Playa del Campello

Viajes Alicante

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Playa del Campello

Junto a la Atalaya de la Torre de l'Ileta y al Puerto pesquero, se ubica esta extensa playa de reciente regeneración con fina arena dorada y aguas turquesas.

Playas Alicante La conocida popularmente como playa del Campello, se llama en realidad playa de Carrer del Mar y es una playa urbana situada en donde antes se situaba el barrio de pescadores, lo que hace que tanto el paseo marítimo como los alrededores sigan teniendo el encanto de contar con pequeñas casitas de planta baja en medio de todas las construcciones propias de una zona dedicada al turismo.

Tiene casi dos kilómetros de extensión y actualmente es de arena fina pero oscura y tiene una bandera azul, por lo que es una playa limpia y de calidad. No siempre fue así, pues en su origen era muy pedregosa y no ha sido hasta hace poco que esto ha cambiado. La única consecuencia negativa es que al ser de arena ahora la visita más gente y en algunos días de la temporada alta de verano puede estar más concurrida de lo deseable.

Cuenta con todos los servicios, puestos de socorro, duchas lava pies, juegos infantiles, parkings cercanos, alquiler de tumbonas y sombrillas y, por supuesto, todo tipo de chiringuitos en su acogedor paseo marítimo. Durante la época estival, al igual que en otras playas Alicante, se ofrecen todo tipo de actividades lúdicas como conciertos, cine, biblioplaya, animación infantil o un mercadillo de artesanía, que, junto con las Fiestas de la Virgen del Carmen, el 16 de julio conforman un perfecto ambiente festivo y de vacaciones.

Cómo elemento característico, tiene en el centro de la playa el Monumento al Pescador, obra del escultor alicantino Arcadi Blasco, construido en 1990. Este curioso monumento cuenta con un monolito de gran altura que hace la playa inconfundible y se ha convertido ya en su emblema. En realidad, consta de dos partes, una en tierra, que simboliza una barca y la otra sobre la arena de la playa (el monolito), que simboliza un faro.

Quizás sea el paseo marítimo lo que más atraiga a los alicantinos ha acercarse a esta playa, debido al buen ambiente, agradable y tranquilo, que se respira en él. El paseo, paralelo a la playa, es peatonal, y conserva parte del encanto de su pasado pesquero. Está repleto de tiendecitas, bares, heladerías, y sobre todo buenos restaurantes donde tomar un típico arroz de la zona, algo imprescindible si se hace un viaje a Alicante. Si se viaja en verano, es aconsejable reservar mesa con antelación, sobre todo si se desea comer en alguno de los de mayor prestigio.

El paseo marítimo es un lugar muy familiar, que es el turismo habitual de la zona. Niños pequeños corriendo, en bici, con patines, o en su carrito, es la imagen típica del paseo. Los padres aquí están tranquilos, porque no hay coches, y comer o beber algo frente al mar, mientras los niños juegan en el paseo o en la playa, resulta posible.

Desde Alicante es fácil y rápido llegar a esta playa pues hasta aquí circula el tranvía, TRAM, de Alicante. Y el trayecto merece la pena, pues las vistas del litoral alicantino son muy agradables.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

51 votos

4217 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados