denominar como inequívocamente japoneses. Para la mayoría, aquellos edificios que han sobrevivido hasta nuestros días y muestran evidentes signos de arquitectura japonesa pre-moderna son, en general, castillos, templos budistas, y capillas Shinto.

Recomendar

Viajes.net Tokio

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

5514 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados