Monumentos Malaga

Viajes Malaga

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monumentos de Malaga

A lo largo de los siglos, numerosas han sido las civilizaciones que han pasado por Málaga, desde fenicios a árabes, romanos o cartagineses hasta la reconquista definitiva de Andalucía en el siglo XV. Pero no debemos olvidar que en los últimos siglos también ha habido acontecimientos que han dado a Málaga un destacado lugar en la cultura, como el nacimiento de Pablo Ruiz Picasso.

Monumentos Malaga Entre los monumentos Malaga que se pueden visitar no hay que olvidar uno de los más antiguos y que remontan a los orígenes de la ciudad, el Yacimiento del Cerro del Villar, uno de los centros coloniales fenicios más importantes del litoral andaluz. Su fundación tuvo lugar a mediados del siglo VIII a. C. Este yacimiento es la primera ocupación de los fenicios en la costa occidental malagueña y está situado muy cerca de la capital de Málaga, a unos 8 kms.

Alcazaba

La Alcazaba fue levantada sobre una antigua fortaleza romana. Se encuentra sobre un cerro desde el que se obtiene una amplia panorámica de la población y del mar. La construcción de esta ciudadela defensiva fue iniciada por los Abderramán de Córdoba y terminada en 1063 por Badis Ben Habbus, rey zirí de Granada. La monumental construcción estaba protegida por tres murallas concéntricas, de las que hoy conserva dos. Contaba con más de cien torres principales y algunas menores. Entre las más importantes destaca la torre del Homenaje, que fue construida durante el reinado de Abderramán I. En la parte superior aparece la zona residencial, que cuenta con tres palacios cuya construcción recuerda a la Alhambra de Granada. En la Alcazaba se encuentra actualmente el Museo Arqueológico.

Castillo de Gibralfaro

Detrás de la alcazaba se encuentran las ruinas del castillo de Gibralfaro, que se levanta en el monte que los musulmanes llamaban Jabal Faruk o "castillo del faro", de donde procede su nombre. Estuvo unido a la alcazaba por un camino protegido por murallas. Se piensa que este castillo existía ya antes de la conquista romana, pero fue Abderramán III quien lo transformó en fortaleza. Hacia 1340 Yusuf I la amplió y construyó el castillo propiamente dicho. En su interior se levantaron el alcázar y la mezquita, hoy desaparecidos. Después de la reconquista, los Reyes Católicos designaron el castillo de Gibralfaro para que figurara en el escudo de armas que otorgaron a la ciudad en 1494.

Teatro romano

Debajo de la alcazaba por su cara oeste se descubrió en 1951 el graderío de un teatro romano construido en el siglo I. Estudios posteriores comprobaron que había perdido su uso en el siglo III y que parte de sus elementos fueron aprovechados por los árabes para la construcción de la alcazaba. Allá por 1984 el teatro servía como sede del Festival Internacional de Teatro. Hoy día se continúan las excavaciones.

Catedral

En la plaza del Obispo se encuentra el monumento de Malaga más importante, la Catedral, conocida popularmente con el sobrenombre de "La Manquita" por encontrarse inacabada una de sus torres. El edificio se levantó a lo largo de los siglos XVI, XVII y XVIII sobre la antigua mezquita mayor de los musulmanes. Tal duración en el tiempo explica la diversidad de estilos de las diversas partes de la obra: planta gótica, cabecera y alzados renacentistas y cubiertas, fachada principal y torre barrocas. Los trabajos se suspendieron definitivamente en 1782, quedando sin construir la torre sur. La catedral tiene una impresionante nave central y dos laterales flanqueadas por quince capillas, entre las que destacan las de Santa Bárbara y Nuestra Señora de los Reyes. En la nave central se encuentra el coro con su magnífica sillería, obra de Ortiz de Vargas y Pedro Mena, y dos órganos construidos por Julián de la Orden entre 1779 y 1781.

Palacio Episcopal

Junto a la catedral se encuentra el Palacio Episcopal, considerado uno de los edificios más representativos de la arquitectura civil malagueña. Si bien su estilo pertenece al barroco tardío del siglo XVIII, la construcción se conjuga perfectamente con el estilo arquitectónico de la catedral, formando un conjunto monumental armónico. Actualmente, las principales estancias del palacio sirven para exposiciones temporales.

Iglesia de Santiago

En la calle peatonal de Granada se levanta la iglesia de Santiago, edificio de finales del siglo XV de cuya construcción primitiva conserva la torre, de estilo gótico mudéjar, y la antigua puerta principal, hoy cegada. En este templo se encuentra la imagen de Jesús el Rico y en su pila bautismal fue bautizado Pablo Ruiz Picasso.

Iglesia del Sagrario

Entre el palacio Episcopal y la catedral, y después de atravesar unos bellos jardines, se encuentra la iglesia del Sagrario, levantada sobre la antigua mezquita mayor. Al templo se accede a través de un portal, considerado como una de las joyas más puras del estilo gótico-isabelino en España. En el interior del edificio merece una mirada detallada su altar mayor, del siglo XV, obra del artista Juan de Balmaseda. A un lado de la iglesia se encuentra un patio de naranjos, único vestigio de la antigua mezquita.

Palacio del marques de Valdeflores

Este edificio, construido en el siglo XVIII, fue habilitado como posada, y se le añadieron cuadras para caballerías, en el siglo XIX, hasta que hacia 1895 adquirió el edificio la condesa de Albarede y lo reformó y acondicionó como vivienda familiar. La construcción, de tres plantas, tiene un típico patio central rodeado de una galería cuyas paredes están decoradas con mosaicos árabes. Dentro del palacio, llama la atención la escalera principal y su balaustrada, ambas de mármol de Carrara. Durante los trabajos de restauración del monumento, que fue adquirido en 1985 por la Diputación Provincial, se conservaron los artesonados de los techos y salieron a la luz los frescos de la estancia que fuera comedor principal, pintados por Fernández Alvarado.

Palacio de Justicia

Se encuentra alejado del centro urbano, sobre el paseo Marítimo a la altura de la playa de la Caleta. Fue inaugurado en 1928 como Hotel Príncipe de Asturias. Durante la Guerra Civil sirvió como hospital, para luego convertirse en el hotel Miramar hasta la década de los setenta. Este monumento Malaga está considerado como la obra cumbre del arquitecto malacitano Fernando Guerrero Strachan. En el diseño interior se aprecian motivos árabes que se conjugan de forma armónica con otros estilos, como el plateresco salmantino y el isabelino francés. No menos interesante es su exterior, de aspecto sólido y noble, enmarcado por amplios jardines. En su fachada llama la atención la policromía creada por el conjunto de cerámicas, azulejos, forja y madera.

Recomendar

Viajes.net Málaga

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

2823 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados