Restaurantes Burgos

Viajes Burgos

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Restaurantes

Bien conocida es la gastronomía de la tierra burgalesa, que ofrece uno de los platos más saboreados y reconocidos en la geografía española: el cordero asado. La cocina burgalesa tiene también una gran reputación por una buena variedad de recetas como: picadillo de cerdo, alubias rojas, llamadas aquí Ibeas, y la olla podrida. Sin olvidarnos del postre del Abuelo, elaborado con Queso de Burgos. Todo ello acompañado de vino procedente de la Ribera e Duero burgalesa, que hoy en día goza de reputada fama internacional.

Restaurantes Burgos La gastronomía de Burgos está sólidamente ligada a los mejores asados de España, los hornos de leña y puntos realmente insuperables. Muchos restaurantes Burgos saben elaborar los asados de forma exquisita por lo que al viajar Burgos es necesario parar a disfrutar de su rica y tradicional cocina castellana, de platos contundentes y buenos vinos de la tierra.

Algunos de los restaurantes más populares y reconocidos de la ciudad se citan a continuación:

Casa Ojeda. En la calle Vitoria, en pleno centro de Burgos, es un clásico de la restauración burgalesa fundado en 1910 y decorado al más puro estilo castellano. Destaca por la buena materia prima y los asados en su punto. Junto a la entrada del restaurante hay una tienda donde venden los mejores productos y repostería de la ciudad. En su carta se puede encontrar: potajes, estofados, churrascos, gigotes, aves y pescados, ensalada de perdiz, morcilla de Burgos, cordero lechal asado al horno de leña o surtido de quesos burgaleses con dulce de membrillo. Posee una exquisita y variada carta de vinos.

Landa (Hotel Landa Palace). En plena carretera de Irún se levanta este templo de la gastronomía burgalesa. Sus fogones recuperan los sabores tradicionales de la cocina castellana. La morcilla, las alubias, el cordero lechal y el cochinillo al horno constituyen la dieta fundamental del restaurante. La bollería y repostería propias cuentan con recetas como el Gratinado de frutas frescas. Está ubicado en un castillo del siglo XIV. Sus salones están adornados de una forma muy peculiar: en sus paredes cuelgan diferentes objetos antiguos de las casonas castellanas y una colección importante de relojes. Es un interesante lugar para visitar en nuestro viaje a Burgos.

Don Jamón. En la calle San Pedro, cerca de la Catedral, los amantes de los productos ibéricos tienen en este restaurante un rincón apropiado para dejarse llevar. En su gran barra se puede tapear todo tipo de productos derivados del cerdo. El plato principal del restaurante lo constituye un surtido de ibéricos de bellota. La cocina del restaurante no sólo se centra en el cerdo, también se elaboran otros platos típicamente españoles. Una amplia carta de vinos se suma a la oferta de la casa.

El Ángel. Restaurante ubicado junto a la Catedral que ofrece cocina de mercado con platos caseros tradicionales. La vocación hostelera les viene de familia, ya que llevan en este negocio desde principios de los años sesenta. Aquí los productos de temporada son los protagonistas, razón por la que cambia su carta dos veces al año. Cuentan con postres y panadería propia y una importante carta de vinos. Algunos platos recomendados son el tomate con mousse de queso Idiazábal, cochinillo relleno de fuet, crema de arroz con leche, mousse de canela y helado de caramelo.

El Asador de Aranda. La Olla podrida es la reina de este asador que cuenta con una surtida bodega. El restaurante también ofrece la posibilidad de degustar un rico cordero asado. Por el comedor de La Gloria, ubicado junto a la Facultad de Derecho, circula un público muy heterogéneo. También la decoración es variopinta, con azulejos andaluces y maderas castellanas.

Rincón De España. Es un lugar acogedor y tranquilo para los amantes de la auténtica cocina castellana. Situado en la calle Nuño Rasura, de sus fogones salen platos como el asado de cordero o cochinillo, las alubias de Ibeas, las mollejas de cordero con setas, la sopa castellana o la merluza a la korkera. La leche frita, entre los postres, es de los más solicitados.

Mesón La Cueva. Situado frente a la catedral, la calidad de su cocina típica castellana le ha valido, dentro de los restaurantes de Burgos, la medalla al mérito turístico. La carta ofrece platos como la sopa serrana, la menestra de verduras al natural, la merluza de la casa o el ineludible cordero asado. Los postres son caseros y disponen de una buena selección de vinos. La relación calidad-precio es otro punto a su favor.

Vinoteca Cordón. Restaurante de cocina tradicional castellana situado en el casco histórico de Burgos. Es una buena alternativa para los amantes del buen comer y el mejor beber. Los entrantes fríos y calientes, las ensaladas, las ruedas, los pescados, las carnes y, para finalizar, los postres caseros completan una amplia carta que ya alimenta con la vista. Y, para acompañar, se puede escoger entre su gran selección de vinos de la Ribera del Duero.

Mesón del Cid. Ocupa lo que fue una antigua imprenta del s. XVI, donde se imprimió la primera edición de "La Celestina" en 1499. Ejerce como hotel disponiendo de cuarenta y cinco habitaciones. Es uno de los restaurantes referentes en el mundo de la gastronomía de Burgos pues ofrece cocina casera, castellana y del mas puro estilo tradicional. Además de su excelente cordero asado la carta ofrece productos tan típicos como las alubias rojas de Ibeas y el mousse de queso de Burgos con miel.

Fábula Restaurante. Se encuentra junto al Paseo del Espolón y cerca de la Casa del Cordón. Su cocina es creativa, sin olvidar la tradicional castellano-leonesa, y adentrándose en ocasiones en la mediterránea. Utiliza, al máximo, los buenos productos frescos y de temporada que la zona le proporciona. Con una decoración moderna y esmerándose en la elaboración, consigue presentar al comensal sabrosos y afamados platos como: Raviolis crujientes de verduritas y jarabe agridulce, Tartar de canguro, Estofado de callos de bacalao, Patitas de cordero deshuesadas y crujientes con dátil y chorizo, Bizcocho de zanahoria o Lomo de merluza con jugo de berberechos y mejillones.

El restaurante de la Favorita. Dentro de los restaurantes Burgos destaca porque se encuentra enclavado en uno de los espacios de mayor valor histórico y ambiental del casco histórico, con el valor añadido de pertenecer al itinerario del Camino de Santiago que atraviesa Burgos, la típica Calle de Avellanos. El valor tipológico del edificio donde se sitúa, es de gran relevancia, llegando a plantearse hace medio siglo, el albergar el Banco de España. Este edificio de fachada de sillares y muros mixtos de ladrillo, tiene unas balconadas con molduras y tallas de piedra en sus antepechos de gran valor artesano, flanqueada por miradores de madera que buscan abrir vistas a la calle. Desde un punto de vista gastronómico, en el restaurante La Favorita se puede disfrutar de una interminable variedad de pinchos que a buen seguro hacen las delicias de los paladares más exigentes.

El Jardín del Etna. Si lo que deseas es un restaurante vegetariano, este es el que buscas. Se encuentra en la calle de la Merced, próximo a la iglesia de la Merced. Con una colorida decoración, El Jardín del Etna presenta sus platos hechos con productos de huertas ecológicas, y una variada muestra de cervezas y vinos ecológicos, carta de tés e infusiones, y una pequeña tienda de productos ecológicos. Recomendado para todos aquellos que no vienen a Burgos a comer cordero.

 

Recomendar

Viajes.net Burgos

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

10 / 10

1 votos

2633 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados