La Gran Via

Viajes Madrid

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

La Gran Vía

La centenaria Gran Vía de Madrid ha visto tanta historia que si hablase sería imposible dejar de escuchar lo que nos tenga que contar. Es la principal arteria de la capital, un interminable acceso con una generosa oferta de ocio y un gran valor arquitectónico. Un lugar idóneo para sumergirse en la historia matritense, hacer algunas compras o ver la última película de cartelera.

La Gran Vía responde a un ambicioso proyecto de modernización del centro urbano de Madrid. Probablemente el mayor que ha experimentado la capital a lo largo del siglo XX. El objetivo de este acceso era unir el distrito burgués del barrio de Salamanca con el casco histórico madrileño, un propósito con demasiados obstáculos e inconvenientes que retrasó su construcción más de cuarenta años.

Historia de la Gran Vía

Turismo MadridEl esbozo de esta arteria urbana se dibujó en el último tercio del siglo XIX, cuando diversos urbanistas presentaron a las autoridades sus ideas acerca de una importante vía interior que atravesara el Madrid histórico. Estos primeros intentos se vieron aplacados por las numerosas dificultades, principalmente porque para abrir paso a la nueva vía  era necesario derribar algunos edificios.

En los primeros años del siglo XX, la idea de la Gran Vía comienza a ser una realidad después de la aprobación de la Ley para la Construcción de Grandes Vías. Los arquitectos José López Sallaberry y Francisco Andrés Octavio serían los encargados de materializar sobre la ciudad la idea plasmada sobre el papel. Se pone en marcha de este modo el proyecto de reforma de prolongación de la calle de Preciados y enlace de la plaza del Callao con la calle de Alcalá.

La inauguración de las obras de la Gran Vía de Madrid en abril de 1910 se convirtió en un asunto de Estado. Un palco situado en el actual edificio Metrópolis albergó a la familia real encabezada por rey Alfonso XIII. También estuvieron en este evento el presidente del gobierno, José Canalejas y el alcalde de Madrid, José Francos Rodríguez.

Desde entonces mucha historia ha recorrido las aceras de la Gran Vía, convertida ahora en un centro neurálgico del comercio. Su papel de cara al turismo tampoco es desdeñable ya que la Gran Vía conecta importantes puntos turísticos de la ciudad: Plaza de España, la Puerta del Sol y Paseo del Prado, el Parque del Retiro.

Distintos periodos distintas influencias

Turismo MadridLa colosal obra de remodelación de la capital se estructuró en tres tramos: un primer tramo de la cale Alcalá a la de Montera, un segundo tramo que llegaba hasta Callao y un tercer tramo que llegaría hasta la Plaza de España. La Gran Vía se completó en 1931 aunque no ha dejado de experimentar remodelaciones hasta hace pocos años.

La Gran Vía fue concebida como una avenida lujosa y cosmopolita que debía representar la transformación de la ciudad de Madrid en una Metrópoli. El primer tramo del proyecto deja entrever las influencias de las grandes avenidas de las ciudades europeas más prestigiosas del siglo XIX como París, Londres y Milán.

El segundo tramo es el reflejo del nuevo Madrid del siglo XX, una ciudad  que se sustenta en una nueva economía que abría las puertas a una sociedad moderna. Nacen las altas construcciones como el edificio Telefónica y los cafés de influencia americana. El último tramo es el que aglutina la mayor parte del ocio de comercial: cines, teatros, hoteles, restaurantes y salas de fiestas que permiten establecer comparaciones con el Broadway norteamericano.

Cien años de posibilidades

Hoy, cien años después de su construcción, Gran Vía continúa siendo la calle vanguardista de Madrid por la que se pasean personas de todo tipo y donde se concentran gran parte de las ofertas comerciales y de ocio que puede ofrecer la capital. El Madrid más cosmopolita se exhibe en la Gran Vía de ahí que esta calle sea a menudo escenario de los grandes eventos de la Capital.

Turismo MadridNo se necesita excusa para pasear por la Gran Vía, más teniendo en cuenta las infinitas posibilidades ociosas que ofrece. A lo largo de esta extensa calle se agolpan decenas de tiendas de ropa como Berskha, Zara, Lefties, Stradivaruis, H&M, C&A, Sfera y El Corte Inglés. Librerías como la Casa del Libro, FNAC, y las pequeñas tiendas de cómics de la plaza de la luna.

Entre compra y compra vendrá bien tomar un refrigerio en cualquiera de las cafeterías bares, cafés y restaurantes ubicados en esta calle. Algunos de ellos son históricos como el Museo Chicote, el Bar Beni, el bar Gran Vía o el Sherry, otros son recientes pero de sobra conocidos  como Café & Té, Starbucks, Burguer King y Pans & co.

Otro de los atractivos de Gran Vía es lo que motivo a Ernest Hemingway a definir la Gran Vía como una mezcla entre Boadway y la Quinta Avenida. Y es que ciertamente en la Gran Vía se encuentran importantes teatros y cines con sus enormes carteles luminosos y sus carteleras a todo color. Entre ellos destacan el teatro Príncipe, el teatro Gran Vía, la sala Movistar, el teatro Lope de Vega, y entre los cines destacan el Coliseum, los Cines Callao, el Palacio de la Música, el Capitol y el Rialto.

Por si esto no fuera suficiente motivación queda en la recámara la visita a los edificios históricos de la Vía Gran Vía, levantados en distintos periodos y cada uno con su singular relato. Entre ellos el edificio Metrópoli, el Edificio Telefónica, el Palacio de la Música, edificio Carrión y Edificio Madrid París entre otros.

Recomendar

Viajes.net Madrid

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8 / 10

2 votos

6011 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados