Parque de Canalejas

Viajes Alicante

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parque de Canalejas

Se encuentra situado paralelo al mar y al Puerto Deportivo y termina en la Explanada de España. Es el parque más antiguo de Alicante y llama la atención por sus grandes ficus de más de veinte metros de alto que resultan un refugio en sombra muy agradable para los días más calurosos del verano.

Parques Alicante El parque de Canalejas fue proyectado en 1886 por el arquitecto González Altés. Está custodiado por las esculturas en piedra de dos leones que Manuel Pritz donó a la ciudad. Posee además un monumento dedicado al popular escritor alicantino Carlos Arniches. Otro monumento que se encuentra dentro del parque es un mapa de España tallado en piedra, y una fuente, que en otro tiempo estuvieron en otra zona del parque, al igual que los leones. Sus grandes ficus centenarios dan personalidad al parque y grandes zonas de sombra que hacen que la temperatura sea aquí más fresca y agradable en verano. Sentarse en uno de sus bancos a disfrutar del fresquito y la brisa marina, puede ser una buena idea.

Como zona pegada al puerto, en sus orígenes era un gigantesco depósito al aire libre de bidones de vino para embarcar, junto a otras mercancías. Al ser urbanizado como parque arbolado, se le dio el nombre de un ilustre político de la época, José Canalejas, Presidente del Gobierno de España entre 1910 y 1912. Canalejas había sido Diputado por Alicante durante muchos años y era muy querido por los alicantinos, por lo que su asesinato en la Puerta del Sol de Madrid, en 1912, supuso un gran malestar para la ciudad de Alicante. Tanto es así, que le dedicaron el parque e incluso un monumento póstumo, el Monumento a Canalejas, situado a la entrada del parque, en la plaza del mismo nombre. El monumento fue realizado en 1916 y ha sido recientemente restaurada, con lo que ha recuperado toda su elegancia.

Por el parque de Canalejas de Alicante, en sus primeros tiempos, en la parte que da al mar, circulaban los trenes que entraban al Puerto para recoger la mercancía que se transportaba a otros lugares. Hubo hasta un apeadero de trenes, en una zona del parque que estaba protegida por una barandilla de madera.

En los años setenta se procuró dar otro aire al parque para que se pudiera disfrutar de un lugar más tranquilo y natural por sus frondosos árboles. De este modo se hizo más hincapié en su cuidado, se aumentaron los jardines y, además, se colocó una nueva iluminación y juegos para los niños. Incluso durante algún tiempo hubo una pista de mini-cars.

Con la desaparición de las pequeñas viviendas en la acera de Ramón y Cajal, donde estuvo el colegio de Jesús María, se construyó el edifico de la CAM, con la sala de exposiciones, la Biblioteca Gabriel Miró y el Aula de Cultura. El crecimiento urbano provocó la desaparición al final del mismo de lo que fue la Fábrica de Gas Alicante, el paso a nivel de tren en lo que hoy es la plaza Galicia, y toda la transformación de la zona.

Canalejas y Arniches

El parque lleva el nombre del político liberal José Canalejas. Este político, que llegó a ser Presidente del Gobierno, siempre fue bien visto por los liberales alicantinos, por el interés que mostró tanto sobre la ciudad como sobre la provincia. Y de hecho, este gallego, madrileño de adopción, donó su biblioteca particular a la ciudad de Alicante y ahora ésta se encuentra en el Archivo Municipal. Como curiosidad, lo que actualmente se conoce como Plaza de los Luceros, llevó también el nombre de Canalejas.

Un ilustre alicantino, Carlos Arniches, tiene en el parque otro monumento postumo realizado por Bañuls en 1948. El escritor Carlos Arniches nació en Alicante en 1866 y fue el autor de más de trescientas comedias, sainetes y zarzuelas, aunque fue reconocido sobre todo por su talento para recrear el ambiente y el habla chulesco del Madrid castizo.

El monumento consta de una figura de tres cuartos que representa a la musa del teatro Talía, semidesnuda. Porta en su mano derecha una flor de loto y su mano izquierda sujeta la doble máscara que simboliza la Comedia y la Tragedia. Debajo de la Musa, y esculpido en mármol, aparece en bajorrelieve el retrato de perfil de Carlos Arniches. Alicante recuerda así, en sus monumentos, a dos de los personajes históricos más queridos por la ciudad.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.17 / 10

41 votos

5230 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados