La plaza más vieja de París

26 febrero, 2009
Fotografía: JoetheLion

Fotografía: JoetheLion

La primera plaza con la que contó la romántica París es la de los Vogos. Fue construida por orden de Enrique IV donde una vez estaba el Hôtel des Tournelles y sus jardines (donde Enrique II fue herido y murió y que fue demolido por orden de Catalina de Medicis). Se inauguró en el año 1612 con una grande fiesta para celebrar la unión entre Luis XIII y Ana de Austria.  

La plaza mide 140 x 140 metros y en cada uno de sus cuatro lados se situan 9 casas, todas con la misma estructura muy preciosa y elaborada, en la parte baja presentan arcadas. En los lados norte y sur encontramos los así llamados pabellones del rey y de la reina, estos sobresalen hacia la plaza donde encontramos un jardín con cuatro fuentes y una estatua ecuestre dedicada a Luis XIII.

Fotografía: Spone

Fotografía: Spone

Inicialmente se llamaba Place Royale y enseguida se convirtió en residencia de aristócratas, como el Cardenal Richelieu, la escritora Madame de Sévigné y el escritor Victor Hugo (su casa se conserva como museo).

Actualmente se encuentra en el barrio Le Marais, uno de los más cosmopolitas del viejo continente donde reside la población judía más importante de Europa, además que gays y estilistas. Encontramos las boutiques más a la moda de París, restaurantes, negocios, discotecas, cabarets y varios museos.

Vía| Wikipedia

    Escrito por .

    Tags: , ,

    2 Comentarios en “La plaza más vieja de París”

    1. Helen Maran. says:

      que lugar emblematico frances elegiste, bello lellisima la nota, la he disfrutado ,el blog es una maravilla, te sigo en bitacoras, y te he votado, te envio un gran abrazo de luz y estamos en contacto ,desde israel helen.

    2. Lady_Anna says:

      Muchisimas gracias “querida hermana”, es un placer saber que lo que escribo interesa a las personas y que de alguna manera soy útil en este pequeño/grande mundo. Yo estuve en Israel hace muchos años.

      Un abrazo de luz es lo que necesitaba justo en este momento, digamos más un rayo azul (se que entiendes lo que digo).

      Así que te lo devuelvo con grande amor para que se convierta en luz todavía más grande.

      Te escribo en tu blog para decirte una cosa.

    Deja un Comentario