Monfragüe, reserva Mundial de la Biosfera

27 diciembre, 2009
Fotografía: cotallo-nonocot

Fotografía: cotallo-nonocot

Distinguir a cientos de metros de distancia si aquel punto de la lejanía es un águila perdicera o una culebrera, observar el vuelo del buitre leonado, contemplar especies en extinción, descubrir el nido de un ave rapaz… son mil y un motivos para planear una escapada a este privilegiado rincón de la provincia de Cáceres, declarado Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco y Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA).

En sus 18.000 hectáreas de extensión, cortadas por la mitad por el río Tajo y cubiertas por un mar de encinas, Monfragüe acoge la mayor colonia reproductora de buitre negro, fácil de contemplar porque instalan sus nidos en las copas de los árboles más altos del bosque; pero también la mayor concentración de águila imperial ibérica y una de las mayores colonias de cigüeña negra.

A lo largo de todo el parque existen varios puntos de observación, pero son los miradores del Salto del Gitano, la Portilla del Tiétar y La Tajadilla donde más se disfruta del fascinante espectáculo, como también en lo alto del Castillo.

Fotografía: cotallo-nonocot

Fotografía: cotallo-nonocot

Si la visita coincide con la Feria Internacional de Turismo Ornitológico (FIO), que se celebra en la pequeña localidad de Villareal de San Carlos antes de la llegada de la primavera, será una grata y enriquecedora experiencia contemplar las aves junto a ornitólogos y naturalistas de todo el mundo, pero si no es así, siempre queda el consuelo de dejarse llevar por los sentidos.


Más información| Parque Natural de Monfragüe
Para dormir| Hospedería de MonfragüeLa Posada de Amonaria, NH Palacio de Santa Marta, Posada Dos Orillas
Para comer|
Hospedería Parque de Monfragüe , Corral del Rey

    Tags: , , ,

    Un Comentario en “Monfragüe, reserva Mundial de la Biosfera”

    1. drago says:

      Sin duda Monfrague es un espacio único en el mundo, y como tal hay que preservarlo. Mi intención no es hacer política, pero la gestión de la actual directiva subyugada al omnipotente Tragsa está haciendo verdaderos destrozos, no hay nada más que ver las apariciones que este espacio tiene últimamente en los medios de comunicación. Estoy hablando de actuaciones en un medio natural protegido en el que no se tiene en cuenta las posibles repercusiones ambientales de dichos actos.
      Posiblemente sea un águila culebrera, porque la perdicera es más sensible y el último camino (ilegal) abierto pasaba al lado del nido de la única hembra que quedaba y seguramente se habrá ido.
      Una pena que por la desidia de la administración se pierda este enclave único.

    Deja un Comentario