La misteriosa selva del Parque Nacional de Garajonay

6 noviembre, 2008

Proteger a este fenómeno de la naturaleza que representa el Parque Nacional de Garajonay, en la isla  de La Gomera, ha sido y es una de las principales tareas de Gobierno insular canario. No es fácil preservar esta maravilla que, aún hoy, encierra una belleza inusitada.

Sus preciados y húmedos bosques subtropicales, en los que la Laurisilva, es la especie arbórea por excelencia, (privilegio que comparte solo con las Islas de Madeira y Las Azores, y con el Parque de los Alcornocales, en Cádiz), han conformado un espacio de una riqueza y diversidad tal, que deja impresionado a quién lo visita.

La  importancia del Parque Nacional de Garajonay, teniendo en cuenta que sostiene a una vasta extensión de lo que se denomina ‘monteverde’, (una muestra de árboles de época terciaria y cuaternaria, de hoja perenne), y un rico muestrario de fauna, (casi mil invertebrados y otros animales autóctonos como sucede con dos tipos de palomas: rabiché y turqué), han obligado a las autoridades, más desde que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, a un especial cuidado.

Entre los peligros a los que se enfrenta esta inmensa formación arbórea, se encuentra la existencia de áreas degradadas, la invasión de especies exóticas, los incendios forestales y las especies amenazadas. Para suplir, en parte, estos riesgos, se establece la necesaria reconstrucción de los ecosistemas naturales mediante la plantación de especies autóctonas y la disminución progresiva de densidad de los pinares, distribuidos descontroladamente desde los años sesenta.

A pesar de todo ello, admirar monumentos naturales como Los Roques, enormes montículos de roca basáltica, que se erigen majestuosos desde cualquier punto de visión en el que nos encontremos, es todo un espectáculo.

Si bien,  la acción del hombre es, en su mayor parte culpable de la pérdida de masa forestal del planeta, todavía existen tesoros naturales, en los que se pueden contemplar formaciones arbóreas cercanas a su naturaleza original, como es el caso del Parque Nacional de Garajonay.

Vía | Red de Parques Nacionales
Más información | Leyenda de Gara y Jonay

    Tags: ,

    Deja un Comentario