Dinamarca

viajes Dinamarca

Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Dinamarca

Dinamarca es uno de los países europeos más famosos en parte por su capital, Copenhague y en parte por ser escenario de algunas obras importantes como Hamlet de Shakespeare o los cuentos de Hans Crhistian Andersen. Por todo ello, los viajes a Dinamarca no sólo están llenos de monumentos y museos interesantes, sino también de la magia de los cuentos infantiles.

Visitar Dinamarca

Viajes DinamarcaDinamarca es uno de los países que conforman Escandinavia. Su territorio está compuesto por un total de 443 islas, a excepción de la península de Jutlandia, que está unida a Alemania. De hecho, Dinamarca sólo tiene frontera con este país.

Su nombre deriva de la zona que separaba la región danesa del Imperio Carolingio durante los siglos VIII y IX, por lo que pasó a llamarse la marca de los daneses o Danmark.

Existen dos rutas recomendadas en los viajes Dinamarca:

Una de ellas se inicia en Selandia, en la que se visita entre otros lugares la ciudad de nacimiento de Hans Christian Andersen, Odense. La otra, se centra en la Península de Jutlandia, donde se pasa por Aarhus, donde se encuentra la universidad y en especial el Den Gamle By, el museo histórico al aire libre en el que hay una reconstrucción de una ciudad típicamente danesa.

Aunque la primera ruta es interesante, esta segunda es mucho más atractiva para los turistas e incluso, muchos dedican una semana entera a conocerla a fondo.

En este país el verano dispone de climas bastante suaves, de temperaturas agradables, especialmente en la zona de las Islas Feroe, en las que una corriente térmica cálida que circula por allí rebaja la severidad del clima típico.

En general se disfruta en Dinamarca de unas temperaturas de 3ºC en invierno, mientras que los veranos son fríos y húmedos con no demasiado sol. Por ello conviene que sea cual sea la época del año en la que se viaje hasta allí se lleve siempre ropa de abrigo.

Lugares de interés en Dinamarca

Sin duda, Copenhague es el primer lugar que visitan los turistas en los viajes Dinamarca. Como capital de este país, se trata de uno de los sitios de mayor oferta turística, además de la ciudad más grande y de más vida de toda Escandinavia. Está además repleta de museos, monumentos y rutas de interés por sus calles, lo que hace que nadie quiera perderse la oportunidad de conocerla cuando se recorre Dinamarca.

No obstante, hay otros muchos lugares que también conviene conocer en los viajes Dinamarca para formarse una idea más completa de este país:

  • Roskilde: en esta ciudad todavía son perceptibles las raíces vikingas de la zona, ya que fue durante mucho tiempo el lugar central de este estado. Aquí se construyó la primera iglesia cristiana en el siglo X. También es interesante la catedral románica en la que está la tumba de uno de los reyes daneses más emblemáticos del país, Christian IV. Más cerca a la historia reciente, es el festival de música que se celebra en esta ciudad desde 1971 y que viene a ser la versión europea del Woodstock.
  • Ribe: es la ciudad más antigua de Escandinavia, muy vinculada con el pasado vikingo de la región, como puede verse en su museo Vikinger donde se recrea un poblado de esta cultura.
  • Aarhus: es la segunda ciudad más importante tras Copenhague, y el centro cultural del país gracias en parte a que allí se encuentra la universidad. La ciudad vieja o Den Gamle By es una de las zonas más turísticas, añadiéndose a ella, un museo al aire libre en el que se encuentran hasta 75 casas de madera que fueron traídas de varios lugares del país y motadas allí.
  • Rungsted: su principal atracción turística es la mansión de Karen Blixen, quién escribió el libro "Lejos de África", que luego fue llevado al cine bajo el nombre de Memorias de África en 1985.
  • Helsinor: el castillo de Kronborg es uno de los lugares más visitados en los viajes a Dinamarca, ya que allí está ambientada la obra de Skakespeare, Hamlet. Es además una de las muestras más bellas del renacimiento escandinavo.
  • Odense: es famosa por ser la ciudad natal de Hans Cristian Andersen, al que se le dedica un museo en el que se puede recorrer su vida y obra, así como contemplar algunos de los objetos que le pertenecieron.

Estos son los lugares más recomendados y típicos de visitar en los viajes Dinamarca, aunque existen otros que tampoco conviene perderse como el pintoresco pueblo de Ebeltoft, el parque nacional del Rebild Bakker o Legoland, uno de los parques de atracciones más importantes de toda Dinamarca. Para los amantes de la naturaleza, les serán interesantes los acantilados de la isla de Mon, así como la costa escarpada y verde de las Islas Feroe.

Moverse por Dinamarca

El aeropuerto de Copenhague es el principal no sólo del país, sino de toda la zona del Norte de Europa. Desde aquí se mantienen comunicaciones con seis ciudades españolas, Madrid, Barcelona, Málaga, Palma de Mallorca, Las Palmas y Alicante.

Desde el aeropuerto existe un metro que los comunica con el centro de la ciudad, por lo que es el medio más utilizado por los turistas, a pesar de que también hay una línea de tren con una frecuencia de cuatro minutos.

Dentro de Dinamarca las distancias son cortas, con lo que no se suelen tomar aviones para desplazarse de un lugar a otro del país, aunque sean cubiertos por algunas compañías nacionales. De hecho, resulta más rentable hacer uso o bien de los transporte públicos o bien de los servicios de alquiler de coche, que además permiten una mayor flexibilidad de horario.

Fiestas de Dinamarca

Uno de los festivales más importantes del país es el Aarhus Festival. Se celebra todos los años en le mes de julio y en él, la protagonista es la música de jazz.

La Fastelavn es otra de las grandes celebraciones danesas, que se llevan dando desde que en el siglo XVI el país se convirtió al protestantismo. No obstante, tiene raíces paganas en la celebración de bienvenida del sol tras las fechas invernales. Se celebra en febrero, cuando los días comienzan a hacerse más largos. El gato negro es uno de los símbolos de esta fecha y en los primeros siglos de celebración era típico encerrar uno en una piñata y darle golpes hasta que la se abriera y el gato saliera corriendo como símbolo de la huida de la oscuridad. Hoy se siguen usando las piñatas, pero ahora sólo contiene chucherías para los niños.

Comida en Dinamarca

La comida de Dinamarca es muy parecida a la del resto de los países de Escandinavia y del note de Alemania, caracterizada por platos pesados y con muchas grasas, lo hace que los ingredientes principales sean los carbohidratos, la carne y el pescado.

Algunos de los platos más destacados de este país son el cerdo asado con corteza, el pato asado, el ganso asado, las patatas doradas con azúcar y el arroz con leche.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5.5 / 10

50 votos

11004 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados