Museo Picasso

Viajes Barcelona

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Museo Picasso de Barcelona

Es uno de los museos de Barcelona más visitados, con más de un millón de personas al año, y alberga una de las colecciones más grandes del mundo con obras de arte de Picasso.

Museos Barcelona El Museo Picasso de Barcelona ha dispuesto las pinturas en orden cronológico desde los primeros trabajos del pintor hasta sus últimas obras. Esto ofrece una percepción fascinante de la evolución de la mente de Picasso con el paso del tiempo y muestra cómo desarrolló los diseños tan particulares por los que es famoso hoy en día.

La coleccion

Picasso fue un gran creador, y a lo largo de su vida hizo infinidad de obras, siendo uno de los artistas más prolíferos de la historia. El museo conserva una muestra importante de sus diferentes periodos artísticos, unas 3.800 obras, que forman una de las mejores muestras del mundo de la obra de un Picasso joven y adolescente y también es el testimonio de la especial relación que el artista mantuvo con Barcelona. De hecho, gran parte del fondo del museo se debe a la donación que el propio artista hizo a la ciudad en 1970.

A través de las distintas salas que se puede seguir la trayectoria artística y humana del genial pintor. El recorrido comienza en la sala dedicada a Málaga, ciudad natal de Picasso, donde se exponen sus primeros dibujos infantiles hechos a lápiz. En la sala dedicada a la época que Picasso pasa en La Coruña pueden verse sus primeras telas y óleos donde ya se aprecia la utilización del color de la forma tan peculiar que le caracterizó después.

Entre 1895 y 1897 fijó su residencia en Barcelona pasando los veranos en su Málaga natal. Dos salas resumen la creación de esta época, con cuadros como La Primera Comunión o Ciencia y Caridad, por el que obtuvo una mención honorífica en la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid. En esta última ciudad cursará dos años académicos hasta que, en 1899, regresa a Barcelona y entra de lleno en contacto con la vanguardia catalana. Serán sus años más bohemios en la ciudad, donde se relaciona con los núcleos modernistas de la ciudad y celebra sus primeras exposiciones en el café-tertulia de Els Quatre Gats, que aún funciona como restaurante en la calle Montsió.

En 1901, Picasso viaja a París para descubrir la vanguardia europea de la que tanto había oído hablar en Barcelona. El museo también recoge pinturas de esta época, en las que el artista desarrolla un nuevo estilo que se verá después en todo su esplendor en su Época azul y Época Rosa.

La mayoría de las pinturas que se exponen en el Museo Picasso de Barcelona corresponden al periodo comprendido entre 1890 y 1917. De la época posterior al periodo azul del artista, el museo dispone de muy pocas obras, y de éstas la más destaca es la serie de Las Meninas, pintada en 1957.

La colección de grabados y litografías comprende básicamente el periodo comprendido entre 1962 y 1982. El propio Picasso entregó al museo una copia de cada una de sus obras producidas tras la muerte de Sabartés en 1968. Además, se incluyen algunas de las ilustraciones que el malagueño realizó para diversas ediciones de libros. La exposición del museo se completa con la colección de cerámica creada por el artista y donada por Jacqueline Picasso, su viuda.

En paralelo a la colección permanente hay una programación de exposiciones temporales, con las que el museo va profundizando en aspectos concretos de la obra de Picasso y de los artistas o movimientos que compusieron las vanguardias artísticas y va asimismo dando entrada a la creación contemporánea.

Los edificios del Museo

Ocupa cinco grandes mansiones de la calle de Montcada. Los palacios originales datan de los s.XIII-XIV, con remodelaciones importantes a lo largo del tiempo, las más destacadas en el s.XVIII. Constituyen una buena muestra del gótico civil catalán, con una estructura común, pues todos ellos se constituyen alrededor de un patio, con acceso a la planta noble por una escalinata exterior descubierta.

La calle de Montcada es el núcleo de arquitectura civil medieval más importante de la ciudad. Su trazado, que empieza en la capilla románica de Marcús (s.XII) y termina en la plaza del Born, era continuo hasta el s. XIX, cuando fue dividido en dos tramos con la apertura de la calle Princesa en 1853. Debe su nombre a una importante familia de Barcelona, los Montcada, que en el s.XII recibieron los terrenos como regalo por sus servicios al rey Berenguer IV en la conquista de Mallorca. En 1947 la calle fue declarada Conjunto Monumental Histórico-Artístico.

En 1963 se inaugura el Museu Picasso en el palacio gótico Aguilar. En 1970 el Ayuntamiento amplía el museo con la anexión del palacio del Baró de Castellet y, posteriormente, con la del palacio Meca. En 1999 se inaugura una nueva ampliación del museo, con la casa Mauri y el palacio Finestres como espacios para las exposiciones temporales. Estos cinco palacios configuran el actual Museo Picasso de Barcelona.

Recomendar

Viajes.net Barcelona

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.4 / 10

43 votos

3893 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados