Eslovaquia

viajes Eslovaquia

ofrecido por
Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Eslovaquia

Los viajes Eslovaquia están llenos de historias y leyendas extraídas del folclore de los pueblos eslovacos antiguos que suelen interesar a la mayoría de los turistas. Esto no es extrañar si se tienen en cuenta que es una tierra en la que los montes y los bosques encierran grandes misterios y donde los castillos sobre cimas escarpadas abundan, ofreciendo una de las vistas más impresionantes de Europa.

Visitar Eslovaquia

Viajes Eslovaquia(republicaeslovaca)La República Eslovaca o Eslovaquia, se encuentra en el centro de Europa, por lo que forma parte de los países del Este que figuran dentro de la Unión Europea. Es famoso sobre todo porque los Montes Cárpatos sobre los que pesan la mayoría de las leyendas de vampiros y que cubren la gran mayoría de la zona norte del país. De hecho estos son uno de los grandes atractivos para los viajes a Eslovaquia.

Los primeros pueblos conocidos en habitar la zona fue el de los celtas hacia el 450 a. C., y de ellos han quedado algunos restos como una serie de monedas de plata en las que figuran los nombres de los reyes celtas de los que se han tenido conocimiento gracias a ellas. Muchas de esas piezas se pueden visitar en los viajes a Eslovaquia en los museos de sus principales ciudades.

Más adelante, a partir del año 6 d.C. los romanos establecieron varios asentamientos en torno a las orillas del río Danubio, de manera que ocuparon parte del actual territorio de Eslovaquia. No pudieron, no obstante, dominar toda la zona y entre el año 20 al 50 d.C. estuvo allí el reino bárbaro de Vannius que fue fundado por el pueblo germánico de los cuados con los que el imperio romano tuvo varios enfrentamientos.

Los pueblos eslavos de los que descienden la mayor parte de la población actual, se asentaron en el territorio hacia el siglo V y entre ellos destacó el rey Samo durante el siglo VII del que luego surgiría el Principado de Nitra con su primer gobernante, Pribina quien se adscribiría a la iglesia cristiana, haciendo que este religión se convirtiera en la mayoritaria del país.

Como resultado de todos estos episodios y algunos más, la historia de Eslovaquia es un cruce de distintas culturas, aunque casi todas ellas han encontrado su representación en el folclore eslovaco, sus costumbres y comidas. Por ese motivo en los viajes Eslovaquia, los turistas se encuentran con una de las culturas más ricas y variadas de toda Europa.

No obstante, lo que más interesa a los turistas son sus particulares monumentos como los castillos en los que se inspiraron muchas de las historias de miedo de Europa del Este y en los bosques donde también trascurren parte de estas historias.

Además ofrece otras muchas atracciones como los centros de deportes de invierno, las cuevas, las iglesias de madera y sobre todo las ciudades históricas combinadas con unos entornos naturales de ensueño que bien se merecen los viajes Eslovaquia.

En cuanto al clima, este es de tipo continental medio, que comprado con otros países del norte, no son tan fríos aunque eso no quita que haya que ir preparado para las temperaturas bajas en el viaje a Eslovaquia.

El verano es la mejor época para visitar el país ya que lo normal es no superar los 30ºC, por lo que se trata de un clima bastante agradable para moverse de una ciudad a otra sin pasar demasiado calor. Sin embargo el invierno no sólo es más frío, sino que además cuenta con nevadas bastante fuertes y frecuentes que hacen desapacible el turismo.

Lugares de interés en Eslovaquia

Castillo Eslovaco de Spis: es uno de los castillos medievales más grandes de Europa Central y también uno de los más antiguos puesto que fue construido en el siglo XII. Su capacidad defensiva era tan grande que pudo resistir el ataque de los tartaros en el siglo XIII.

Debajo del castillo está la Spišská capitula que es una de las salas más importantes del castillo y que se recomienda conocer en las visitas en al castillo.

Iglesia Gótica de Zehra: fue construida en el año 1245 y es una de las más importantes iglesias de estilo gótico, en cuyo interior se pueden admirar los frescos que adornan las paredes de este templo religioso y que están considerados los más antiguos del país.

El más impresionante es el que se conoce como el Árbol de la Vida, que se encuentra en la pared norte de la nave y que fue pintado en el año 1400, completado por la pila bautismal del siglos XIII que es la otra gran pieza de esta iglesia.

Spišská Capitula: se considera la capital religiosa de la región de Spis en Eslovaquia, y es una de las zonas más visitadas tanto por su castillo como por el hecho de que su entorno natural es uno de los más impresionantes del país.

Aldea de Vlkolinec: este es un pintoresco pueblo eslovaco que está cerca de la ciudad de Ruzomberok y que es famoso por su arquitectura en madera que ha llegado hasta nuestros días en uno excelente estado de conservación.

Sus más de cuarenta casas de madera, están datadas entre el siglo XV y el XIX, y por ese motivo conservan el encanto de las más tradicionales vistas de una población eslovaca. Algunos de los edificios que más interés despiertan son la iglesia de la Virgen María, el Museo ubicado en la Casa del Campesino y el campanario de madera.

Parque Nacional de los Tatra: aquí se encuentran algunas de las montañas más espectaculares de Eslovaquia y de Europa Oriental aunque es también el más pequeños de los parques nacionales del mundo.

Se encuentra en la región septentrional de Eslovaquia y se fundó en el año 1949 con la intención de proteger este maravilloso entorno natural en el que se encuentra el monte Gerlach considerado un monumento de la naturaleza.

Moverse en Eslovaquia

Aunque antes era difícil viajar a Eslovaquia por unos medios de transporte bastante deficientes, en la actualidad el hecho de que haya aumentado su interés como destino turístico ha significado una ampiación considerable de los vuelos a Eslovaquia.

El principal aeropuerto del país es el Internacional de Bratislava, ya que la capital de Eslovaquia es el lugar desde el que parten todos los recorridos a otras ciudades y poblaciones eslavas, a las que se puede llegar o bien en autobús o mejor aún en tren.

Fiestas de Eslovaquia

Son muchas las fiestas eslovacas que están relacionadas con el religión cristiana ortodoxa por lo que la mayoría de las celebraciones están orientadas por el contenido religioso.

No obstante también existen días en los que las celebraciones se orientan a los motivos políticos e históricos de la nación eslava como el 8 mayo en el que se celebra la victoria sobre el fascismo, o el 29 de agosto cuando se conmemora el Levantamiento Nacional Eslavo.

Sea cuales sean los motivos de estas fiestas, desde luego son una de las mejores formas de conocer las tradiciones del país y de divertirse al mismo tiempo por lo que si es posible conviene hacer coincidir alguno de los viajes con estas celebraciones.

Comer en Eslovaquia

La gastronomía de Eslovaquia está considerada una de las más viejas de Europa ya que tiene unas raíces históricas muy profundas. Las condiciones climatológicas severas hacen que su cocina esté muy condicionada por los tres meses de frío, lo que se traduce en la preponderancia de la carne ahumada, patatas, col agria, productos lácteos y harinas, ya que estos son productos que duran más tiempo y que se pueden almacenar.

Algunos de los platos más famosos y típicos son el halušky, hecho con harina y patata y que se sirve con otros ingredientes más, y los bryndzové halušky, elaborados con queso de oveja y trozos de tocino frito.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.5 / 10

78 votos

4056 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados