El Museo de Miniaturas de Hamburgo

30 marzo, 2009

Habían una vez dos gemelos que se llamaban Frederik y Gerrit que vivían en la ciudad alemana de Hamburgo. Los dos gemelos amaban las miniaturas, en particular modo las reproducciones de trenes y siguiendo su grande pasión decidieron abrir en el año 2001 un museo en un ex almacén de Hamburgo, al lado de las orillas del río Elba. 

Año tras año iban añadiendo piezas al museo, hasta que se convirtió en un lugar muy grande y muy famoso, de hecho en el año 2008 alcanzó la cifra de un millón de visitadores.

Actualmente el museo es uno de los lugares más ambicionados por los turistas y cuenta con varias secciones que reproducen ditintos paisajes del mundo:  Alemania, Austria, Suiza, America, Escandinavia.

Lo más sensacional es sea la perfección de los detalles que la tecnología que tiene; el pequeño mundo, de hecho, está todo en movimiento (controlado por pantallas y ordenadores). Animales, casas, montañas, pistas de esquí, vehículos, aviones, barcos, personas…, parece de ver momentos de la realidad. Y cuando llega la noche todo se ilumina y quisieras volverte pequeñito para poder caminar por la maqueta, tan real parece, aunque con cuidado porque hay hasta ladrones. Además el museo tiene la maqueta de tren más grande del mundo (más de 10 km de vías de tren).

Ahora están trabajando para construir nuevas zonas y en un futuro no muy lejano podremos ver también reproducciones de Francia, Italia y de un aeropuerto.

El museo está abierto 365 días al año, pero la mejor cosa es reservar porque pueden haber períodos de gran flujo.

Web Oficial| miniatur-wunderland.com

    Escrito por .

    Tags: , ,

    5 Comentarios en “El Museo de Miniaturas de Hamburgo”

    1. Lola says:

      Guauu que pasadaaa, que maravilla seria poder ir a verlo
      graciass

    2. Lady_Anna says:

      Si es verdad, lo malo es que no se puede tocar y yo quisera jugar un poco 😉

    3. Sergio says:

      Acabo de volver de Hamburgo y el museo es sencillamente increíble, muy recomendado para grandes y pequeños. Tiene restaurante. Te puedes pegar todo el día allí mirando y mirando y volviendo a mirar. Tienes cientos de detalles que lo hacen muy especial.

    4. […] Por la noche, mientras cenamos en la pequeña cocina del departamento que nos ha prestado su primo por unos días, mi esposa diserta sobre el Museo de Miniaturas de Hamburgo. […]

    5. […] Hamburgo, un poco ciudad de río y más popular como ciudad de puerto, regala a aquellos que quieran descubrirla una multitud de sorpresas, incluso paisajísticas. Baste decir que el parque “Planten un Blomen” es uno de los más bellos de Alemania y, haciendo un pequeño crucero por el río Elba, en las orillas del río se encuentran los barrios que parecen una copia pequeña de las Cinco Tierras. […]

    Deja un Comentario