Estambul

viajes Estambul

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Estambul

La ciudad más importante de Turquía ha pasado a lo largo de los siglos por muchos nombres conforme cambiaba de manos entre algunas de las civilizaciones más antiguas de la historia de la humanidad. Conocida durante mucho tiempo como Constantinopla, fue la ciudad más esplendorosa del mundo cristiano y cuna de la cultura bizantina hasta la invasión de los turcos otomanos, momento en el que adquirió su actual nombre. En los viajes Estambul los turistas conocen de cerca la belleza de una ciudad hecha para ser disfrutada por los cinco sentidos.

Visitar Estambul

Viajes EstambulExiste una leyenda sobre la fundación de Estambul, según la cual, en el año 650 a.C. el colonizador Bizas abandonó su ciudad Megera para buscar una tierra mejor. Según este relato consultó al Oráculo de Delfos, quien le dijo que fuese "frente al país de los ciegos". Al llegar al actual Estambul conoció una tribu asiática que no había querido las riquezas que se daban en el otro lado de la orilla por lo que pensó que serían hombres ciegos y Bizas se asentó allí. A la nueva ciudad la llamó Bizancio.

Con el paso del tiempo Bizancio fue conquistada por los romanos cuando se hicieron con las ciudades griegas, siendo un emperador romano, Constantino, quien le pusiera el nombre de Constantinopla y la nombró capital del Imperio Romano de Occidente. Pero no quedó a salvo, y otros pueblos como los persas y los árabes quisieron anexionársela, hasta que en el siglo XV los turcos otomanos conquistaron la ciudad.

Este fue el período político más largo de Estambul, hasta que en el año 1923 se declara la república de Turquía por parte de Mustafa Kemal Atatürk, cuando la capital pasó desde esta ciudad hasta Ankara.

Durante los viajes Estambul es imprescindible pasear por sus calles, pero en especial por el Gran Bazar, compuesto por unas calles muy estrechas cubiertas por falsos techos y telas y donde el turista podrá encontrar muchos de los productos exóticos que se venden aquí como joyas, especias, perfumes y sobre todo la cerámica que tiene una excelente fama. Después de un largo día, lo mejor es visitar alguno de los baños turcos que se ofertan.

Tampoco hay que perderse uno de los momentos más mágicos que se viven en Estambul, cuando la puesta de sol se refleja sobre el estrecho del Bósforo, creando uno de los espectáculos naturales más bellos de esta zona.

Su clima va desde uno hasta el otro extremo en las estaciones del verano y del invierno. Mientras durante la primera se disfruta por lo general de un ambiente cálido y húmedo, en los inviernos suele hacer bastante frío, con lluvias e incluso algunas nevadas que, de forma ocasional, pueden ser abundantes. Es precisamente la humedad uno de los aspectos más molestos del clima de Estambul, ya que hace que las temperaturas se sientan de forma más intensa de lo que realmente son, ya que en invierno lo normal es que se encuentren entre los 3 y los 8 grados de máxima y mínima, pudiendo llegar a alcanzar los - 5ºC. En verano lo común es encontrarse con temperaturas que ronden los 30º C.

Contrariamente a lo que piensan aquellos que no conocen la ciudad, la nieve es bastante común aquí, especialmente en los meses de noviembre y de abril.

Cultura en Estambul

Museos: el más importante de los museos de Estambul es el Museo Arqueológico de Estambul que ocupa tres edificios que en su momento formaron el complejo del Palacio de Topkapi. Este es uno de los museos más reconocidos del mundo puesto que dispone de una de las colecciones más importantes al reunir diferentes piezas de todas las partes del imperio otomano y las tierras cercanas.

En las 20 salas de la planta baja están las esculturas y restos arquitectónicos de las épocas griega, romana y bizantina, mientras que en la segunda planta hay 16 salas con objetos realizados en arcilla, bronce y vidrio que proceden de diferentes lugares de excavación. Las salas más famosas son las que contienen los sarcófagos de los reyes de Sidam, uno de los más grandes descubrimientos del siglo XIX junto con las pirámides. Además de estas piezas, existe una colección muy interesante de monedas y una de las bibliotecas más extensas de Turquía con hasta 45.000 libros.

El Museo del Antiguo Oriente también forma parte del museo arqueológico. Contiene una colección compuesta por obras procedentes de Anatolia y Mesopotamia de la época griega junto con algunas antigüedades preislámicas procedentes de la península Árabe. Aquí la pieza más valorada es el Tratado de Kadesh, que fue firmado entre egipcios e hititas en el año 1285 a. C.

Por último, este complejo se concluye con el Pabellón de los Azulejos donde se puede disfrutar con la vista de los hermosos ejemplos de la alfarería y azulejos otomanos y selyúcidas de Iznik del siglo XVI.

Monumentos: además del Palacio Topkapi, donde se encuentra el complejo museístico de la ciudad, hay otros muchos monumentos de interés que conocer en los viajes Estambul. Sin duda, la Mezquita Azul es una de las más conocidas e impresionantes, cuyas formas son omnipresentes en la ciudad especialmente de noche cuando se encuentra iluminada. El otro gran monumento es la Basílica de Santa Sofía de estilo bizantino, y que más tarde pasó a convertirse en una mezquita, conservando en su interior las muestras de estos dos tipos de arte.

También conviene visitar en los viajes Estambul el hipódromo, la Columna de Constantino, la fortaleza de siete torres conocida como Yedikule y el Babi Ali o la puerta sublime, que es la entrada a la ciudad ubicada en las proximidades del palacio del Visir.

Moverse por Estambul

En general, las redes de transporte de las ciudades turcas son bastante deficientes, por los pocos kilómetros que autopista que existen a los que se une que una gran parte de las carreteras estén sin asfaltar.

Además no hay una red ferroviaria lo bastante extensa por lo que lo más usual es realizar parte de los desplazamientos en autobuses. Este transporte sí merece una opinión positiva, ya que hay muchas líneas con servicios muy frecuentes y de precios razonables.

En el caso de Estambul las redes de transportes son las mejores del país junto con las de Ankara, que disponen de trenes que las comunican entre sí.

Fiestas de Estambul

La ciudad cuenta con una importante vida cultural que se deja sentir en su pretendido ambiente europeo a través de festivales y exhibiciones como Festival de Música Clásica y el de Açik Hava Tiyatrosu en los meses de verano, o el Festival Internacional de Film en abril.

Comida en Estambul

Los principales platos de Estambul, son el Kebap, el döner, que es cordero asado, el mezek, compuesto por berenjena, hojas de col, calabacines y tomates rellenos de arroz, y que constituyen entremeses, y el cacik, una crema de yogur y pepino.

Lo normal es que la carne sea, o bien de cordero, o bien de carnero, puesto que la mayoría de la población de esta ciudad es musulmana y esta religión tiene prohibida la carne de cerdo. Los pescados y mariscos se encuentran sobre todo en las ciudades costeras como ésta, pero son mucho menos abundantes.

Los postres mas populares y deliciosos que se pueden degustar en esta ciudad son las baklavas, hechas de hojaldre con pistachos y nueces, y los kayasi, hechos de frutas.

Recomendar

Viajes.net Estambul

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7.03 / 10

151 votos

19188 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados