Museo de Belenes

Viajes Alicante

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Museo de Belenes

Este museo, aunque relativamente pequeño, es uno de los museos de belenes más importantes de España. En sus vitrinas y dioramas se pueden contemplar figuras y belenes procedentes de los más prestigiosos belenistas de todo el mundo.

Museos Alicante El Museo de Belenes se formó gracias a la gran tradición belenista que existe en esta ciudad y al interés de la Asociación de Belenistas de Alicante por mostrar al público esta bonita afición y tradición. Con los fondos recibidos desde distintas partes del mundo a lo largo de décadas y las obras propias de los miembros de la Asociación se creó el Museo bajo la tutela del Ayuntamiento.

Está ubicado en una casa tradicional del casco antiguo, en la calle San Agustín. La casa fue construida en la primera mitad del siglo XIX y fue restaurada para instalar el Museo conservando el aljibe original y haciendo la visita doblemente interesante.

La originalidad de las piezas sorprende al visitante y le hace comprender las variadas posibilidades en torno a la representación de un Belén. Es curioso ver, por ejemplo, como construyen sus belenes en países como México, donde la Virgen y San José añaden a sus vestimentas simbología típica de la zona. En realidad, llama mucho la atención observar cómo en cada parte del mundo adaptan los belenes a sus tradiciones y formas de vestir.

El Museo tiene un número de visitantes constante a lo largo del año, pero es en los meses de noviembre y diciembre cuando se multiplica la cantidad de personas que deciden acudir a disfrutar de los belenes expuestos con todos sus detalles y curiosidades. Los turistas llegados de todas partes de España son los más interesados en esta colección. Entre los visitantes extranjeros destaca la afluencia de británicos, franceses y alemanes. En total, unas treinta mil personas visitan este acogedor museo cada año.

La coleccion

El Museo de Belenes de Alicante da una idea bastante aproximada de lo que representa la labor belenista en España y en el mundo, de la mano de artistas de primer orden y anónimos artesanos, que en muchos casos ofrecen su trabajo de forma altruista.

En el lado izquierdo de la entrada y al fondo del recinto se pueden contemplar dos series de dioramas realizados por maestros belenistas alicantinos. Merece la pena fijarse en los detalles de las figuras, sus vestimentas, objetos de decoración de las estancias, elementos paisajísticos e iluminación de las escenas reproducidas del Antiguo y Nuevo Testamento que se renuevan periódicamente para así poder descubrir facetas diferentes que animen a repetir la visita. Cualquier persona a la que le gusten los mundos en miniatura disfrutará como un niño de estas pequeñas “puestas en escena”.

De España destacan piezas exclusivas hechas por figurinistas de primer orden como el madrileño José Luis Mayo Lebrija o el barcelonés Martín Castells Martí, así como muestras de artistas de Valencia (Lladró), Salamanca (Artesanía Orejudo), o Jerez de la Frontera (Pedro Ramírez Pazos).

La escuela de Murcia tiene aquí una amplia representación, con figuras sencillas de artesanía popular llamadas de cacharrería y conjuntos elaborados por destacados maestros como Rogelio Pérez Garre, José Cuenca Valverde, Manuel Nicolás Almansa, los hermanos Griñán de Puente Tocinos o los talleres Ortigas. También se exhibe un curioso belén del s. XIX hecho con escoria de vidrio y figuras populares murcianas.

El gran maestro Mayo Lebrija, de Madrid, muestra dos destacados conjuntos de figuras, correspondiente uno al Gran Belén Popular Alicantino realizado en 1998 según la técnica del siglo XVIII, con arcilla y atavíos de tela, metal y cuero cuyas figuras fueron vestidas por diferentes manos costureras que han copiado trajes antiguos y tradicionales alicantinos así como vestimentas de época. El otro es un belén exclusivo que hiciera en 1990 con motivo del V Centenario de la concesión por el rey Fernando el Católico del título de Ciudad de Alicante.

Decorando algunas paredes del museo se pueden contemplar originales cuadros en relieve. También destaca un nacimiento tallado sobre un tronco de algarrobo, obra de Mengual; dos escenas cuyo contenido resulta curioso: Noche de Reyes y el Taller del Belenista; un belén panorámico “Epifanía en Altea” cuya luz mutante asemeja al amanecer y posterior anochecer en esta localidad alicantina; y por último un gran belén de tamaño natural cuyo autor es Pedro Hurtado Carreres.

Por lo que respecta a las figuras y belenes de carácter internacional, el Museo expone ejemplos de nacimientos de varios continentes. Entre los europeos, está representada Alemania, Francia, Italia, Polonia y Portugal. Asiáticos de China, Israel y Japón. Africa está representada por una curiosa artesanía en madera de Alto Volta. Y de América encontramos figuras, conjuntos y originales molinetes llenos de colorido procedentes de Bolivia, Canadá, México y Perú.

Sin dudas, el Museo de Belenes de Alicante es un lugar muy entrañable, donde muchos viajeros volverán a sentirse como niños y donde los niños podrán disfrutar con el gran número de figuritas y escenas expuestas.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.32 / 10

41 votos

5164 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados