Fiestas Cartagena

Viajes Cartagena

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Fiestas en Cartagena

Quizás por su pasado glorioso, quizás por el carisma de sus gentes, lo cierto es que esta ciudad mediterránea lo hace todo a lo grande, y como no podía ser menos, sus fiestas más representativas son también grandes eventos culturales.

Fiestas CartagenaLas fiestas Cartagena deben su prestigio a la gran participación y entusiasmo con la que los habitantes de la ciudad se implican en la preparación de cada una de ellas. La más significativa es la Semana Santa, de gran riqueza y solemnidad. En los últimos años, las Fiestas de Cartagineses y Romanos están cobrando mucha importancia debido a la espectacularidad de todos los actos, y por su parte, el Carnaval es todo un derroche de imaginación de los cartageneros. Los bellos trajes regionales pueden admirarse en las distintas fiestas locales, entre las que destaca la ofrenda floral el Día de la Patrona.

La Semana Santa

Uno de los momentos más especiales de la vida de Cartagena es su Semana Santa, una de las más ricas y bellas de España. Merece la pena ir a ver esta celebración religiosa que está llena del color, luz y música que se pone de manifiesto en el adorno floral de los tronos, las intensas luces que iluminan los pasos y el lujoso vestuario de imágenes y penitentes.

La Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional cuenta con el trabajo ininterrumpido de los procesionistas, que durante todo el año preparan, con devoción, su salida por las calles de la ciudad, consiguiendo de esta manera unas magnas procesiones con identidad propia y con un marcado carácter castrense, que queda reflejado en el orden y marcialidad de sus desfiles pasionarios.

La monumentalidad de sus tronos, la belleza de sus imágenes, los ricos bordados de sus vestuarios, el colorido de los tercios de Granaderos y Soldados Romanos, la luz portentosa de sus hachotes, el orden que llevan los penitentes o la Salve Cartagenera son algunos de los aspectos que más impactan a los turistas que deciden viajar Cartagena durante la Semana Santa.

Los balcones se engalanan con los colores de las cuatro Cofradías, de color rojo (Cofradía California), morado (Cofradía Marraja), blancas (Cofradía del Resucitado) o negras (Cofradía del Cristo del Socorro), y sobre ellas un escudo, que representan los colores e insignias de las cuatro Cofradías Cartageneras.

Son especialmente emotivos actos como la salida de San Pedro del Arsenal, el Encuentro en la madrugada del Viernes Santo, la salida de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la Pescadería de Santa Lucia y el Lavatorio de Pilatos que hacen que la Semana Santa de Cartagena sea única.

Las imagines de sus espléndidos pasos son obras de arte talladas por importantes escultores como Capuz, Sánchez Lozano, Gónzalez Morenos, Salzillo y Benlliure, destacando, además, los ricos bordados y la amplitud de los mantos de las Vírgenes.

Ya, al empezar la Cuaresma, todos los domingos hasta el de Ramos, los tercios de Granaderos y Judíos de las cofradías desfilan por las calles de Cartagena, anunciando la proximidad de la Semana Santa. La fiesta comienza el Viernes de Dolores en la cual se rinde homenaje a la Patrona, la Virgen de la Caridad.

Ofrenda Floral a la Virgen de la Caridad

El Viernes de Dolores Cartagena celebra el Día de su Patrona, la Virgen de la Caridad, y la ciudad se viste de gala, tradición y folklore. La comitiva parte desde la Plaza del Ayuntamiento siguiendo el itinerario formado por las calles Mayor, Plaza de San Sebastián, Puerta de Murcia, Sagasta, Tolosa Latour, Carmen, Santa Florentina, Parque, López Pinto y Serreta. Miles de claveles inundan los pies de la Virgen al igual que ocurre con las calles más céntricas donde los cartageneros se reúnen para contemplar los trajes típicos y la devoción de quienes desfilan.

Las fiestas en Cartagena cuenta con tres trajes diferentes, que se pueden ver por las calles de Cartagena en este día. El traje de lujo, es el más conocido. En las mujeres, está compuesto por falda de raso rojo, verde o morado cubierta de lentejuelas y pedrería, acompañada de detalles como el camafeo, la chaqueta de terciopelo negro y la mantilla, además el peinado tradicional de pequeñas trenzas enlazadas. El hombre viste camisa blanca y chaqueta y pantalón de terciopelo negro a media pierna, con fajín del color de la falda de su acompañante. En este día también desfilan otras poblaciones con su traje típico, como el marinero de Santa Lucía, o el de Torre Pacheco o La Palma, con el traje del campo de Cartagena.

Las fiestas de Cartagineses y Romanos

Se celebran la última quincena de septiembre para conmemorar y escenificar parte de los diversos acontecimientos históricos que tuvieron lugar en la ciudad en los tiempos de la Segunda Guerra Púnica, hace unos dos mil años.

Las representaciones van desde la fundación de Qart-Hadasth o Ciudad Nueva, por el caudillo carthaginés Asdrúbal en el año 223 a.C., hasta la toma de la ciudad por los romanos, al mando de Publio Cornelio Escipión, en el año 209 a.C., a la que dan el nombre de Carthago Nova.

Los más de cinco mil quinientos festeros están perfectamente organizados: Los grupos carthagineses reciben el nombre de tropas y están organizados en veinticinco grupos.Los grupos romanos se llaman legiones y son también veinticinco.

Algunos de los hechos que recrean las tropas carthaginesas son el juramento de enemistad a Roma del general Aníbal antes de partir a la Península Ibérica, y la Fundación de Qart-Hadasth por Asdrúbal, todo en el magnífico escenario natural del auditorio del Parque Torres. Las Bodas de Aníbal e Himilce se representan en el campo de fútbol del estadio Cartagonova.

Entre los actos históricos que organizan las legiones romanas está la Declaración de Guerra a Carthago, donde tiene lugar una Sesión del Senado Romano y se recrea en clave de humor la actualidad política y social de la ciudad.

Pero el espectáculo más significativo es el Circo de Roma, recreación de las ceremonias y luchas entre gladiadores del gran espectáculo del circo romano que cuenta con un despliegue impresionante de actores y figurantes, fieras salvajes y pirotecnia, ante la presencia de más de quince mil espectadores. El momento más esperado son las carreras de caballos y cuadrigas. También se celebra en el Estadio Cartagonova.

Las fiestas Cartagena terminan con el Gran desfile General de tropas y legiones, el último sábado, poniendo una nota de color histórico en las calles.

No hay que perderse, en este viaje, el Campamento Festero que es un gran recinto ubicado en la Rambla de Benipila donde cada uno de los cincuenta grupos decora una parcela conforme a la época, instalando en ella un bar con entrada libre, donde se pueden degustar los vinos, tapas y licores típicos del campo de Cartagena.

Carnaval de Cartagena

Desde su reaparición, en 1981 ha cobrado nueva vida ya más de cinco mil personas se agrupan en comparsas y chirigotas para dar alegría y color a esta fiesta. Las personas que integran el carnaval proceden en su mayoría de asociaciones de vecinos o agrupaciones de iniciativa cultural, clubs sociales, tanto del casco antiguo como barrios y pedanías, aunque también, existen iniciativas particulares. Todo el espectro social de la ciudad tiene representación en la fiesta.

El Carnaval de Cartagena ha sabido abrirse paso entre todas las fiestas que de este tipo proliferan por todo el suelo nacional, hasta el punto de llegar a formar parte de la Fundación Europea de Ciudades Carnavalescas.

Su consagración es ya una realidad palpable, habiendo adoptado un carácter cultural que lo revaloriza. La continuidad en el tiempo de estas fiestas en Cartagena y la integración en ellas de las costumbres de un pueblo, conceden a estos Carnavales el reconocimiento que se merecen.

Recomendar

Viajes.net Cartagena

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

2243 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados