Gante

viajes Gante

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Gante

Los viajes a Gante son quizá menos conocidos que los de Brujas o Bruselas cuando se visita Bélgica y sin embargo es uno de los lugares más interesantes de este país. Su animada vida cultural y sus monumentos muy vinculados con los condes de Flandes y con el emperador Carlos I le han hecho ser uno de los sitios más recomendables para los viajes al país belga.

Visitar Gante

Viajes GanteGante es la capital de la parte de Flandes Oriental en Bélgica por lo que es la más importante de las ciudades de su región. Durante muchos siglos los habitantes autóctonos fueron los celtas y de hecho el nombre de esta población proviene de la palabra celta ganda con la que se hace referencia a la convergencia entre los dos ríos, el Lys y el Escalda, que forman el entorno geográfico que se disfruta en los viajes a Gante.

Durante el siglo XVI fue tras París, la ciudad medieval más grande del norte de Europa y en consecuencia una de las más importantes de esta parte del continente. Su historia también la sitúa a la cabeza ya que aquí se libraron muy pronto batallas y rebeliones internas contra los impuestos altos y los derechos civiles.

En la actualidad es una ciudad con una vida cultural muy intensa que se además favorecida por su proximidad a otras dos importantes ciudades belgas como Brujas y Bruselas, que se encuentran las dos a media hora de camino en tren.

El municipio en el que se encuentra esta ciudad abarca otras poblaciones cercanas que los turistas suelen visitar en sus viajes Gante como es el caso de Afsnee, Desteldonk, Drongen, Gentbrugge, Ledeberg, Mariakerke o Mendonk entre otros, y donde se puede ver de cerca la típica vida belga en pueblos pequeños.

Turísticamente dispone de una oferta muy variada que incluye además de los monumentos y los edificios de interés arquitectónico otros reclamos como los museos, las tiendas, los restaurantes y para los que disfrutan con la fiesta, una vida nocturna amenizada con muchos conciertos y actuaciones en directo. De hecho es común que por las noches se celebran conciertos de jazz gratuitos en alguno de los muchos bares que hay en la ciudad.

Otra de las formas de conocer la ciudad es hacerlo subido en uno de los varios barcos que navegan por los ríos que la rodean o por los canales que la surcan, de manera que se obtiene una perpesctia muy completa de su entorno en un pasea de no más de una hora.

Sin embargo lo más interesante para los viajeros casco histórico antiguo, el cual se ha preservado en perfectas condiciones hasta nuestros días de manera que se pueden admirar algunos de los castillos medievales más interesantes de Bélgica como el Gravensteen o Castillo de los condes y el Geerard de Duvel Oteen, Castillo de Gerardo el Diablo. Tambien son muy populares en las rutas turísticas las iglesias góticos como la Catedral de San Bavón, donde se conserva una de las obras más importantes de la historia del arte, La adoración del cordero místico del pintor Jan Van Eyck.

Históricamente está muy vinculada a los Condes de Flandes ya que esta fue la ciudad en la que residieron y por tanto donde nació Carlos I. Aunque el castillo donde tuvo lugar el alumbramiento no se ha conservado, sí ha sido posible que se mantuviera el castillo de los condes que data del siglo XII y que ha disfrutado de varias reconstrucciones para que llegara al siglo XXI prácticamente intacto.

Al viajar a Gante se disfruta de un clima no demasiado agradable si se tiene en cuenta que las lluvias con bastante frecuentes e incluso los veranos pueden ser muy nubosos. Aún así los meses de julio y agosto las temperaturas son bastante buenas con medias que rondan los 20 y los 25º C e inviernos que están entre los 0° y los 10°C.

Lugares de interés en Gante

Catedral de San Bavón: fue construida entre los siglos XIII y XIV y ha pasado a la historia entre otras cosas porque fue aquí donde se se bautizó al Emperador Carlos I de España y V de Alemania en el año 1500. Pero además las visitas actuales a este templo cristiano lo hacen con la intención de ver de cerca una de las grandes obras maestras de la historia del arte, La Adoración del Cordero Místico realizada por el pintor flamenco Jan Van Eyck. No obstante esta no es la única obra de interés que se alberga en la catedral y se pueden admirar los trabajos de artistas como Justo de Gante, Roger Van Der Weyden o incluso El Bosco.

Belfort: esta es una torre de más de 90 metros de altura desde la que se puede disfrutar de impresionantes vistas. También se encuentra aquí un museo de campanas donde se pueden ver los mecanismos de funcionamiento del campanario. La campana más conocida de este campanario de la catedral de Gante es la llamada Roland, que tiene en su cima un dragón de oro muy característico.

Lakenhalle: esta junto a la torre del campanario y es una antigua lonja de los paños en la que los gremios textiles de la época trabajaban. De esos tiempos se han conservado algunos instrumentos junto con el edificio que se pueden admirar durante la visita. También se encuentra aquí la famosa tienda de L. Van Hoorebeke donde se venden los pralines más conocidos de toda Bélgica.

Stadhuis: es el ayuntamiento, el cual fue construido entre los siglos XVI y XVIII. Es muy interesante sobre todo su fachada que dispone de dos estilos arquitectónicos muy diferenciados siendo uno de ellos típico del gótico y el otro de estilo renacentista.

St. Niklaaskerk: la iglesia de San Nicolás es la más visitada de las que se pueden encontrar en Gante. De hecho se encuentra muy cerca del ayuntamiento. Es además una de las iglesias más antiguas de la ciudad la cual fue, a su vez, construida sobre un templo más antiguo que se incendió en el año 1176. En aquel momento la riqueza de la ciudad había aumentado considerablemente con lo que era posible costear la construcción de una iglesia nueva y más grande que dio como resultado la actual en el año 1250.

Pertenece al estilo conocido como gótico del Escalda, en referencia al río que bordea Gante, y que se diferencia del gótico anterior en el uso de una piedra de tonos azul grisáceo, procedente de la zona de Tournai.

Graslei: también conocido como el muelle de las hierbas, es junto con el muelle del trigo o Korenlei uno de los lugares más recomendados para admirar las fachadas de las casas además de para tomar una cerveza o incluso pasear junto al canal por lo que es habitual que tanto los turistas como los propios habitantes dediquen algunos momentos de relax al día a disfrutar de estos muelles.

Moverse en Gante

Acceder a Gante es bastante fácil ya que desde Brujas se puede llegar a ella en tren en un recorrido de solo media hora. Para quienes disponen de coche propio también es muy fácil entrar en la ciudad a través de las autopistas E17 y E40.

Para moverse por el interior existen medios de transporte público bastante acondicionados y con una red adecuada, aunque lo más recomendable es hacerlo a pie ya que las distancias no son demasiado largas y así se puede disfrutar más de la ciudad y de su oferta monumental y de ocio.

Fiestas de Gante

Además de las fiestas típicas de Bélgica aquí tienen lugar dos de las más importantes y recomendables de manera que se recomienda hacer coincidir el viaje a Gante con estas fiestas y eventos tan interesantes.

La primera en celebrarse es la Les Floralies de Gent entre el 15 y el 24 de abril y que es una de las citas de la horticultura más famosas y multitudinarias del mundo que se celebra únicamente una vez cada cinco años en el Flanders Expo.

Por otro lado, en julio tiene lugar la Gentsefeesten, o La Gran Fiesta de Gante, que es una de las más grandes entre las fiestas populares de Europa. Entre el 16 y el 25 de julio Gante se llena de conciertos gratuitos en prácticamente todas las plazas de la ciudad y que se combinan con cuatro festivales que se ponen en marcha estos días, el Internacional de Teatro en la Calle, el Blue Note Festival, el 10 Days Off y el Festival Internacional de Títeres y Marionetas.

Comer en Gante

En Gante se pueden encontrar algunos de los mejores restaurantes de Bélgica además de disponer de mucha variedad conforme a sus especialidades y su nacionalidad. No obstante a los turistas se les recomienda probar los platos típicos entre los que el pescado y los productos de mar son los más populares como es el caso de los mejillones al vapor con patatas fritas, considerado uno de los platos belgas nacionales más tradicionales.

Recomendar

Viajes.net Gante

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7 / 10

65 votos

3383 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados