Burgos

viajes Burgos

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Burgos

Tanto la ciudad como la capital, ambas del mismo nombre son lugares en los que se puede disfrutar especialmente sus monumentos que le hacen tener uno de los mejores patrimonios artísticos de la península, especialmente en lo que se refiere a los últimos estilos del gótico tardío. Además son muchas las rutas que recorren su territorio y a través de las cuales el viajero puede conocer lo más importante del folclore tradicional.

Visitar Burgos

Viajes BurgosLa ciudad de Burgos es capital de la provincia del mismo nombre y la segunda más poblada de Castilla y León después de la de Valladolid, por lo que es una de las más visitadas por los turistas que realizan frecuentes viajes a Burgos con la intención de conocer su patrimonio histórico.

Dentro de ese patrimonio se encuentran los restos de los asentamientos debidos en el cerro donde se edificó más tarde el Castillo, de manera que desde ahí en el Neolítico y en la Edad de Hierro se dominaba todo la vista del territorio que en la actualidad ocupa la ciudad.

No obstante, la ciudad como tal fue fundada bastante después, en el año 884 por el asturiano Diego Rodríguez Porcelos hasta que en el 930 pasó a ser capital del condado de Castilla una vez que obtuvo la independencia con respecto al reino de León.

Su conjunto monumental es uno de los más amplios y valorados tanto de su comunidad como del resto de España y entre todos sus edificios destacan sobre todo la catedral de Santa María, que constituye uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica o la cartuja de Miraflores con sus relieves y esculturas que son enseñadas en las aulas de historia del arte como un auténtico ejemplo de este tipo de arte.

Ahora bien, en los viajes Burgos no sólo es interesante su contenido artístico, sino que también vale mucho la pena los lugares comerciales que han surgido como consecuencia de su crecimiento económico que tuvo lugar en el siglo XX como consecuencia de la implantación allí del sector automovilístico.

Esta es sobre todo una tierra para disfrutar de los sentidos en su gran variedad de oferta turística que lleva al viajera tanto por un paseo por el tiempo en sus monumentos y sus tradiciones como por las últimas muestras de la modernidad de una ciudad de interior que ha sabido avanzar con el paso de los años. Sus fiestas son uno de los lugares en los que ambas caras de la ciudad se encuentran ya que se mezcla el folclore más antiguo con las actividades y conciertos más interesantes para el ocio.

En lo que se refiere a la provincia, también aquí se puede encontrar muchos lugares en los que admirar diferentes patrimonios de la humanidad además de bellos e increíbles conjuntos monumentales que se combinan con espacios naturales y avenidas y calles llenas de gente y de vida.

Para conocer algunas de las 1000 localidades de interés se proponen desde la oficina de turismo algunas rutas de interés entre las que destacan las grandes rutas que tienen en su itinerario un recorrido por Burgos. La más conocida de todas ellas es la del Camino de Santiago pero existen otras muchas de interés como la Ruta del Camino de la Lengua Castellana o del Camino del Cid e incluso la Carlos V. A través de estos y otros muchos itinerarios es posible conocer de cerca el pasado de la provincia y de su capital, en los yacimientos y restos arqueológicos siendo uno de los más interesantes a este respecto el de la Ruta del Duero.

En el viaje a Burgos el clima de tipo mediterráneo continentalizado se traduce en temperaturas muy extremas en los meses de invierno que pueden alcanzar los – 10º bajo cero de manera que son muy frecuentes las fuertes nevadas especialmente entre diciembre y enero, mientras que en los veranos también bastante habitual elevadas temperaturas.

Lugares de interés en Burgos

Catedral de Santa María: es uno de las catedrales españolas que seguirán los mismos patrones de las góticas francesas contemporáneas que fueron construidas como esta entre los años 1221 y 1260. Durante los siglos siguientes entre el XV y el XVI, sufrió varias modificaciones especialmente en las agujas de la fachada principal , la capilla del condestable y en el cimborrio del crucero, pero entre todas estas partes la más buscada por los turistas es el reloj del Papamoscas.

Monasterio de Santa María la Real de Las Huelgas: fue fundado por Alfonso VIII de Castilla en el año 1189 y constituye uno de lo mejores ejemplos de monasterio cisterciense por lo que hoy en día forma parte del Patrimonio Nacional.

Cartuja de Santa María de Miraflores: se encuentra a tan sólo tres kilómetros de la ciudad de Burgos y es un conjunto monástico de gran importancia puesto que en su interior se encuentran algunas de las mejores muestras del gótico tardío. Se fundó en el año 1441 por parte del rey Juan II de Castilla como donación de un palacio de caza que este monarca realizó para construir el nuevo edificio resultante.

Iglesia de San Esteban: es de estilo gótico y se construyó en su momentos sobre un antiguo templo romano entre los últimos años del siglo XIII y la primera mitad del XIV.

Iglesia de la Merced: está considerado por muchos como uno de los más importantes ejemplos de monumento tardogótico ya que se construyó entre los siglos XV y XVI en la calle de La Merced de donde toma su nombre. En la actualidad sigue teniendo un uso religioso siendo una parroquia de Padres Jesuitas aunque también incorpora en una parte de sus estancias un negocio de hostelería.

Arco de Santa María: está considerado uno de los monumentos más emblemáticos de Burgos, siendo esta una de las doce puertas antiguas que dieron acceso a la ciudad durante la Edad Media. Siguiendo la entrada que marca este arco, se llega a la plaza de San Fernando donde se encuentra la catedral uno de los lugares más visitados en los viajes a la ciudad.

Museo de Burgos: este museo fue fundado en las conocidas como casas de Miranda y de Iñigo Angulo, que son dos palacios del siglo XVI. Lo más destacado del conjunto arquitectónico, dejando a un lado la impresionante colección que alberga es el patio de Casa de Miranda edificada con galerías soportadas.

Palacio de los Condestables de Castilla: también conocida como casa del Cordón, es un palacio renacentista del siglo XV que se encuentra en pleno casco histórico de Burgos siendo su promotor el Condestable de Castilla Pedro Fernández de Velasco. Además se supone que en su diseño inicial tuvo mucho que ver Juan de Colonia uno de los más destacados arquitectos de la época.

Hospital del Rey: está junto al Camino de Santiago en la zona en la que este itinerario pasa por Burgos, siendo fundado en el año 1195 por Alfonso VIII. Fue en consecuencia un centro donde se acogían peregrinos, siendo además dependiente del Monasterio de Santa María la Real.

Puente de San Pablo: se construyo con piedra para unir la parte sur de la ciudad con la Plaza del Cid, figura a la que está prácticamente dedicado ya que está adornado por varias figuras de este importante caballero de la España medieval.

Castillo de Burgos: está ubicado en el cerro que se encuentra 75 metros del nivel de la ciudad y fue levantado por el conde Diego Porcelos en los tiempos de la Reconquista concretamente en el año 884.

Moverse en Burgos

Hasta el año 2008 el aeropuerto de Burgos no había dispuesto de un tráfico de pasajeros demasiado extenso pero con la ampliación realizada en ese año el número de vuelos comerciales aumentó rápidamente. En consecuencia al viajar a Burgos los transportes lo comunican muy bien.

No obstante cuando se viaja desde las diferentes provincias de España, es mucho más común hacerlo con el ferrocarril que es también muy cómodo y bastante rápido, ya que el recorrido pertence a la línea Madrid-Irún que está bastante bien acondicionada.

Fiestas de Burgos

En Burgos se celebran muchas fiestas y ferias durante todo el año, siendo una de las más populares entre sus habitantes la de San Antón que se celebra en el 17 de enero, cuando tiene lugar el Gamonal que es una comida gratuita y popular compuesta de titos. También es muy importante la romería de la Virgen Blanca que coincide con la creación de un mercado medieval.

Comer en Burgos

La gastronomía de Burgos está compuesta por una comida fuerte a base de carnes y legumbres principalmente donde tanto la morcilla como el queso de Burgos tienen un papel predominante siendo los dos productos más típicos de la región. En cuanto a los platos uno de los más destacados y auténtico ejemplo de las características de la comida burgalesa es la olla podrida, hecho con alubias, morcilla, chorizo, costilla y panceta básicamente.

Recomendar

Viajes.net Burgos

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

54 votos

4937 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados