Playas Ibiza

Viajes Ibiza

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Playas de Ibiza

La naturaleza ibicenca constituye, sin duda, el atractivo más importante de la isla. Con una extensión de más de quinientos kilómetros cuadrados, la isla ofrece doscientos kilómetros de playas que se pueden disfrutar en cualquier época, pues su belleza y sus aguas las hacen siempre interesantes y únicas.

Playas Ibiza Las playas Ibiza son apreciadas en el mundo entero, debido a sus aguas critalinas y su fina arena blanca. Ibiza ofrece múltiples posibilidades de disfrutar de un baño en el mar, en playas que cuentan con una amplia gama de servicios y diferentes ambientes. Hay calas mágicas, como Cala d'Hort, presidida por el islote de es Vedrà; otras de belleza singular, como las Platges de Comte, rincones poco frecuentados, como es Pou des Lleó y playas grandes y familiares, como Platja d'en Bossa o Es Figueral. Las playas de Ses Salinas y Es Cavallet se encuentran en entornos naturales protegidos, con un sistema de dunas de gran valor ecológico.

Las playas de la isla destacan por su singular belleza y por sus aguas de color turquesa y su transparencia, que se debe a la Posidonia Oceánica, reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. A su valor ecológico y medioambiental, se une el aliciente de que en sus inmediaciones se pueden encontrar restos de civilizaciones pasadas, como en el caso del Poblado fenicio de Sa Caleta y antiguas torres de defensa que salpican todo el litoral. Además, en la mayoría de las playas existe la posibilidad de practicar todo tipo de deportes náuticos.

Playa de Talamanca

Situada a la bahía de Talamanca, sus novecientos metros de longitud la convierten en la playa más grande del municipio de Ibiza. Es poco profunda, de arena fina y se encuentra muy bien protegida de los vientos. Su anchura, permite la existencia de un paseo de madera elevado sobre la arena, que configura un itinerario ideal para pasear a pie. Este paseo llega hasta el final de la playa, a la zona rocosa de San Punta y da continuidad al paseo marítimo de Juan Carlos I, que cuenta con zonas ajardinadas, áreas de juego para los niños y áreas deportivas al aire libre. Conecta con el puerto deportivo de Marina Botafoch y con el centro de la ciudad.

La oferta de servicios es muy amplia, lo cual convierte esta playa en un lugar ideal por tomar el sol y bañarse sin riesgo, así como para iniciarse en la práctica de deportes de vela ligera y disfrutar en una de las muchas terrazas de los bares y restaurantes.

Playa de Ses Figueretes

Está situada en el barrio del mismo nombre y se configura como un conjunto de varias calas o pequeñas playas que se unen a pequeñas zonas rocosas. Puede afirmarse que ésta es la playa por excelencia de la ciudad de Ibiza, ya que se encuentra dentro del núcleo urbano más cercano al centro de la ciudad y se puede acceder a ella en transporte público, a pie o en bicicleta.

Sus cuatrocientos cincuenta metros de longitud y hasta veinticinco de anchura la hacen una de las playas de Mallorca más seguras para nadar sin apenas peligro, ya que se encuentra protegida de los fuertes vientos. A un lado de esta playa, se encuentra el paseo de Ses Pitiüses, una vía peatonal repleta de establecimientos hoteleros y de oferta complementaria, una circunstancia que convierte a Ses Figueretes en una playa cómoda para los turistas desde el punto de vista de los servicios.

Playa d'en Bossa

Un total de setecientos de los dos mil setecientos metros de Playa d'en Bossa pertenecen a la ciudad de Ibiza. Esta zona, situada inmediatamente después de Ses Figueretes, es ideal para tomar el sol y bañarse sin demasiados riesgos. Debido a su fácil acceso y la amplia gama de servicios que ofrece, es un lugar ideal para personas que buscan una oferta deportiva amplia, así como todo tipo de comodidades turísticas. La anchura de playa d'en Bossa oscila entre 20 y 25 metros y sus fondos son arenosos y poco profundos. A consecuencia de su orientación hacia al este y a su estructura abierta, la playa está expuesta a los vientos más fuertes del Levante y a los flujos del sur del mar hacia tierra.

Cala D'Hort

Playa arenosa bella y estrecha, desde la que se puede disfrutar de las vistas sobre la isla misteriosa de Es Vedrá, la cual, solo a unos cientos de metros de la orilla, se erige sobre el mar que la rodea. En verano la playa esta bastante llena. Hay algunos bares y restaurantes, desde los cuales se puede disfrutar de las maravillosas vistas. Por la tarde, merece la pena quedarse para poder contemplar el atardecer en un espacio natural fuera de lo común. Sólo se puede llegar a esta playa en coche, siguiendo las señales desde San José.

Cala Conta, Playas de Ses Comptes

Rodeada por dos laterales rocosos, esta playa arenosa ofrece una playa extra al final de uno de los extremos, a la cual solo se puede llegar a través de los escalones excavados en la roca. La playa garantiza un baño seguro para todos, en especial los niños. Hay muy pocas zonas de sombra, así que puede ser recomendable llevar sombrilla. La playa se encuentra en la zona más al Oeste de la isla, por lo que el agua está especialmente limpia y por la tarde se puede disfrutar de un bonito atardecer escuchando el Bolero de Ravel. Sobre las dos playas principales hay un bar cafetería que sirve comidas y bebidas frescas. En los alrededores hay tres restaurantes accesibles a pie. La calita más pequeña tiene un chiringuito.

A estas playas se puede llegar en coche, autobús, o ferry durante el verano. El barco sale regularmente desde el puerto de San Antonio y de varios hoteles por toda la bahía. El autobus sale desde la estación de Sant Antonio por las diversas paradas en la bahía. Dispone de un buen aparcamiento, pero en pleno verano se abarrota.

Pou d’es Lleo

Una pequeña cala arenosa paradisíaca, que dispone de un kiosco para tomar algo cuando hace mucho calor, sobre todo teniendo en cuenta que no hay zonas de sombra. Los alrededores son muy apreciados para realizar paseos. Tiene sesenta metros de longitud y diez metros de anchura, y se llega hasta allí en coche, siguiendo las señales desde San Carlos.

Las Salinas

Tomando el nombre de la salinera al sur de Ibiza, la Playa de Las Salinas está situada en el extremo meridional de la isla. La larga curva arenosa que forma la playa está rodeada de pinos y dunas. Las aguas cristalinas centellean en los días sin viento e irradian una gran quietud y serenidad. Es ideal también para los excursionistas con ganas de explorar una de las zonas declaradas como Reserva Natural de Ibiza y Formentera. En los meses de verano, las Salinas es la playa de moda en Ibiza, punto de encuentro de ricos, famosos y fans de la vida nocturna.

Los bares, en su mayoría muy exclusivos y caros, ponen música durante todo el día animando el famoso verano de Ibiza. También se sirven cócteles hasta en las hamacas. Al final de la playa se encuentran los nudistas, las familias hippies y los noctámbulos, como las Drag Queens, que quieren descansar después de las largas noches ibicencas. En definitiva una mezcla que no hay que perderse.

Es Cavallet

Es una de las playas Ibiza oficialmente nudista, salvaje y natural, protegida por dunas de arena y un cinturón verde de montículos. Tiene grandes olas cuando sopla el viento del Este con buenas condiciones para surfistas experimentados. Las dunas se extienden por toda la playa, siendo un sitio ideal para tomar el sol. En los meses de verano, se convierten en punto de encuentro obligado para los homosexuales de todo el mundo. Al fondo de la playa, hay un chiringuito (chiringay) con música disco y cócteles, consiguiendo un ambiente de fiesta durante todo el día.

Recomendar

Viajes.net Ibiza

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3590 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados