Pedralbes

Viajes Barcelona

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monasterio de Pedralbes

El Monasterio de Pedralbes recibe unas 70.000 visitas al año y el interés para conocer este recinto ha ido aumentando en los últimos años, en paralelo al aumento del turismo en Barcelona.

Monumentos Barcelona El edificio del Monasterio de Pedralbes constituye uno de los mejores exponentes del gótico catalán. El conjunto comprende la iglesia y el monasterio, que gira en torno al espacioso claustro de tres plantas rodeado de las estancias principales. La visita al Museo-Monasterio permite ver cómo ha sido la vida de esta comunidad monástica desde que fue fundada en el siglo XIV.

El Monasterio fue fundado en 1326 por la reina Elisenda de Montcada, tercera esposa de Jaime II. El perímetro del monasterio de Pedralbes estuvo en un origen amurallado. De esta muralla únicamente se conservan dos torres de vigilancia y dos de las puertas que daban acceso al recinto.

La iglesia tiene nave única, ábside poligonal y destacados rosetones. La capilla de Sant Miquel está decorada por el pintor Ferrer Bassa en el año 1343, siguiendo los modelos de los primitivos italianos. La iglesia está presidida por un retablo gótico elaborado por Jaume Huguet. El claustro, alrededor del cual se ordena el monasterio, tiene tres pisos de altura y una longitud de cuarenta metros. Está formado por amplios arcos que se apoyan sobre numerosas columnas. Los capiteles están decorados con el emblema de los reyes de Aragón y el de la casa de Moncada.

En uno de los laterales del claustro se encuentra el sepulcro de la reina Elisenda. Dicho sepulcro tiene dos partes, una que puede verse desde el interior de la iglesia y en la cual Elisenda está vestida como reina y otra parte, la que mira al claustro, en el que la reina esta representada como viuda, ya que ella nunca llegó a tomar los hábitos de monja.

El monasterio fue levantado en poco tiempo, y en su construcción participaron algunos de los mejores arquitectos del Reino de Aragón. Se cree que colaboraron en el proyecto Ramón Despuig y Berenguer de Montagut, constructores de otro edificio emblemático de Barcelona, la iglesia de Santa María del Mar, y de la Seu de Manresa; también Reinard des Fonoll, que realizó las esculturas de la catedral de Tarragona.

Para visitarlo en familia este monumento Barcelona existe una actividad autoguiada: Historias del monasterio. Se trata de un juego en el que sor Isabel March, que llegó a ser abadesa en el año 1409, enseña cómo era el monasterio cuando ella era una niña de 9 años que entró de novicia. El juego comprende un álbum de preguntas y respuestas y una guía de instrucciones para conocer más a fondo el magnífico monasterio.

El monasterio ha albergado a la comunidad de clarisas hasta hace pocos años. El hecho de que no haya habido cambios de comunidad, así como la existencia de un estatuto especial de protección por parte de las autoridades de Barcelona, del que Pedralbes ha gozado a lo largo de los siglos, hacen que se hayan conservado más o menos intactos tanto el edificio como numerosos objetos y tesoros de gran valor histórico. La vida cotidiana de las clarisas es la verdadera protagonista del convento.

Declarado Monumento Histórico artistico de Interés Nacional en el año 1.931.

Museo-Monasterio de Pedralbes

El Museo-Monasterio de Pedralbes es uno de los centros que componen el Museo de Historia de la Ciudad de Barcelona (MHCB). En 1993 la comunidad de monjas clarisas, que lo ocupa desde 1327, cedió una parte de las dependencias al MHCB para que pudieran instalar o exhibir adecuadamente algunas colecciones y piezas de gran valor como los frescos de Ferrer Bassa y la tumba de la reina Elisenda de Montcada, bajo cuyos auspicios se edificó el monasterio.

Gracias al uso ininterrumpido del convento por la comunidad de monjas clarisas, hoy el museo pude acercar la vida de esta comunidad religiosa femenina recorriendo sus espacios más cotidianos: el Dormitorio, el Refectorio, la Sala Capitular, la Abadía y las celdas de día. El Museo-Monasterio contiene numerosas obras de arte, objetos litúrgicos y mobiliario que la comunidad ha ido reuniendo a lo largo de los siglos, y que permiten conocer su vida diaria y el papel del monacato femenino.

La exposición muestra los cambios que ha sufrido el Monasterio de Santa María de Pedralbes a lo largo de su historia y de qué manera, ha adquirido conciencia de su propio valor histórico y artístico, y se ha convertido en Museo. A lo largo de su recorrido, se pueden conocer los trabajos de conservación que se llevaron a cabo en el inmueble, el proceso de restauración de las vidrieras góticas, así como la metodología empleada para la conservación y restauración de las piezas, auténticas joyas de arte, que conforman los fondos del museo.

Pintura, cerámica, muebles, orfebrería, ornamentos litúrgicos, tejidos, papel y pergamino son el conjunto de piezas que se pueden disfrutar en la exposición del Museo. Algunas de las obras más destacadas son el tríptico de la Epifanía del taller de los Della Robbia, un arca del siglo XIV que, según la tradición, pertenecía a la reina Elisenda, una cruz procesional de los siglos XVI-XVII o piezas de cerámica utilizadas del siglo XIV al XVIII en Barcelona.

Recomendar

Viajes.net Barcelona

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.33 / 10

33 votos

4134 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados