Santa Maria del Mar

Viajes Barcelona

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Santa Maria del Mar

Junto con la catedral de la Seu es otro de los grandes y preciados monumentos de la ciudad, constituyendo al mismo tiempo uno de los templos cristianos más conocidos del país gracias en parte a las novelas que se centran en ella.

Viajes NullSanta Maria del Mar es una iglesia cristiana gótica que fue construida entre 1329 y 1383, principalmente por dos maestros, Berenguer de Montagut, quien diseñó las principales líneas del edificio y Ramón Despuig quien lo ejecutó en su mayor parte.

Ha quedado hasta nuestros días constancia de la fecha de inicio de las obras, siendo esta el 25 de marzo de 1329, tal y como ha quedado recogido en las lápidas situadas en el portal de las Moreras. Al parecer los gastos los sufragaron los feligreses de la zona del puerto y la Barcelonesa por lo que ya en su momento se acordó que la obra debía pertenecer a estos últimos, frente al hecho de que la catedral de la Se estaba encomendada a la realeza y a la nobleza.

Alrededor del 1350 los muros, la fachada y las capillas laterales ya estaban terminadas mientras que habría que esperar a 1379 para que se terminaran el cuarto tramo de bóvedas como estaba previsto. Sin embargo un incendio retrasó aun más esta construcción y finalmente fue en 1383 cuando se colocó la última piedra de la bóveda.

La primera misa se celebró entonces, el 15 de agosto de 1383, un año después de su finalización. Esta época pertenece todavía al periodo clásico del gótico por lo que los detalles flamígeros habían de ser necesariamente posteriores.

Estos derivan de un terremoto que tuvo como consecuencia el derrumbamiento de una parte del monumento Barcelona, especialmente el rosetón, por lo que hubo de iniciarse nuevamente unas pequeñas obras de reconstrucción a partir de 1428 y que finalizarían en 1459.

Pero estos no fueron los únicos contratiempos de su historia, y en 1936 sufrió los ataques de los anarquistas y los comunistas de manera que un altar barroco que poseía la iglesia también fue destruido, con lo que cuando finalizaó la guerra, otra vez fueron necesarias las obras de reconstrucción.

Su aspecto exterior da la sensación de robustez más propio del gótico de estilo español que del gótico en sí que es por lo general más vertical de lo que se deja ver en esta obra. De hecho el edificio se presenta como un bloque compacto, sin apenas secciones de pared que marquen diferentes profundidades dentro del espacio global.

La fachada es otra de sus partes más características, con sus dos torres octogonales que las enmarcan y los contrafuertes entre los que se encuentran enmarcado el rosetón, uno de los elementos más singulares de los edificios góticos, ya que permiten pasar la luz a través de sus vidrieras de colores haciendo que la iluminación de la iglesia sea más mística.

En general es este un templo bastante austero, con apenas decoración en sus muros salvo alguna parte de las capillas interiores. Se nota mucho la diferencia entre esta austeridad y la gracia de los arbotantes del gótico francés, mucho más exuberantes.

No obstante eso no hace que la Catedral del Mar deje de ser uno de los más bellos templos góticos de España, sino más bien al contrario, porque le infunde una cierta particularidad en sus formas que la han hecho ser la preferida para los turistas que cada día llegan a Barcelona.

Recomendar

Viajes.net Barcelona

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.19 / 10

32 votos

4267 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados