Croacia

viajes Croacia

ofrecido por
Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Croacia

Este ha sido siempre considerado un país de gran belleza por lo que los viajes Croacia son muy populares entre los turistas que buscan nuevos lugares que visitar lejos de los más comunes. A pesar de las diversas contiendas que se han vivido aquí durante el siglo XIX, muchos de sus lugares de interés permanecieron intactos de forma que hay un buen número de atractivos turísticos que conocer y que disfrutar durante el viaje.

Visitar Croacia

Viajes CroaciaSe encuentra situado en la zona central de Europa por lo que en los viajes Croacia se puede aprovechar para conocer otros de los países centro europeos que lo rodean como Serbia o Hungría.

La mayor parte de los turistas aprecian especialmente las calles empedradas de Rovinj y la Stari Grad ya que conservan su estética medieval de otros tiempos convirtiéndolo en auténticos lugares de turismo. A ellos se añaden además algunos de los mejores restos romanos de Europa como es el ejemplo del palacio de Dioclaciano en la localidad de Split.

Ahora bien, la cultura y la historia no es la única oferta turística de importancia de este país, y a ella hay que sumar el clima y las playas que son apreciadas tanto por los viajeros que las visitan como por los propios croatas que destinan una parte importante de sus días de vacaciones a disfrutar del sol y el mar.

El origen del pueblo croata se encuentra en los eslavos que una parte de ellos emigraron hacia la región actual Galitzia en el siglo III hasta que llegaron a Croacia en el siglo VII, convirtiéndose en los años sucesivos en uno de los reinos más poderosos de la región a pesar de sufrir invasiones constantes por parte de los ávaros, búlgaros y los magiares.

Durante algún tiempo formó parte del reino de Hungría y más tarde un territorio anexionado al reino de los Habsburgo, hasta que finalmente recuperó su independencia que ha conservado hasta nuestros días a pesar de algún periodo breve tras la Primera Guerra Mundial en la que fue anexionado al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos.

Aquí el clima es muy variable por lo que se da desde un tipo mediterráneo hasta otro más bien continental, por lo que mientras en algunas zonas se dan los días soleados de la costa, en otros se disfruta en invierno de climas fríos y húmedos con lluvias frecuentes.

Lugares de interés en Croacia

Zagreb: esta es la capital de Croacia desde 1557 y uno de los lugares más interesantes en el viaje a Croacia ya que conserva la mayor parte de su casco medieval. Aunque sufrió un bombardeo en 1995, la recuperación fue rápida y eso ha permitido que siga siendo uno de los lugares turísticos más importantes y frecuentes del país.

La catedral de San Esteban es uno de sus monumentos más importantes y aunque fue reconstruida bajo el estilo neogótico, aun se pueden observar algunos restos de la antigua catedral medieval. Aquí son muy interesantes los frescos del siglo XIII, la sillería renacentista, los altares de mármol y el púlpito barroco. Otros monumentos recomendables son la torre de Lotrsac y la la iglesia de San Marcos.

En cuanto a los museos, destacan sobre todo el Muzejski Prostor, el Museo Histórico de Croacia y el Museo de la Ciudad que está ubicado en un antiguo convento.

Dubrovnik: esta ciudad, fundada hace 1.300 años y en ella lo más impresionante es el barrio de Stari Grad gracias sobre todo a sus conventos, iglesias, palacios, fuentes y museos además de las calles adoquinadas.

Algunos de los lugares más recomendados para visitar son la Placa, un paseo que lleva hasta la torre del reloj, el monasterio franciscano en el que hay una farmacia que lleva funcionando desde 1391 y la iglesia de San Blas, de estilo barroco. Tampoco hay que perderse el palacio gótico de la rectoría uno de los más frecuentados por los turistas.

Como turismo costero, lo más destacado es la isla de Lokrum, a la que se llega por ferry, y que está catalogada como parque nacional. Aquí hay una playa rocosa para nudistas muy frecuentada, además de antiguas ruinas de un monasterio benedictino que resultan muy interesante.

Split: está muy cerca de Dubrovnik, y se encuentra en el centro de la provincia de Dalmacia, siendo además la ciudad más grande de la costa adriática croata. Es una de las ciudades más antiguas de Croacia puesto que fue fundada en el siglo IV por el emperador Diocleciano a partir de su palacio de verano.

Aunque hoy es sobretodo una ciudad industrial, su casco antiguo se sigue manteniendo de manera que es el lugar más frecuentado por los turistas que visitan el palacio de Dioclaciano junto con otros monumentos como el Ayuntamiento del siglo XV, el Museo Marítimo que está dentro de una fortaleza del siglo XVII o el Museo Arqueológico.

Rovinj: esta es una ciudad tranquila pero pintoresca al mismo tiempo en la que sus calles adoquinadas parece que la han detenido en el tiempo. A ello se suma su entorno natural dominado por colinas boscosas y por las trece islas del archipiélago de Rovinj que ofrecen uno de los paisajes más impresionantes del país.

Se trata de un puerto pesquera muy importante que está a poca distancia del italiano de Trieste por lo que aquí vive una comunidad italiana muy importante. Algunos de los lugares que se pueden visitar son la catedral de Santa Eufemia, el acuario de Rovinj o el parque forestal de Punta Corrente.

Rab: se considera la isla más bella e importante del Adriático, tanto por su entorno natural como por el hecho de que en ella se han conservado los restos de la antigua ciudad medieval. Son muy características las tejas rojas de los tejados que le dan un aspecto muy especial, y a las que se añaden otros monumentos como el monasterio de San Antonio, la catedral románica y la iglesia de Santa Justina.

Korcula: en esta isla se encuentran los viñedos más productivos de Croacia que se suman a un paisaje caracterizado por bellas cuevas y tranquilas y pequeñas playas en las que tomar el sol y disfrutar del buen tiempo.

Sin embargo lo más importante son sus monumentos y la villa medieval típicamente dálmata en la que destacan las torres rojas y las casas de techos también rojos como en el caso de Rab. Aquí no hay que perderse al viajar a Croacia la plaza de la catedral, la propia catedral, el palacio de la abadía y el Museo de la Ciudad.

Moverse en Croacia

Las principales ciudades del país como Zagreb, Dubrovnik, pula y Split, se encuentran conectas por las compaías aéreas croatas por lo que es habitual que los viajes entre ellas se realizan mediante el avión. Así mismo, el aeropuerto de Zagreb mantiene buenas redes con algunas de las ciudades europeas más importantes por lo que para viajar Croacia con las mejores ofertas vuelos no hay nada como hacer uso de esta Terminal.

Para moverse por el país también se pueden utilizar medios de transporte más económicos como el tranvía o como el autobús que llegan a casi todas las poblaciones interesantes, aunque resultan menor rápidos que el anterior.

Fiestas de Croacia

Uno de los encuentros más importantes y recomendados es el Spring Time Jazz Fever de Zagreb que se celebra entre el 21 de marzo y el 4 de abril y que se añade a uno de los muchos eventos musicales que tienen lugar en el país como el Festival Estival de Split donde se disfruta de la música croata.

Otra de las fiestas que conviene conocer es el Festival Estival de Dubrovnik o el Festival Internacional de Animación.

Comer en Croacia

No hay que perderse en Croacia, platos como la piroska que es una rosquilla de queso típica de la región de Zagreb, el brodet dálmata compuesto por diversas variedades de pescados guisados con arroz o el struckle que son bollitos de requesón. En general tanto estos como otros muchos platos croatas están basados en ingredientes mediterráneos donde el aceite es un elemento dispensa haciendo que sea una cocina bastante sana.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.5 / 10

124 votos

6471 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados