Monumentos Copenhague

Viajes Copenhague

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monumentos de Copenhague

Aunque Copenhague se fundara en 1167, y los cuernos de los vikingos estén expuestos en el Museo Nacional, aquí no hay monumentos antiguos. Los incendios de 1728, 1795 y 1801 y el devastador bombardeo inglés de 1807 los hicieron desaparecer.

Viajes NullNo obstante, quedan algunos monumentos Copenhague dejados por el rey Christian IV, 1588-1648, que ordenó construir en la capital edificios como la Torre Redonda y el castillo de Rosenborg. Viajar Copenhague no significa limitarse a admirar la belleza de su centro histórico, y su popular Sirenita, sino también a conocer sus extraordinarios alrededores aprovechando la magnífica red de transportes colectivos.

La Sirenita

La sirenita es el monumento más famoso de Copenhague y de Dinamarca. Cada día es fotografiada por miles de turistas llegados de todas partes del mundo. Ha sido atacada en innumerables ocasiones por ser uno de los símbolos más representativos de la ciudad. Un empresario cervecero fue el que mandó construirla en 1913 basándose en el cuento de la sirenita de Hans Christian Andersen. El escultor que la hizo quería una bella actriz, pero como la actriz no quería posar desnuda, se tuvo que inspirar en su propia mujer.

La leyenda y la historia es lo que más marca a la sirenita como símbolo, porque puede llegar a desilusionar, sobre todo por su pequeño tamaño. Sin embargo, es ese tamaño y esa simpleza que la rodea lo que la confieren un aura especial que impide dejar de mirarla y fotografiarla. Quizás, la sirenita quiere volver a ser inmortal en las fotografías, ya que obtuvo el aspecto de mujer cuando renunció a esa posibilidad de vivir para siempre en el agua.

Rundetarn (La Torre Redonda)

El observatorio astronómico más antiguo de Europa, la Torre Redonda, se encuentra hacia el norte de Strøget. Construido por Christian IV en 1642, el edificio forma parte de un complejo escolástico que incluye una biblioteca universitaria, hoy en día una galería de exposiciones, y una iglesia de estudiantes. Una escalerilla en espiral de doscientos nueve metros de longitud conduce a lo alto de la torre, a treinta y cinco metros sobre el nivel del suelo, desde donde se obtiene una magnífica vista de las partes más antiguas de la ciudad.

Rosenborg Slot (Castillo Rosenborg)

Construido entre 1606 y 1634, Rosenborg fue hasta finales del siglo pasado la residencia principal de Christian IV, así como el palacio real. Este palacio de ladrillo rojo y de estilo holandés renacentista exhibe en la planta baja las joyas de la Corona y otros tesoros reales que datan de los siglos XVI y XIX. En 1999, los tapices de Rosenborg, tejidos especialmente para el comedor del castillo a finales de la primera década de 1600, fueron devueltos a su ubicación original tras permanecer algunos años en el castillo de Christiansborg. Los jardines, Kongens Have, alrededor del palacio datan de 1606 y son uno de los más bellos de la ciudad.

Amalienborg Slot (Palacio Amalienborg)

Este palacio ha sido la residencia de invierno de la familia real danesa desde 1794. Los cuatro palacios rococó se sitúan uno frente a otro en el octogonal Amalienborg Slot, donde cada mediodía hay un cambio de guardia cuando la familia real se encuentra en la residencia. El palacio posee un museo abierto al público que exhibe algunas de las estancias privadas y tesoros reales del periodo entre 1863 y 1947.

Castillo de Christianborg

Es uno de los monumentos Copenhague más importantes, y a través de la visita a sus habitaciones reales se hace un curso acelerado de historia danesa, y de su monarquía. Además de ser el palacio donde la monarquía de aquel país recibe a los mandatarios extranjeros y realiza sus protocolos, es también la sede del Primer Ministro, de la Corte Suprema de Justicia y del Parlamento, es decir, de las cuatro instituciones que gobiernan ese país. Los tours, en inglés o danés, tienen lugar varias veces al día con una duración de sesenta minutos y se pueden completar con una visita a las ruinas del antiguo castillo, situado en unas galerías bajo la plaza.

Iglesia de Nuestro Salvador

La Iglesia de Nuestro Salvador o como se conoce en danés, Vor Frelsers Kirke, es uno de los monumentos más famosos de Copenhague. Fue construida entre 1682 y 1696 y es una de las principales referencias de la arquitectura barroca. Se puede subir hasta el campanario que se encuentra a una altura de noventa y cinco metros, desde donde se pueden observar unas vistas espectaculares de Copenhague y sus canales.

Iglesia de Mármol

Frederiks Kirken, más conocida como Marmorkirken (Iglesia de Marmol). Inicialmente formaba parte del complejo de Amalienborg para ser, junto con el castillo, el eje central de la llamada Ciudad de Frederik, Frederiksstad. Inspirada en el Vaticano de Roma, se construyó entre 1749 y 1894 según diseño de Eigtved. En su interior conserva importantes estatuas religiosa y políticas.

La Iglesia destaca por sus grandes dimensiones y su majestuosa cúpula alcanza los cuarenta y seis metros de altura y los treinta metros de diámetro. Tiene una particular planta circular, que la convierte en ejemplo único de este tipo en Dinamarca.

Comuna Libre de Christiania

En la parte este de Christianshavn, situada en un antiguo terreno militar, se halla Christiania, la "Ciudad Libre de Copenhague", un experimento de estilos de vida alternativos y comunales. Originariamente ocupada en 1970, en la actualidad alberga a unas mil personas y varios centenares de perros. Una vez pasados los puestos de droga, ropa y cafeterías ecológicas, la zona es seductora y rural, con pintorescas granjas y cabañas de madera que dan a las tranquilas aguas de Stadsgraven. Existe la posibilidad de organizar un recorrido con guía para adentrarse en un completo viaje por este lugar tan diferente.

Plaza del Ayuntamiento

Radhuspladsen, la Plaza del Ayuntamiento, es una de las zonas más bulliciosas de Copenhague. Desde ella se puede acceder a cualquier punto de la ciudad, ya que se encuentra en el mismo centro. Sobre una explanada inmensa se alza el Ayuntamiento, un edificio de planta rectangular inaugurado en 1903 de estilo medieval nórdico y del renacimiento lombardo.

Sobre su fachada sobresalen innumerables esculturas de la mitología nórdica como serpientes y dragones. En una de sus salas de exposiciones está el reloj astronómico. La torre del Ayuntamiento mide ciento cinco metros de altura y ofrece una bella panorámica de la ciudad.

Alrededor de la plaza se hayan varios monumentos de Copenhague muy representativos, grandes edificios, como el gran Hotel Palace, con decoración neorrenacentista, o el termómetro enmarcado en otro edificio de la Plaza del Ayuntamiento que es también un monumento muy popular de la ciudad. Si hace buen tiempo saldrá la escultura de un ciclista, y si es recomendable quedarse en casa una mujer con paraguas lo avisará.

Recomendar

Viajes.net Copenhague

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

6602 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados