Arquitectura Ibiza

Viajes Ibiza

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Arquitectura en Ibiza

La arquitectura ibicenca más genuina se define como sobria, sencilla y blanca, el blanco impoluto de la arquitectura ibicenca, por la que Ibiza se llamó la "isla blanca". Las paredes encaladas son imprescindibles en toda casa o iglesia ibicenca, si bien en ocasiones se presentan también con las paredes desnudas mostrando directamente la piedra.

Arquitectura Ibiza Se cree que encalar paredes es una práctica que se originó de la época púnica. Otro elemento imprescindible de la arquitectura Ibiza son los techos con las vigas de sabina. Arcos en los porches, paredes rectas en el resto de la construcción y el toque de color en las puertas y ventanas. Las paredes son muy gruesas, para que las casas mantengan temperatura fresca en verano y calor en invierno. Las ventanas son mas estrechas en la parte exterior que en la interior, imitando un poco a las antiguas fortalezas que eran las propias iglesias.

En cuanto a la arquitectura pública y monumental, Ibiza ofrece numerosos ejemplos de todas las épocas, e igualmente, son construcciones bastante sencillas.

Dalt Vila

La Ciudad Vieja de Ibiza está rodeada de una muralla, la segunda mejor conservada del Mediterráneo. Su puerta de acceso, el Portal de Ses Taules, es una puerta renacentista con el escudo de Felipe II en lo alto, y permite adentrarse hacia el patio de armas. En las calles de Dalt Vila, mientras unas son largas otras van haciendo zig zag entre grandes escaleras interiores, y callejuelas donde se tiene la sensación de estar perdido. La otra puerta de acceso a Dalt Vila se llama "Portal Nou". Aunque no es tan espectacular como el Portal de ses Taules, deja ver las murallas por dentro a través de un túnel que desemboca en una gran escalinata con casas blancas subiendo y trepando hacia la cima de la Vila.

Iglesias

Las iglesias no sólo fueron utilizadas como templos de oración y misa, sino que también servían de refugio ante los ataques de piratas. Su función defensiva se evidencia por sus emplazamientos, casi siempre elevados y con buena visibilidad, la solidez de sus muros o incluso, torres o elementos claramente militares. Por lo demás su arquitectura es clásica, de poco tamaño y de colores blancos. Existen muchas iglesias de estas características en la isla y todas son interesantes de visitar, la Iglesia de San Jorge, de San Carlos, de Santa Gertrudis, de San Mateo, de Santa Inés. Son iglesias que a la vez permiten conocer muchos lugares y zonas pintorescas de la isla de Ibiza.

Poblado de Balafia

El poblado de Balafi, o Balafia, se encuentra en el Término Municipal de Sant Joan de Labritja. En el pueblo de Sant Llorenç de Balafia. Sus torres servían de refugio ante los temidos ataques de piratas. Las cruces blancas, que aparecen pintadas en la fachada de estas torres, tienen una función protectora contra las influencias negativas. Se trata de un antiguo poblado fortificado, un conjunto de típicas casas rurales ibicencas con torres de defensa interiores, de gran belleza estética e interés arquitectónico. Son cinco casas payesas con torres de defensa, adaptadas a la configuración del terreno. Muy cerca de este poblado se encuentra la Iglesia de Sant Llorenç, sencilla y blanca, como mandan los cánones estéticos de arquitectura Ibicenca.

Molinos de agua

Forman parte de la arquitectura en Ibiza más popular y muy habituales, aunque por desgracia, muchos han desaparecido. Servían para subir el agua para el regadío y existe un gran número de ellos por las zonas de cultivo cercanas al aeropuerto. Los molinos de agua se han convertido en todo un emblema de la isla.

Molinos de viento

Son los molinos más abundantes en las Pitiusas, tanto en Formentera como en Ibiza. Servían para fabricar harina y en Ibiza se han recuperado muchas de estas construcciones. Así, hoy día se pueden ver este tipo de molinos en el Puig des Molins de Ibiza ciudad, en Sant Antoni de Portmany y en Santa Agnés de Corona. A diferencia de los otros, éste no está pintado de blanco sino que mantiene sus originales paredes de piedra.

Torres de defensa

A partir del siglo XVIII, bajo el reinado de Carlos III, se comenzaron a construir las torres costeras con la finalidad de crear un sistema defensivo en todo el litoral. Cuentan con dos pisos abovedados, y la planta baja era el polvorín. Los vigilantes alertaban a la población con hogueras o con humo y los habitantes se resguardaban donde podían. Las torres son: Torre de Comte, Torre de Ses Portes, Torre des Savinar, Torre des Carregador, Torres d´en Lluc, Torre des Molar, Torre de Portinatx y Torre d´en Valls.

Palacio de Congresos

Inspirado en la arquitectura Ibiza de las Iglesias que jalonan todas las poblaciones, este edificio constituye una evocación de la cultura ibicenca. El edificio en el que gracias a amplios lucernarios domina la luz natural, pretende ser una respuesta al clima de la isla y un homenaje a los patios de sus casas e iglesias que tanto caracterizan su arquitectura.

Cuenta con un centro cultural marcado por la esencia natural de la isla, con un amplio espacio iluminado por la luz natural que captan los lucernarios estratégicamente colocados en el conjunto de su arquitectura: dos hacia la sala de exposiciones, uno en el salón de actos y otro sobre el patio, desde donde se divisa una panorámica del bosque de pinos mediterráneos que envuelve el edificio.

Recomendar

Viajes.net Ibiza

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

5115 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados