Cementerio Ingles

Viajes Malaga

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Cementerio Ingles

Es el primer cementerio protestante que se estableció en España y tiene su origen en el siglo XIX para dar cobijo a los extranjeros, de religión protestante, que falleciesen en Málaga. Numerosos personajes relevantes de la vida pública malagueña yacen aquí enterrados.

Turismo Malaga El acceso al Cementerio Ingles de Malaga se realiza a través de una pequeña verja flanqueada por leones en lo alto de sus pilares de apoyo. El recinto adopta la disposición de jardín romántico, con mausoleos diseminados bajo la arboleda, que se yerguen entre las tumbas más bajas. En la parte alta se establece el núcleo primitivo del cementerio con las tumbas mas antiguas.

A partir de 1832 empezaron a enterrarse también extranjeros de otras nacionalidades, y en 1846 todo el terreno, que en principio fue solo jardín, se consagró como lugar de sepultura. Más tarde, en 1856, se hizo la portada con una sólida verja coronada en la tapia por dos leones de mármol, unida a una construcción neogótica que es la casa del guarda. Desde aquí, un camino en cuesta y recodo, con arcos naturales formado por árboles curvados conduce al primer patio donde se encuentra un templo dórico tetrástilo construido en 1838 como ornamento y vivienda del guarda, pero en 1850, siendo ya cementerio todo el jardín, pasó a ser capilla y se consagró a San Jorge en 1891.

Hasta bien entrado el siglo XIX, los cristianos no católicos no tenía autorización para ser enterrados en los cementerios oficiales. Esto provocaba que los individuos pertenecientes a otras confesiones religiosas recibiesen sepultura de forma bastante indigna. Consciente de esta problemática, el cónsul británico Willian Mark consiguió autorización, en 1829 para habilitar camposanto en una zona cercana al Palacio de Miramar, en la actual Avenida Príes, a escasos cinco minutos del centro de la ciudad. Aparte del citado Willian Mark, principal impulsor del proyecto, en el cementerio inglés yacen los restos de muchas personalidades tanto británicas como españolas. Uno de ellos es Jorge Guillén, poeta vallisoletano perteneciente a la generación del 27 que dejó constancia de su deseo de ser enterrado en este lugar. El conocido hispanista angloandaluz, Gerald Brenan, fallecido en Alhaurín el Grande en 1984, descansa también aquí junto a su esposa la poeta Gamel Woolsey.

Vegetacion

Los británicos tienen otro concepto del espacio fúnebre, lo que lleva a la idea del cementerio-jardín. Su estilo romántico, variante del jardín paisajista, está caracterizado por la disposición de plantas de forma desordenada que acogen las tumbas confundidas con el panorama natural. Su terreno escalonado, caprichoso e irregular, no sólo acogió las primeras especies plantadas por el cónsul como ficus, araucarias, jacarandas, palmeras, pino canario, falsas acacias, plataneras y mimosas, entre otras, sino que se agregaron otras especies autóctonas, como falsos pimenteros, algarrobos, pinos de Alepo, almencinos, naranjos amargos, olivos, moreras y eucaliptos, hasta poder disfrutar de unas cincuenta especies distintas, de las cuales, algunos árboles pueden superar los cien años.

Tumbas

Entre los centenares de tumbas que se resguardan en el Cementerio Ingles de Malaga hay diversas tipologías. Como norma general son sepulturas vinculadas a la tierra, donde predominan las tumbas de suelo y los mausoleos de distintos tipos. Por ejemplo, se aprecia estilos como el clásico, neogótico, modernistas o célticos, que junto a la vegetación circundante crea un espacio con fuertes tintes pictóricos y artísticos. Destacan algunas de ellas, como la de William Mark (1839) o el majestuoso sarcófago del súbdito norteamericano William Beecher (1850), con interesantes motivos artísticos, o el motivo modernista de la escultura del Ángel de la Muerte abrazado a la cruz, bella tumba dedicada a Anni (1911).

Una de las características más curiosas del cementerio se encuentra en su parte alta, que a su vez es la más antigua. Rodeada por un muro levantado en 1831 y coronado por una cruz y una lápida se encuentran unas entrañables tumbas cubiertas de conchas blancas. Las más llamativas son las de menor tamaño, construidas especialmente para los niños y recién nacidos.

Arquitectura

El cementerio acoge una serie de elementos arquitectónicos que delimitan el espacio de enterramiento. Por un lado, la entrada, realizada por el maestro de obras Diego Clavero en 1856, está constituida por una portada donde destacan dos solemnes leones de mármol que guardan una vistosa verja, siendo ésta el nexo de unión entre el espacio urbano y fúnebre. Justo al lado, se encuentra la casa del guarda, una estructura con claros tintes neogóticos, donde se destaca las ventanas apuntadas con parteluz, planta de cruz y tejado a dos aguas. También es destacable la capilla de San Jorge que hoy en día sigue cumpliendo su función congregando a los fieles en la misa de los fines de semana en Malaga.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8 / 10

2 votos

2946 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados