Parques Tokio

Viajes Tokio

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parques en Tokio

Los jardines japoneses son verdaderas creaciones artísticas. La combinación de plantas, agua, arena, roca celebra la belleza de la naturaleza de una forma artística perfectamente estructurada. Se pretende reproducir en un pequeño espacio los paisajes naturales japoneses.

Parques Tokio(tokyo) Los parques Tokio invitan a la meditación y al relajamiento. Estanques que simulan lagos, rocas que son islas o montañas, árboles modelados a lo largo de los años con precisas formas al igual que los bonsáis. Senderos que recorren los jardines y llevan hasta preciosas casas de té donde poder hacer un alto en nuestro viaje y contemplar la naturaleza miniaturizada.

La jardinería llegó a Japón en el siglo VI, junto con la cultura china y el budismo. La nobleza japonesa, los daymio, apadrinaron la construcción de jardines como una forma de refinamiento. Desde un punto de vista técnico se suele distinguir entre los jardines tsukiyama: jardin paisajista, con montañas artificiales y lagos; karesansui: de piedras con forma y posición precisa rodeadas por grava rastrillada que sugiere el mar y las olas y chaniwa: jardines dispuestos alrededor de una casa de té. En ocasiones se pueden apreciar varios estilos en un mismo jardín.

Es interesante visitar al, viajar Tokio, al menos alguno de los parques, porque si nunca se ha estado en un jardín japonés, será una grata sorprenderá. Se necesita como mínimo una hora para pasear por la extensión de estos jardines pero, si se dispone de más tiempo, hay que sentarte a descansar en algún punto del recorrido y apreciar los detalles de las formas de la naturaleza modelada.

Estos son algunos de los jardines japoneses más atractivos:

Koshikawa Korakuen

Está situado junto al Tokio Dome, con su gran cúpula blanca, donde se juegan partidos de Béisbol y el parque de atracciones de Korakuen. Es un jardín de siete hectáreas construido en 1629 por la familia Mito Tokugawa, como segunda residencia en Edo. Incorpora conceptos de la escuela confucionista Shunshunsui de la dinastía china Ming, como el puente de la Luna Llena o la reproducción del lago Seiko en China, (Hangzhou).

El segundo señor del clan, Mitsukuni, afirmó que los que ostentan el poder deben primero preocuparse de mantener el poder, y después disfrutar de él. El nombre de Korakuen significa “el jardin para disfrutar del poder”.

Se puede disfrutar de un agradable paseo por este hermoso jardín, alrededor del lago “Osensui”, con la isla de “Horaijima”, observar la media luna del arco del puente “Engetsu-kyo” y la Luna Llena en el reflejo del puente en las aguas del estanque.

Es accesible desde la línea de metro de Marunouchi , estación Korakuen o también desde JR Sobu, estación de Iidabashi entre otras opciones.

Rikugi-en

El nombre “riku”, que significa “seis” en japonés, se refiere a la poesía Waka inspirada en la poesía china, dividida en seis categorías. El jardín es un típico ejemplo de los jardines de la época de Edo y tiene una extensión de casi nueve hectáreas, con un lago central. Desde la entrada misma un sendero nos lleva alrededor del lago.

El camino conduce a un promontorio de treinta y cinco metros de altura desde donde se ofrece una espectacular vista del jardín. En la época Meiji el jardín pasó a pertenecer a la familia Iwasaki como segunda residencia, los fundadores de la corporación Mitsubishi, y en 1938 fue donado a la ciudad de Tokio.

El Rikugi-en se encuentra cerca de Ikebukuro (estación Komagome, línea JR Yamanote). Desde aquí, se puede tomar un autobús que llega hasta Ueno donde se puede visitar la residencia de la familia Iwasaki , “Kyu Iwasaki-tei-tei-en”

Hama-Rikyu

Es el jardín de los Shogun Tokugawa y se encuentra situado en Shiodome, entre los rascacielos y la bahía de Tokio. Es uno de los parques Tokio más espectaculares, pues dispone de doscientas cincuenta hectáreas de jardines y lagos sobre terrenos ganados al mar, y eso que comenzó a construirse en 1654 en tiempos del cuarto Shogun de la dinastía.

El jardín fue ampliado y desarrollado con el tiempo y ha permanecido básicamente con el mismo diseño desde la época del onceavo Shogun, también como Palacio de retiro de la familia imperial después de la restauración Meiji. El gran terremoto de Kanto de 1923 y los bombardeos de la II Guerra Mundial dañaron enormemente los jardines y edificios. En 1945 es cedido a la ciudad de Tokio y desde 1952 designado como lugar de interés cultural e histórico.

Destacan en los jardines, el estanque de Shioiri-no-ike, de aguas saladas tomadas de la bahía mediante exclusas que regulan los niveles según las mareas. En medio del estanque, un largo puente de madera de ciento dieciocho metros, “O-tsutai-bashi”, conecta con la isla de “Nakajima-no-ochaya” donde podemos disfrutar de una exquisita taza de té y dulces japoneses.

Hay un hermoso pino de trescientos años y un extenso y variado jardín de peonias con más de sesenta diferentes variedades e inigualables vistas de la bahía de Tokio y el puente Rainbow. Los cruceros o autobuses náuticos que cruzan la bahía hacia Odiaba y remontan el río Sumida también tienen parada en el Hama-Rikyu

Kyu Shiba-Rikyu

Muy cerca de Hama-Rikyu, el Kyu Shiva- Rikyu es otro ejemplo de jardines de la época de Edo, con una extensión de cuatro hectáreas y, al igual que este último, se construyó sobre terrenos ganados al mar, tomando aguas de la bahía, si bien hoy en día el gran estanque de “Sensui” es de agua dulce.

Dos islas principales, “Nakajima” y “Ushijima”, simbolizan ser islas en medio del océano. En el jardín se suceden colinas artificiales que invitan a la contemplación del paisaje, pero también desde el lado opuesto del estanque, sugieren una cadena de montañas al otro lado del lago.

Hay muchos más jardines y parques en Tokio . Jardines como Kiyosumi, Hihashi Gyoen, Palacio Imperial, Meiji Jingu Gaien, en los aledaños del santuario de Meiji Jingu. Y parques como el de Shinjuku Gyoen, un verdadero oasis en la zona de Shinjuku o los jardines de Mukojima Hyakkaen.

Además de los jardines, en Tokio existen cuatro parques nacionales: el Parque Nacional Chichibu-Tama, localizado en Nishitama, y que se extiende también sobre parte de las prefecturas de Yamanashi y Saitama. El Parque Nacional Meiji no Mori Takao, localizado alrededor del monte Takao, al sur de Hachioji. El Parque Nacional Fuji-Hakone-Izu, que incluye a las islas de Izu. Y por último, el Parque Nacional Ogasawara, que abarca las islas del mismo nombre, candidatas a ser Patrimonio de la Humanidad.

Recomendar

Viajes.net Tokio

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3742 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados