Viena

viajes Viena

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Viena

Viena ha pasado a la historia como la ciudad de la música, los bailes y los cafés bohemios, como herencia de su reciente historia. En la actualidad, todavía sobrevive ese encanto típico de las ciudades culturales, que hacen que los viajes Viena merezcan la pena.

Visitar Viena

Viajes Viena(bundeslandwien)La capital de Austria, Viena, es una de las más culturales de todo el país. A ello ha contribuido la enorme herencia musical que han dejado artistas como Brahms, Strauss, Beethoven, Schubert, Haydn y Mozart. Eso la ha convertido en la capital de la música por excelencia, en especial durante el período barroco y que ha dejado en la actualidad huellas del genio de estos músicos que se deja ver en la importancia y fama de la orquesta filarmónica de la ciudad.

Además de esto, en los viajes Viena, es posible disfrutar de la excelente gastronomía austriaca de la que destacan especialmente los pasteles de cremas y las variedades de café, en algunas de las mejores cafeterías de la ciudad de un patente ambiente bohemio.

Históricamente, la ciudad cobró una relevancia especial durante el imperio austrohúngaro en el siglo XIX cuando Austria se unió a Hungría con la intención de hacer frente al creciente poder alemán. Es precisamente este el período de mayor esplendor de la ciudad, durante el reinado de Francisco José I, época que ha pasado a la historia como el momento de los valses vieneses, de la Opera Nacional de Viena y de los impresionantes carruajes circulando por las calles principales. Pero a finales del mismo siglo se dio una revolución intelectual sin precedentes, en la que se expusieron diversas teorías como las de Otto Bauer y su postura austromarxisma, comenzaría a suponer el declive del imperio, acelerado más tarde por la Primer Guerra Mundial. De estos años son algunos de los personajes más famosos de Viena , como Sigmund Freíd, Gustav Klimt o el artista Olbrich, quedando de estos dos últimos muchas muestras del período artístico de la Secesión Vienesa.

Viena presenta en su mayoría, un clima continental, influenciado por la proximidad de los Alpes y muy característico del valle del Danubio. La temperatura media de la ciudad es de 9,5°C, aunque oscilan con bastante frecuencia, por lo que conviene que en los viajes Viena se tengan en cuenta estas variaciones.

En general los inviernos suelen ser fríos, con heladas relativamente frecuentes y temperaturas próximas a los 0°C . En ocasiones incluso pueden llegar a los -25°C. En consonancia con este tipo de clima, los veranos se caracterizan por la suavidad y la humedad, que hace que no sean cálidos aunque en raras ocasiones llegan hasta los 35°C.

Cultura en Viena

Museos: El más famoso de los museos es el de Sisí, uno de los personajes más conocidos de la historia europea actual. Ubicado en el Palacio Imperial, su colección se ocupa principalmente de ofrecer comparaciones entre el mito y la realidad, espacialmente a través de los objetos personales de la emperatriz.

También dedicado a un personaje vienés muy famoso, el Museo Sigmund Freud se ha creado en la misma casa en que vivió y trabajó. En ella se encuentra todavía la sala de espera original, más algunas de las piezas y objetos utilizadas por él. Pero además, allí se organizan de forma regular conferencias sobre psicoanálisis, que los turistas pueden aprovechar en sus viajes a Viena .

No hay que perderse el museo Albertina en el centro de Viena y que posee una interesante colección de más de 65.000 dibujos y un millón de impresiones.

Monumentos: uno de los más visitados es el Monumento a Johann Strauss , dedicado al mayor violinista de todos los tiempos, y que fue realizado por Edmund Hellmer.

Pero sin duda, es el Palacio Belvedere el más famoso de todos los monumentos de la ciudad. Se trata de un edificio barroco en el que se alojaron muchos de los personajes importantes del país, especialmente de la dinastía Habsburgo.

También es interesante la Casa de la Música, ubicada en un antiguo palacio de los Habsburg y donde el fundador de la filarmónica de viene vivió durante algún tiempo.

Arquitectura: uno de los edificios más importantes de Viena es el de Secesión, consagrado al movimiento artístico conocido como modernismo de principios del siglo XX, este el pabellón de secesión de Viena proyectado por Olbrich es una de las muestras más importantes de nueva arquitectura de la ciudad que no conviene perderse en los viajes Viena .

Algo anterior es el Parlamento de Austria en esta misma ciudad, siendo uno de los mejores ejemplos del neoclasicismo austriaco de finales del siglo XIX.

Espectáculos: la Staatsoper, ópera estatal, es una de las más prestigiosas de Europa, haciendo honor a la mención de capital mundial de la música a Viena . En ella se celebra anualmente el baile de la ópera, además de organizar otros espectáculos dedicados sobre todo a esta disciplina del bell canto.

Moverse por Viena

La mejor manera de descubrir todos los encantos de la capital austriaca es haciendo uso de los medios de transporte público, que gracias a su eficiencia, permiten desplazarse rápidamente de un sitio a otro con comodidad y a un precio bastante económico.

Viena dispone de una red de metro muy adecuada que suele ser el transporte preferente tanto para los vieneses como para los turistas. No obstante, se recomienda a éstos últimos que hagan uso de l tranvía o de los autobuses para poder ver durante el trayecto la vida y movimiento de la ciudad.

Para desplazamientos algo más largos que incluyan poblaciones cercanas o zonas del extrarradio, lo más adecuado son los trenes de cercanía, que al igual que los anteriores cuentan con un precio de billete muy razonable.

Fiestas de Viena

El último fin de semana de mayo, se convoca todas los años un maratón de 42 kilómetros que recorre toda la ciudad de Viena . Su importancia es internacional y además de participar muchos corredores austriacos, también participan en ella deportistas llegados de otras partes del mundo.

En junio se celebra la Donauinselfest, una fiesta al aire libre y que es una de las más populares entre los turistas. De hecho, atrae a cerca de 3 millones de visitantes. Es una fiesta de la música en la que se montan alrededor de 19 escenarios desde los que tocan grupos variados de fama internacional que van desde el pop, el jazz, el hip-hop o el rock.

Comida en Viena

El plato de Viena más tradicional es el Wienerschnitzel, y que consiste en un gran escalope de cerdo empanado que suele llevar como acompañamiento una ensalada tibia de patatas.

La carne es el ingrediente principal de la mayoría de la cocina vienesa, y además del anterior, también es muy popular el Tafelspitz, carne de buey cocida con verduras y especias. La salsa de frutos tojos, es otro de los acompañamientos especiales, pero en este caso se suele hacer con la de caza del tipo del jabalí, el venado o el corzo.

En cuanto a los postres, la repostería es uno de los aspectos más destacados de la gastronomía vienesa, en especial la Sachertorte, una tarta de chocolate negro, con mermelada de albaricoque, uno de las delicias que no se pueden no probar en los viajes a Viena .

Recomendar

Viajes.net Viena

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.1 / 10

58 votos

11664 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados