Cueva de los Verdes

Viajes Lanzarote

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Cueva de los Verdes

Recorrer un túnel de lava es una de las propuestas más atractivas que ofrece la isla de Lanzarote. Dentro de esta cueva las estalactitas no son de agua sino de lava y sus formas y colores fueron modelados por el río de lava del volcán Corona en su descenso hacia el mar.

Monumentos Lanzarote La Cueva de los Verdes está situada en el norte de la Isla de Lanzarote, en el municipio de Haría, e integrada en el vasto paisaje volcánico del Monumento Natural del Malpaís del Volcán de La Corona. Un lugar ya de por sí, impactante.

Su formación es el resultado de la actividad eruptiva del Volcán de la Corona que se produjo hace, aproximadamente. entre 3.000 y 5.000 años. La erupción dio lugar a un extenso túnel volcánico subterráneo de más de seis kilómetros de longitud que discurre desde el cono volcánico hasta el mar, donde se sumerge 1.5 km. en aguas del océano Atlántico para constituir el túnel volcánico más largo del mundo.

Las corrientes de lava subterránea se forman cuando la superficie exterior se solidifica por el enfriamiento causado por el aire, formando de esta forma el techo. Luego, cuando el contenido se vacía por haber llegado ya toda la lava al mar, queda constituida la cueva. La posterior acumulación de gases en su interior, allí comprimidos, hacen que se derrumben algunas partes del techo. Esto explica los fenómenos llamados Jameos, en este caso los accesos a la cueva.

A pesar del nombre, los Verdes, en el interior de la cueva no predomina este color, sino que el origen del topónimo está en la conocida familia "Los Verdes", antiguos propietarias de las tierras en la que se encuentra la cueva y que vivían junto al jameo de entrada a la misma, o dentro de ella, si la situación lo requería. Pero ellos no fueron los primeros habitantes de la Cueva de los Verdes, sino que ya fue un buen refugio para la población prehispánica, pues en su interior se han encontrado utensilios que explican sus costumbres y formas de vida.

También sirvió como escondite frente a los ataques de los piratas que llegaban a la isla para apresar rehenes y luego exigir bienes por su rescate o para capturar a los indígenas y venderlos como esclavos en África y Europa. Su interior resultaba, en todos los casos, un abrigo excepcional, pues su temperatura es constante todo el año, en torno a los 19ºC.

El tramo accesible de la Cueva de los Verdes de Lanzarote está formado por más de un kilómetro de galerías superpuestas con interconexiones verticales entre ellas. En algunos puntos llega a tener tres niveles y permiten al público descubrir nuevos espacios desde perspectivas diferentes. Al final del tramo, se encuentra el Auditorio, donde el túnel llega a tener unos cincuenta metros de altura con anchuras que se aproximan a los quince metros. Sin duda un lugar excepcional para escuchar un concierto de música, con una acústica muy especial.

Existen peculiares formaciones y estructuras pétreas: canales de lava, bloques sólidos arrastrados por la corriente, goterones de lava, depósitos salinos, sucesivos estratos de lava solidificada. Resulta particularmente notable la gama de colores que adornan las bóvedas y paredes de la gruta. Los colores rojizos son debidos a la oxidación del contenido en hierro de los basaltos. Las múltiples tonalidades ocres provienen de los reflejos de la luz sobre eflorescencias salinas producidas por las filtraciones de agua desde la superficie.

Fue el artista lanzaroteño Jesús Soto quien, en 1964, diseñó, acondicionó e iluminó el recorrido para ser visitado de la forma más respetuosa posible y resaltando los puntos más bellos del recorrido. La visita es guiada y tiene una duración de una hora, acompañado de música ambiental y una temperatura interior muy agradable. En el trayecto se aprecian caprichosas formas en la roca, como las miles de estalactitas originadas por el goteo de la lava que son resaltadas por una iluminación indirecta. Aunque la Cueva es muy fácil de transitar, incluso para niños pequeños, hay que tener en cuenta la existencia de varias zonas donde hay que caminar agachado por tener el techo muy bajo, y varios tramos de estrechas escaleras.

Un poco de historia

Los primeros testimonios conocidos sobre la existencia de la Cueva de los Verdes provienen de los escritos del ingeniero militar italiano Leonardo Torriani en 1590. En ellos Torriani, aparte de destacar la significativa belleza de este llamativo accidente geológico, ya comenta su importante interés defensivo y de protección para la población insular. Lanzarote, principalmente durante los siglos XVI y XVII; sufría cíclicos episodios de enorme inseguridad debido a las continuas invasiones, razzias, y secuestros por parte de los piratas de la costa norte de África. Se tienen evidencias históricas de que las intrincadas galerías de la Cueva de los Verdes sirvieron como escondite y refugio a la diezmada población insular.

Con posterioridad, ya en el siglo XIX, se convierte en visita obligada para viajeros, eruditos y científicos europeos que se desplazaban por las Islas Canarias. Todos ellos describen con fascinación esta singular formación volcánica. Entre ellos destaca el geólogo Georg Hartung (1855), el geólogo y botánico Karl Von Fritsch (1863) y, más recientemente, al también geólogo Eduardo Hernández-Pacheco (1907).

La Cueva de los Verdes es, sin lugar a dudas, uno de los sitios más interesantes de visitar en Lanzarote para complementar los conocimientos de vulcanología que ofrece el espectacular Timanfaya. Al ser la erupción del Volcán de la Corona muy anterior a las de Timanfaya, se aprecian claras diferencias, pues en la zona de lava del terreno circundante a la Corona y la Cueva de los Verdes la flora y fauna está mucho más desarrollada y se abre paso con fuerza, frente a los yermos campos de lava de Timanfaya, aún en las primeras fases de desarrollo tras las recientes erupciones del siglo XVIII.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8 / 10

1 votos

3871 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados