Pekín o la ciudad del Norte

4 septiembre, 2008

Visita a la capital de los JJ.OO.

Por fin la aspiración china de celebrar unos Juegos Olímpicos se cumplió. La 29ª edición ha tenido su sede en la capital en Pekín o más bien Beijing, en la moderna trascripción fonética que prefieren las autoridades del país. Pekín significa literalmente Capital/Ciudad del Norte en contraposición a Nanjing/Nankín o capital del Sur. La celebración de los Juegos ha supuesto la modernización y transformación de grandes áreas de la ciudad pero la esencia de la capital asiática puede seguir disfrutándose si se persevera un poco. ¿Me acompañáis en el paseo?

La urbe de Pekín conserva en su desarrollo moderno su carácter concéntrico, dando lugar a un peculiar mapa el cuál se asemeja a un rectángulo de esquinas redondeadas. En el vértice, según la tradición china que consideraba al Emperador el centro de todo en al Tierra, se encuentra la Ciudad Prohibida, antigua residencia Imperial y sede del gobierno Chino hasta 1911. En la actualidad se la conoce como el Museo Palacio y es uno de los puntos más visitados por los millones de turistas tanto nacionales como extranjeros que recibe la ciudad. La entrada al recinto esta presidida por un gigantesco retrato del omnipresente Mao, que cuelga del bastión que guarda el acceso a la ciudad, una vez franqueado se pasa a una serie de patios  y explanadas que tienen por centro y vértice el Palacio de la Suprema Armonía, donde se puede observar el trono Imperial decorado con el característico color, exclusivo de los emperadores, amarillo

 

A ambos lados de los patios principales una docena de laberínticos pasillos conducen a distintas dependencias que ocupaban los siervos reales. Una nota muy curiosa de todas las edificaciones son las figuras de dragones que rematan las esquinas puntiagudas de los tejados. A los Dragones se les suponía una función de protección ante los malos espíritus que quisiesen penetrar en la casa, el número indicaba el rango de importancia del habitante de la dependencia. El pueblo Chino es un pueblo muy supersticioso y temeroso de los espíritus, en sus edificios no existen las plantas 4, 14….ni ninguna que contenga el número cuatro, ya que su pronunciación se asemeja mucho a la palabra “muerte”, por contra, todo lo referente al 8 lo consideran afortunado, de ahí que la ceremonia de apertura de los JJ.OO comenzase el día 8 del mes 8 del año 2008, a las 8:08.

Para los amantes del cine, será imposible no rememorar las escenas de la película de Bernardo Bertolucci “El último Emperador” durante la visita a la Ciudad Prohibida. Ésta es preferible realizarla en horas centrales del día cuando el público que la visita se reduce, es posible que el visitante europeo sienta cierto agobio con las riadas de excursiones de turistas nacionales que agrupados tras alguna bandera inundan todos los monumentos y espacios principales.

Justo al sur de la Ciudad Prohibida se encuentra la tristemente celebre Plaza de Tian’anmen, escenario de las revueltas estudiantiles de 1989 duramente disueltas por el gobierno chino. La plaza toma el nombre de la Puerta que conduce a la Ciudad Prohibida, literalmente Tian’anmen significa Puerta Celestial. Es la mayor plaza del mundo superando a la del Zócalo de Mexico DF o a la Plaza Roja de Moscú. Su fisonomía y dimensiones actuales son muy recientes, menos de 70 años, antes el espacio estuvo ocupado por distintos construcciones oficiales dedicadas a ministerios y oficinas incluso, en algunos momentos de la convulsa historia china tuvieron en este territorio sus cuarteles las tropas de ocupación de las potencias extranjeras. Su aspecto actual tiene cierto regusto soviético, con edificios como el Museo de Nacional de China y el Gran Palacio del Pueblo que flanquean ambos lados de la plaza. Sólo dos construcciones rompen llanura de la plaza, el Obelisco dedicado a los Héroes del Pueblo, que preside la plaza desde su centro, y el Mausoleo de Mao el cuál merece una visita aunque sea sólo para contemplar una porción del cuerpo del antiguo líder chino, a diferencia con la momia de Lenin, de Mao apenas se conservan el tronco y la cabeza.  Al sur, la puerta ceremonial Qiamen marca el fin de la plaza. Desde este punto y tras dejar a un lado la Estación de Ferrocarril se puede acceder a unos de los pocos barrios tradicionales que la ola de modernidad que ha recorrido la ciudad ha dejado en pie.

Hutong (Patio sería la traducción posible al castellano) es el termino que ha quedado para definir a los barrios tradicionales chinos, los cuales se componen de casas de una o dos alturas que se distribuyen en torno a un patio central. La palabra deriva del mongol y significaba literalmente “bien”, ya que los patios eran excavados y saneados antes de la edificación de la casa.  Es toda una experiencia entrar en uno de estos barrios, donde se puede encontrar lo más inverosímil, como por ejemplo uno de los restaurantes donde sirven el mejor pato laqueado al estilo pequinés de toda la Ciudad y que cuenta entre sus clientes con figuras políticas como ex-presidentes de EEUU y otros países. Es prácticamente imposible encontrar el lugar si no te lleva algún lugareño o expatriado.

Para moverse por Pekín lo más aconsejable es el Taxi, barato y rápido siempre que no haya atascos y se disponga de la dirección en caracteres chinos para mostrársela al conductor. Atención a los taxi pirata que son mucho más caros. El metro es todavía relativamente insuficiente aunque la grandes obras de infraestructura con motivo de los JJ.OO han ampliando su red. Uno de los grandes pasatiempos de los turistas que viajan a Pekín es ir de compras, existen verdaderos templos como el Mercado de la Seda, donde el español es una lengua franca. Atención principalmente con los productos tecnológicos ya que pueden existir grandes engaños, memorias de varios Gigas que en realidad sólo tienen unos pocos cientos de Megas. Es mucho más aconsejable dejarse engañar por las imitaciones de ropa de marca que son casi perfectas y tienen unos precios de risa. Mucha gente opta por comprar maletas que llena con lo adquirido en China

Para completar la visita al distrito central de Pekín no se debe dejar pasar el Templo del Cielo, declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El conjunto de eficios y parque esta situado también al sur de la plaza de Tiananmen y es uno de los lugares con más encanto de la ciudad. El tiempo en Pekín  es una loteria, la gran contaminación y las tormentas de arena provenientes del desierto del Gobi hacen que los días nublados ganen por mucho a los soleados. Los inviernos son severos y lo veranos muy humedos. La visita al Templo del Cielo cambia radicalmente en función de la caprichosa meteorología, a la cuál estaba consagrado el propio templo. Bajo la boveda del edificio principal los emperadores desde la dinastía Ming rezaban en el altar del “Salón de la Oración por la Buena Cosecha” por una climatología favorable.

En los alrededores de la ciudad se encuentran disntintas construciones y espacios que pueden ser objeto de alguna excursión. Quizas el que más atractivo resulta para el turista es el fastuoso Palacio de Verano, también incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO como uno de las piezas maestras del diseño chino de jardines. El palacio sufrió graves daños durante la invasión anglo-francesa de 1860, su reconstrucción dos decadas más tarde nos ha permtido disfrutar de uno de los ricones más encantadores de Pekín, con edificios imponentes rodeados de bosques y lagos.

La lista de monumentos, parques, edificios, museos es interminable. El Parque Beihai, el Templo de Yonghe que aloja la mayor representación de Buda hecha de una sóla pieza de madera, el Templo de Confucio, las Tumbas Ming, la Gran Muralla…todos estos sitios tienen más que merecida la preceptiva visita pero el tiempo del viajero siempre breve se debe administrar bien.

Para acabar el viaje a Pekín no hay  mejor colofón que un  espectáculo de acrobacias y malabarismos lleno de color y tradición en el Teatro Chaoyang.

Confío que os haya parecido interesante, dentro de poco volveremos a China para pasear por su Gran Muralla o visitar la Nueva York del S XXI, Sanghai…pero eso será en próximas aventuras, por ahora nada más

Un saludo

Marcus-Jose

Para saber más

http://es.wikipedia.org/wiki/Beijing

http://www.viajes.net/

http://www.dpm.org.cn/

http://www.ebeijing.gov.cn/

http://english.visitbeijing.com.cn/activities/places/98883.htm

Ver mapa más grande

Copyright Fotos: Jose Carlos Villena

    Escrito por .

    Tags: , , , , , , , , , ,

    Un Comentario en “Pekín o la ciudad del Norte”

    1. Tailynn says:

      You’ve really captured all the essentials in this sjuecbt area, haven’t you?

    Deja un Comentario