Singapur

viajes Singapur

Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Singapur

Singapur es una rica ciudad–estado asiática formada por una isla principal de tierras bajas, la isla de Singapur, y 58 de menor tamaño situadas en los límites de sus aguas jurisdiccionales. Este diminuto país consiguió hacer frente a su escasez de recursos naturales y se convirtió en uno de los principales gigantes económicos de Asia.

Visitar Singapur

Viajes Singapur Las zonas urbanas comprenden casi el 50% de la superficie terrestre, mientras que el 40% está ocupado por zonas verdes, embalses y plantaciones que hacen muy atractivos los viajes Singapur. La isla posee unas dimensiones de unos 42 km de este a oeste y 23 km de norte a sur en sus puntos más extremos. A pesar de que por toda su superficie existen zonas muy urbanizadas y con alta densidad de población, la principal área urbana se localiza en el sur, en las orillas del río Singapur. Hacia el norte del río, se localiza el distrito colonial, repleto de numerosos vestigios que recuerdan el gobierno británico.

Este pequeño país ha pasado rápidamente, de sus improvisados refugios de opio y embarcaciones recolectoras de perlas a las torres de vidrio y cemento, y de su húmeda imagen de calesas de dos ruedas a las maravillas de la técnica. Sin embargo, aún es posible evocar la época colonial bajo los lánguidos ventiladores instalados en el techo de hotel Raffles. Esta combinación de modernidad occidental y un rico pasado oriental y colonial convierte a Singapur en un atractivo destino asiático.

Pudo haber sido un tranquilo lugar atrasado si no hubiera sido por la intervención de Sir Stamford Raffles en 1819. En el siglo XVIII, los británicos se habían establecido primero en el estrecho de Malaca, actual Melaka, cuando la Compañía de las Indias Occidentales se propuso garantizar y proteger su línea comercial entre China y las colonias en India. Temiendo otro resurgimiento del expansionismo de los Países Bajos (que habían constituido la potencia comercial dominante en la región durante casi doscientos años), Raffles propuso un aumento de la presencia británica, que se le concedió de inmediato. Los emigrantes, atraídos por un puerto franco, acudieron a miles y se estableció una floreciente colonia con una base militar y naval.

El crecimiento de Singapur continuó durante el siglo XX, pero el estallido de la II Guerra Mundial metió a la colonia británica en la contienda sufriendo una terrible derrota frente a Japón que invadió la colonia en 1941. A pesar de todo, los británicos fueron bien recibidos una vez más tras la rendición de Japón en 1945, aunque ya no tenían garantizado el derecho a gobernar. Hacia la década de 1950, un pujante nacionalismo había favorecido la formación de algunos partidos políticos a medida que Singapur se iba encaminando poco a poco hacia el autogobierno. En 1963, Singapur formó una federación con Malaya (Malasia), aunque, las grandes desavenencias hicieron que en 1965 Singapur obtuviese su independencia para volver a convertirse en el país más rico de su zona.

Singapur posee un clima húmedo y caluroso todo el año, con una temperatura raras veces inferior a 20ºC, incluso por la noche, y que, a menudo, alcanza los 30ºC durante el día. El nivel de humedad se mantiene alto y ronda el 75%. La temporada húmeda de Singapur se prolonga de noviembre a enero, mientras que los meses comprendidos entre mayo y julio son los más secos, aunque ciertamente, no existen muchas diferencias climáticas de una a otra época, por lo que se puede viajar a Singapur en cualquier momento. Gracias a la proximidad de este país con el ecuador,  recibe un grado de insolación constante todo el año.

Lugares de interes en Singapur

Singapur ciudad: la zona céntrica de la ciudad  conserva el sello indeleble de Sir Stamford Raffles. Al desplazar el distrito financiero hacia el sur del río y situar el centro administrativo en la zona norte, Raffles creó el marco que perduraría como proyecto del Singapur central durante generaciones de gobierno colonial y los años republicanos de independencia. Entre los centros de interés, destacan: el palacio de la Emperatriz, una imponente construcción victoriana, erigida en 1845, que alberga la sede de un museo, galerías de arte y antigüedades y un restaurante de lujo; el extraño Padang, donde antaño se jugaban partidos de críquet bajo un sol abrasador; el hotel Raffles, una institución en Singapur que se ha convertido en sinónimo de lujo oriental; y numerosas iglesias imponentes como, por ejemplo, la catedral de San Andrés y la catedral del Buen Pastor.

El distrito de Chinatown, que constituye el núcleo cultural de Singapur y aún permite entrever imágenes de los viejos tiempos, con sus numerosos templos, sus terrazas decoradas y su frenética aglomeración de comerciantes, tiendas y actividad. Arab Street, el centro musulmán de Singapur; Little India, zona modesta, aunque colorista, repleta de tiendas pared a pared, aromas acres y música de películas indias. Orchard Road, donde predominan los hoteles de lujo y muy concurrida por la clase alta del país,  y por último Jurong Town, donde se encuentra el Haw Par Villa, un parque temático sobre la mitología china, el Parque Ornitológico de Jurong, los jardines chinos y japoneses y el Centro Científico de Singapur.

Isla Sentosa: destaca por ser la atracción más visitada del país, sobre todo los fines de semana. Cuenta con museos, acuarios, playas de arena importada, instalaciones deportivas, lugares para pasear, cabalgar y establecimientos de restauración. Si un día no le resulta suficiente para visitar todos los centros de interés de la zona y practicar todas las actividades, la isla dispone de zona de acampada, hostales y hoteles de lujo.

Changi Village: No existen muchos lugares en Singapur donde crezca vegetación virgen, pero algunos ofrecen una vía de escape para descansar del alboroto que reina en el distrito central. Changi Village, en la costa este, ya no posee casas kampong tradicionales, pero sí un ambiente de pueblo y, aunque la playa no sea exactamente un paraíso tropical, sí tiene la ventaja de encontrarse casi desierta en los días laborables.

Pulau Ubin: Changi Village resulta un buen punto de partida hacia la isla meridional de Pulau Ubin. Un bote que vende mercancías traslada a la isla a grupos de doce pasajeros; allí se puede disfrutar de playas tranquilas, ambiente de las aldeas kampong y marisquerías populares. El sabor rural y tranquilo de Pulau Ubin se encuentra totalmente alejado del bullicio cosmopolita del centro de Singapur. La isla resulta lo bastante pequeña como para recorrerla en bicicleta, el mejor medio para explorar las piscifactorías, templos sagrados, cocoteros y playas desiertas.

Islas del Sur: A pesar de que algunas de las islas más septentrionales constituyen centros industriales, existen unas pocas en emplazamientos muy aislados donde cabe la posibilidad de encontrar una playa tranquila. La islas Sisters resultan muy adecuadas para la práctica de la natación y, con sus arrecifes de coral cercanos, constituyen un lugar muy popular entre los submarinistas. Merece la pena visitar islas como Lazarus Island (Pulau Sakijang Palepah), Purau Buran Darat, Terumba Retan Laut y Pulau Renggit.

Reserva Natural Bukit Timah: Situada al norte, constituye la mayor zona de bosque ecuatorial. En el parque crecen más de ochocientas especies de plantas endémicas, entre las que se incluyen árboles gigantes, helechos y flores silvestres propias de la zona. Aquí también se pueden contemplar macacos de largas colas, lémures, pitones reticuladas, el drongo con cola de raqueta, y el águila pescadora blanca.

Moverse en Singapur

Un gran número de líneas aéreas dispone de vuelos al ultramoderno aeropuerto internacional Changi de Singapur, que en alguna ocasión ha sido incluido entre los mejores aeropuertos del mundo. Muchos visitantes de Singapur combinan su estancia con una visita a Malasia, que sólo se encuentra a un kilómetro de distancia por la carretera elevada que discurre sobre el Estrecho de Johor. Singapur cuenta con una extensa red de autobuses, con servicios frecuentes, así como un cómodo metro, conocido como Mass Rapid System. Existen oficinas de las principales compañías de alquiler de vehículos y cabe la posibilidad de fletar botes (sampanes motorizados) para realizar excursiones por el río Singapur.

Cultura en Singapur

A pesar de la rápida industrialización, la mayoría de habitantes de Singapur celebra las principales festividades propias de sus respectivas religiones. La variedad de cultos es reflejo directo de la diversidad de razas del país. Los singapureses de más edad son muy aficionados a la ópera china, una mezcla colorista de diálogo, música, canciones y baile. Constituye una antigua forma de teatro que alcanzó su máxima cota de popularidad durante la dinastía Ming, entre los siglos XIV y XVII.

Durante las festividades importantes como, por ejemplo, el Año Nuevo Chino, se celebran representaciones en la calle. La Danza del León, un baile espectacular y acrobático, se suele interpretar durante las festividades chinas. Entre otras artes interpretativas, se incluyen danzas indias y malayas; la liberalización también ha traído aparejada un aumento notable del teatro alternativo, aunque las compras constituyen el pilar de la cultura de Singapur

Comida en Singapur

Entre la oferta disponible, Singapur incluye comida china, india, malaya, indonesia y occidental. La cocina nonya es una variante local de la cocina china y malaya, que combina ingredientes chinos con especias locales como, por ejemplo, el limoncillo o la crema de coco. La popular sopa laksa, muy especiada y con el coco como ingrediente principal, constituye un clásico de la gastronomía nonya.Viajar Singapur resulta idoneo para descubrir frutas tropicales como el rambutan, el mangostán, el durión, el fruto del árbol del pan, el pomelo, la carambola, el zirzat, el buah duku, el chiku y el jeruk.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8 / 10

3 votos

1045 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados