Dalt Vila

Viajes Ibiza

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Dalt Vila

La llamada Vila, por sus habitantes, es la capital de la isla y, en lo más alto de la colina, está situado el Barrio Antiguo o Dalt Vila. El recinto fortificado de la ciudad de Ibiza fue declarado en 1999 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Esta declaración también incluyó la necrópolis del Puig des Molins, el poblado fenicio de sa Caleta y las praderas de posidonia del Parque Natural de ses Salines.

Arquitectura Ibiza El recinto de Dalt Vila conserva el trazado original del siglo XVI que convirtió a Ibiza en una de las ciudades mejor defendidas del Mediterráneo. Fue en ese tiempo cuando el rey Felipe II acordó construir una nueva muralla que rodeara la ciudad, y hoy queda como muestra de la arquitectura militar y de la estética del Renacimiento. Recorrer las callejuelas inclinadas de este casco antiguo hasta llegar a la parte más elevada y asomarse por los baluartes permite contemplar las mejores vistas sobre la bahía y la ciudad, la playa de En Bossa, ses Salines y la isla de Formentera.

La puerta principal, flanqueada por dos estatuas romanas, recibe al visitante que previamente ha tenido que subir una pendiente y pasar un puente levadizo, lo que se denomina Portal de ses Taules. De ahí se pasa a un patio de adoquines que supone la antesala de la Plaza de Vila o plaza principal. Si se prefiere, la entrada en el Portal Nou no es tan empinada e invita a un cómodo paseo durante el cual poder admirar las casas de estilo gótico catalán, con grandes portales de madera, capillas privadas y majestuosas escaleras.

El Portal de ses Taules, se construyó en el siglo XVI y es de autor desconocido. El puente levadizo actual es de 1990 y fue reconstruido según fotografías antiguas. Las fornículas que lo flanquean albergan las reproducciones de las estatuas de la diosa Juno y la de Cayo Julio Tirón Getúlico, patricio romano benefactor del decurión ibicenco Lucio Oculacio. La estatua situada en la fornícula de la entrada interior del Patio de Armas podría corresponder a Lucio Oculacio. Los originales de estas esculturas se guardan en el Museo Arqueológico de la Plaza de la Catedral de Ibiza.

Quizás el elemento más importante de la ciudad sean las murallas renacentistas que disponen de siete baluartes poligonales y un revellín. Las murallas medievales se hallan en su mayor parte enterradas, a modo de contrafuerte de las actuales, en algunos tramos, otros están al descubierto, como en la Plaza de la Catedral, con torres almenadas, o han sido desenterradas en diversas campañas arqueológicas como en la ronda de Joan Baptista Calvi.

Desde los baluartes de la fortaleza se tiene una maravillosa vista sobre la ciudad, sobre todo desde la plaza de la Catedral. Abajo brillan las cúpulas de teja roja de la iglesia de Santo Domingo, siglo XVI, y más a la izquierda se ve la plaza principal de la ciudad, Vara de Rey. En medio hay una estatua dedicada al general ibicenco del mismo nombre que luchó en la guerra de Cuba.

Entre el mirador de la plaza de la Catedral y el carrer Major, hay un edificio con una puerta gótica algo extraña, que en principio era una ventana gótica, bajo una torre reconstruida de la muralla medieval. Es el edificio de la Reial Curia, institución que albergaba en el medievo el equivalente actual de tribunales y notaría.

El Castillo y Almudaina se hallan situados sobre la roca fundacional de la ciudad y es una obra castrense que se ha ido remodelando cada época, según las necesidades militares y el desarrollo de las armas. En el siglo XVIII tomó su forma actual, aunque la escalera de acceso desde la plaza de la Catedral es de 1993.

La Catedral de Ibiza está consagrada a la virgen María. Iniciada en el siglo XIV, posiblemente sobre una mezquita, en un principio debió ser una magnífica muestra de gótico catalán pero su construcción se vio interrumpida en el siglo XVI. Remodelada varias veces para adecuarla a los diversos trazados de la muralla medieval, adquirió la forma definitiva en el siglo XVIII con añadidos barrocos en el ábside y la nave.

El Museo Arqueológico de Dalt Vila está situado en el edificio que albergó el órgano de autogobierno de la isla desde el siglo XIII, la Universidad, que fue anulada a los pocos años de la llegada de las tropas españolas en el siglo XVIII. El edificio consta de tres cuerpos que se corresponden con los diversos usos de las edificaciones. La entrada actual al museo, de estilo gótico tardío con un rosetón y un pantocrátor rescatados en las obras de restauración de principios del siglo XX, se corresponde con la capilla a San Salvador de la cofradía de marineros y pescadores.

Siguiendo el paseo por las calles de Dalt Vila de Ibiza, en la calle de Sant Ciriac se encuentra la capilla dedicada al mismo santo. Según la leyenda, en este lugar se encontraba la puerta por la que entraron las tropas catalanas en la festividad de San Ciriaco, 8 de Agosto, conquistando la ciudad y por extensión la isla. El edificio del antiguo seminario diocesano, hoy un bloque de apartamentos de lujo, fue Residencia de los Padres de la Compañía de Jesús en el siglo XVII. El actual Ayuntamiento de Ibiza y la Iglesia de Santo Domingo, es la antigua sede del convento de los Padres Dominicos, construido entre los siglos XVI y XVII. El Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza, en el Baluarte de Sant Joan, ocupa un edificio del siglo XVIII.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3301 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados