Isla de Tabarca

Viajes Alicante

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Isla de Tabarca

Es una isla muy pequeña con una gran riqueza marina y arqueológica pues su aislamiento ha preservado bien a lo largo de los años todas sus características naturales, históricas y humanas.

Turismo Alicante La Isla de Tabarca es una excursión muy recomendable cuando se viaja a Alicante. Existen varias empresas turísticas que comunican la ciudad con la isla, por lo que es muy habitual pasar un día disfrutando de sus bien conservado casco urbano, su museo, su gastronomía y por supuesto sus playas, que ofrecen el aliciente de tener unas aguas cristalinas donde resulta muy agradable practicar el buceo o el snorkel.

Fue declarada Reserva Marina en 1986 y ofrece al buceador un panorama lleno de abundantes bancos de peces, estrellas de mar y una gran variedad de algas que forman una increíble gama de colores. Sus playas son la llamada Playa de Tabarca, muy concurrida y popular por la reserva marina, y la Playa de Puerto Viejo, que recibe su nombre por estar situada junto al antiguo puerto de pescadores de la isla, que sigue actualmente ejerciendo alguna actividad.

En cuanto a su conjunto monumental, si bien la isla es conocida desde la antigüedad y fue guarida de piratas berberiscos, fue en el siglo XVIII cuando se edificó una población siguiendo las ideas urbanísticas del renacimiento y principios de la ilustración, como una maqueta perfecta, rodeada de murallas y con acceso por tres puertas principales: la puerta de San Rafael, la de San Gabriel y la de San Miguel.

No se llegaron a construir todos los edificios y elementos que en principio se proyectaron, pero la población fue fortificada con murallas, baterías, castillo y baluartes y, dotada de viviendas, cuarteles, caballerizas, bóvedas subterráneas, iglesia, casa para el Gobernador, lavadero con cisternas para la recogida de aguas pluviales, almacén para el esparto, tahona, horno para cocer el pan y otros para la cal y el yeso, además de varadero. Pero lo más llamativo, por su monumentalidad, es la iglesia de estilo barroco, que resalta sobre el perfil de la isla. Para dar utilidad a todos estos elementos, la isla se pobló con 69 familias de origen genovés que habían sido rescatadas de las manos de un rey argelino.

En Tabarca es importante dejar un tiempo para la hora de comer, pues destaca la gastronomía de algunos de los restaurantes de la isla donde se puede degustar, en temporada, su exquisito calamar de potera a la plancha. También hay que probar el típico caldero tabarquí, que se toma en dos partes: primero el pescado y después el arroz, si se sigue la tradición marinera. Y si a alguien le ha sabido a poco la excursión, tiene la posibilidad de pernoctar en alguno de los pequeños hoteles de la isla: Casa la Trancada, Hostal Masín y El Chiqui. El turismo Alicante ofrece siempre más de una alternativa.

Es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y la más grande. Se encuentra a once millas náuticas de Alicante y muy cerca del cabo de Santa Pola. En realidad más que de una isla, se trata de un pequeño archipiélago compuesto por Tabarca y los islotes de la Cantera, la Galera y la Nao. Posee una longitud aproximada de mil ochocientos metros y una anchura máxima de unos cuatrocientos metros.

En Tabarca hay una población permanente en invierno de unas cincuenta personas, multiplicándose por diez la población permanente en época estival. En estos mismos meses la población de visitantes diaria es de unos tres mil turistas en los meses de máxima afluencia. Las principales actividades en la isla son la pesca y el turismo. La flota pesquera se compone de una quincena de embarcaciones, con tripulaciones de dos ó tres personas, con su base en Santa Pola o en Alicante, aunque algunos barcos pertenecen a la Cofradía de pescadores de Tabarca. La actividad turística se produce, sobre todo, entre los meses de Abril a Octubre.

La Reserva Marina

Debido a su protección desde 1986 y a la nula o escasa contaminación por aguas residuales, los fondos marinos de Tabarca presentan un excelente enclave para el desarrollo de comunidades y especies tanto animales como vegetales.

Entre las algas destaca la abundancia de especies indicadoras de aguas limpias, como las feofíceas del género Cystoseira. También son abundantes algunas especies de carácter tropical como Anadyomene stellata, Hypnea cervicornis y Penicillus capitatus. Las praderas de fanerógamas marinas, formadas por plantas de los géneros Posidonia y Cymodocea, se encuentran muy desarrolladas, particularmente la Posidonia oceánica, que rodea todo el perímetro de Tabarca en profundidades de 0 a 30 metros.

Los peces son el elemento de la fauna marina que más rápidamente se ha recuperado con el establecimiento de la Reserva Marina, entre ellos el mero, el dot, el cherne, el gitano y los grandes espáridos como el dentón, la dorada y el pargo. Entre los invertebrados, los moluscos vermétidos que construyen plataformas, almohadillas y pequeños atolones en toda la plataforma de abrasión de Tabarca. Las nacras y gorgonias, comienzan a ser de nuevo frecuentes y son muy abundantes los erizos de mar, estrellas de mar, cangrejos, caracolas y esponjas. También son frecuentes, en la zona, ejemplares adultos de tortuga boba. Todos ellos motivos más que suficientes para preparar un viaje desde a Alicante y pasar allí un provechoso día.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.57 / 10

49 votos

4809 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados