Casa Carbonell

Viajes Alicante

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Casa Carbonell

Situada en la Explanada de España, es uno de los edificios más llamativos de la fachada marítima de Alicante. Su estilismo y grandiosidad es el reflejo de la opulencia de la nueva burguesía alicantina de principios del siglo XX, que financió bellas e importantes construcciones por toda la provincia.

Arquitectura Alicante La Casa Carbonell, 1925, es el ejemplo que mejor expone la arquitectura de la primera época del arquitecto alicantino J.Vidal y supone una instantánea de las máximas aspiraciones de la sociedad burguesa del momento: solar bien situado y con buenas vistas, viviendas de programa holgado y fachada con un gran despliegue formal.

El edificio ocupa una manzana volcada al mar, resultante de la reordenación urbana por el traslado del mercado en la década anterior. Se levanta frente a la Casa Lamagniére que Vidal proyectó en 1918 y que es su antecedente más inmediato.

La planta de la Casa Carbonell de Alicante se organiza mediante dos núcleos dobles de escaleras que atienden a dos viviendas por planta. Estas se vuelcan a sendos patios interiores que sirven para iluminar los centros de los hábitats. En la fachada principal se sitúan salones y habitaciones mientras que en la posterior están las piezas domésticas. La composición de la fachada principal, simétrica y acotada por los miradores de los extremos, acusa los adelantados cuerpos de los comedores situados sobre los zaguanes de acceso y rematados por las cúpulas.

Todo el conjunto se reviste con un gran elenco de motivos historicistas. Los materiales nobles empleados (piedra arenisca en el zócalo, mármoles en los zaguanes, hierro y cristal en cerrajerías y marquesinas, o la simulada pizarra de cubierta) y la maestría ecléctica del repertorio formal, definen su imagen de arquitectura burguesa y cosmopolita. Todavía hoy este edificio acapara la atención de quienes se acercan al paseo marítimo de Alicante.

Enrique Carbonell, quien ordenó y financió la construcción de este edificio, fue uno de los industriales textiles alcoyanos que se enriquecieron con ocasión de la Primera Guerra Mundial, debido a la fuerte demanda de paños textiles para uniformar al ejército francés.

Dicho industrial tenía la intención de pasar largas temporadas en la ciudad de Alicante, por ser este clima mejor para su hija enferma. Se cuenta, que en una ocasión, un percance durante su viaje de Alcoy a Alicante hizo que Carbonell llegase muy sucio a la capital por lo que, con intención de asearse y alojarse, solicitó una habitación en el lujoso Hotel Palace. El hotel le denegó su entrada, por su aspecto, y dicen que en venganza por el trato recibido, el orgulloso Carbonell hizo construir un edifico junto al hotel pero mucho más grandioso, eclipsando la imagen del hotel que le menospreció.

El mismo año en que se terminaron las obras, la Casa Carbonell también fue noticia porque se estrelló un hidroavión de correos procedente de Argel contra la terraza de una de sus cúpulas, lo que hundió un piso y costó la vida a los dos tripulantes del aparato.

Actualmente, este edificio sigue siendo uno de los más llamativos de Alicante, y aparece fotografiada en un gran número de las postales turísticas de la ciudad, junto a la Explanada, el Puerto y el Castillo de Santa Bárbara.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

29 votos

4582 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados