Mirador del Rio

Viajes Lanzarote

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Mirador del Rio

Es un magnífico mirador diseñado por César Manrique en el escarpado borde de los acantilados de Famara y que ofrece unas vistas espectaculares de la isla de la Graciosa y el resto del archipiélago Chinijo.

Arquitectura LanzaroteEl Mirador del Rio es otra de las ejemplares construcciones de César Manrique integradoras del Arte y la Naturaleza. Fue inaugurado en 1973 sobre un enclave de gran valor paisajístico y estratégico, que antes pertenecía al Ministerio de Defensa y se conoce como la Batería del Rio, a 479 metros de altura sobre el nivel del mar. En tiempos, allí existió toda una batería de cañones que se utilizó en la guerra entre España y Estados Unidos por la soberanía de Cuba, en el siglo XIX.

A primera vista se puede creer que es una excavación en el acantilado, pero en realidad se trata de una edificación con dos enormes cúpulas enterrada para así conseguir disimular su construcción. La realización técnica de la obra corrió a cargo del arquitecto Eduardo Cáceres y del artista Jesús Soto. Su ejecución supuso un alarde de planificación técnica, ya que, con los escasos medios existentes, hubo que proceder a la excavación del terreno y, con posterioridad, realizar el edificio y cubrirlo con piedra volcánica. Las características ambientales y paisajísticas del emplazamiento, así como la particularidad del uso, permitieron abordar esta obra de forma experimental, tanto en los aspectos funcionales como en sus soluciones estéticas y constructivas.

Antes de entrar al Mirador, en el exterior, resalta una escultura figurativa de Manrique construida en hierro forjado que representa un pez y un ave. Se trata de una metáfora de dos elementos de la naturaleza que tienen gran presencia en este paisaje: el agua y el aire.

Dirigiendo la vista hacia el edificio estaca la fachada, de forma semicircular y construida en piedra. Al entrar, se encuentra en primer lugar, un ondulante pasillo adornado con piezas del ceramista más querido en la isla, Juan Brito. El pasillo conecta con el salón principal del Mirador, donde se encuentra la cafetería, las mesas, la gran chimenea y por supuesto, los amplios ventanales que permiten disfrutar de una estupenda panorámica del archipiélago Chinijo, los Ojos del Mirador. Destacan, como elemento decorativo, las esculturas de hierro suspendidas del techo y soldadas por el propio Manrique, cuya finalidad consiste en amortiguar la reverberación que se produce en el interior de la roca excavada. Desde esta sala principal se puede salir a un balcón exterior que permite una visión aún mejor del litoral.

La vista ofrece en primer lugar la isla La Graciosa, detrás se encuentran Montaña Clara y el Roque del Oeste y al fondo se logra ver Alegranza, lejos de la vista queda el Roque del Este. Desde el Mirador se aprecia la base del Risco de Famara y en él, la más antigua salina de la Isla , Salina del Río, explotada desde la época romana. Como curiosidad, mencionar que la denominación de Mirador del Rio en Lanzarote se explica porque el espacio de 2 km de mar que separa la isla La Graciosa, es llamado por los lugareños el Río

Desde la singular cafetería se acceder a la planta superior a través de una escalera helicoidal que, al igual que el resto del edificio, presenta la bicromía del color de la madera y el blanco de la mampostería. En la primera planta se encuentra una tienda de souvenir, continuación del original diseño manriqueño. En este mismo espacio se encuentra un pequeño ventanal con forma de ojo desde el cual se puede contemplar, al fondo, el Volcán de la Corona. Continuando la escalera se accede a las terrazas exteriores de la azotea a través de un lucernario que se halla en la cúspide del edificio. En definitiva, un reto arquitectónico que se integra en la naturaleza para mostrar la belleza del lugar.

El Risco de Famara es un acantilado que se desarrolla longitudinalmente a lo largo de veintidós kilómetros desde Punta Fariones, el extremo más al norte de la isla, hasta el Morro del Hueso, en las inmediaciones de Teguise. A largo de su orografía se alcanza el punto de mayor altitud de Lanzarote, las Peñas del Chache, de 671 metros de altitud. El trazado vertical del Risco discurre casi en paralelo a la costa de La Graciosa, de la que la separa el estrecho brazo de mar denominado el Río. De gran interés medioambiental el Risco de Famara, La Graciosa y los islotes próximos a ella, incluidos los fondos marinos, forman una unidad declarada Parque natural del Archipiélago Chinijo.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

10 / 10

1 votos

4017 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados