Casino Murcia

Viajes Murcia

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Casino de Murcia

El Casino de Murcia se encuentra en el casco antiguo de la ciudad y es lugar de obligada visita en los viajes turísticos a Murcia por ser uno de los edificios más espectaculares que encontramos allí.

Arquitectura Murcia(murcia)Fue declarado monumento histórico nacional en 1983. El Casino Murcia destaca por su magnífica fachada ecléctica de principios del s. XX, con influencias modernistas e historicistas. Aunque es un edificio privado, de los socios, se puede visitar por cualquiera que viaje Murcia. Suele acoger exposiciones de arte, campeonatos de billar y de ajedrez y multitud de eventos que animan las tranquilas veladas en sus antiguas salas.

El Edificio

El Casino tiene una estructura asimétrica pues a lo largo de los años se fueron comprando casas vecinas para ampliarlo. Su aspecto actual es el resultado de todas las reformas y ampliaciones. El edificio original data de 1852 y es una obra atribuida a Francisco Bolarín. En 1902 fue cuando se hizo la famosa entrada por la calle de la Trapería. Esta ampliación la llevó a cabo el arquitecto Pedro Cerdán según el proyecto de José Marín, que también había diseñado la sala de billares, en 1890. Cerdán, por su parte, modificó el actual patio de las columnas, el llamado patio pompeyano.

Los pasajes se terminan de acondicionar en 1901 y constituyendo la espina dorsal del edificio pues todas las dependencias del Casino se organizan y distribuyen a su alrededor.

El pasaje este-oeste, se inicia en el popular patio árabe de decoración neonazarita, de doble altura coronado por una cúpula de cristal que constituye el punto más elevado del edificio.

A ambos lados de este patio se encuentran los dos salones conocidos como las peceras, que flanquean la escalinata de acceso desde la calle Trapería.

La Fachada data de 1902 y es original del arquitecto Pedro Cerdán y fue ejecutada por el escultor Manuel Castaños. De estilo ecléctico, contiene elementos decorativos clásicos y modernistas, está construida en piedra arenisca y posee un zócalo de mármol rojo de Cehegín. El arco de entrada constituye un poderoso foco de atención sobre el Casino de Murcia, gracias a una cabeza femenina que ocupa el centro de la composición.

El Patio arabe, de estilo neonazarita, está inspirado en los salones reales de La Alhambra y el Alcázar de Sevilla, a los que es imposible no viajar cuando se entra en esta bella estancia. El patio es obra de Manuel Castaños. Tiene dos alturas y para el dorado de sus paredes se utilizaron más de veinte mil láminas de pan de oro. La cúpula, de hierro y cristal, es el elemento arquitectónico sobresaliente; alcanza tres alturas siendo el punto más alto del casino. Tiene una inscripción árabe recorriendo todo el perímetro que dice “Nada más grande que Alá”.

El Congresillo es el popular nombre con el que se conoce un salón interior frente a la biblioteca que fue lugar de reunión de personajes influyentes dentro de la vida económica y social de Murcia. Es muy posible que, en su época, aquí se tomasen importantes decisiones y se eligieran cargos políticos. En esta estancia destacan las pinturas de Obdulio Millares y Manuel Picolo, de finales del s.XIX.

El Patio Pompeyano o Romano. Inicialmente se le denominaba Patio Cuadrado y se cubría con toldos. Pero en 1893 se modifica para darle su forma actual. Tiene catorce columnas con capitel jónico. En el centro del patio hay una estilizada estatua de Venus, del escultor José Planes, que se alza sobre un pedestal de mármol que muestra distintos acontecimientos de la vida de Zeus. En los laterales, dos reproducciones de las esculturas de Danaide y Amazona cuyos originales se encuentran en el Vaticano. El resultado es un conjunto clásico de gran armonía y belleza artística.

El Salon de Baile. Es la única sala que se ha mantenido de la primera fase de construcción de la arquitectura Casino Murcia . Fue construida entre 1870 y 1875 por el arquitecto José Ramón Berenguer y es de estilo neobarroco. Las magníficas pinturas de sus paredes son obra del pintor Manuel de San Miguel. En ellas representa a cuatro matronas entre nubes que simbolizas la Música, la Pintura, la Escultura y la Arquitectura. Los cuatro medallones representan a los hijos ilustres de Murcia: Romea, Salzillo, Floridablanca y Villacís. Los grupos de Música y Danza son obra de otro pintor, Manuel Picolo. Además de las pinturas, son interesantes las cinco lámparas de bronce fundido con baño de oro y adornadas con 1800 piezas de cristal de Bacarat. Fueron fabricadas en París, en 1886, por Chalier y Jean.

La Biblioteca inglesa. Hecha por una compañía irlandesa en 1913, tiene una tribuna superior de madera tallada y miles de volúmenes en encuadernaciones antiguas. Entrar aquí es como hacer un viaje en el tiempo. Actualmente cuenta con un fondo bibliográfico de veinte mil volúmenes y su consulta está restringida a socios e investigadores.

El tocador de señoras es un coqueto saloncito en cuyo techo se pueden admiran pinturas con alegorías femeninas de la diosa Selene.

Gracias a la gran belleza de todas y cada una de sus estancias este edificio histórico de Murcia fue declarado monumento histórico nacional, lo que le ha supuesto una importante ayuda pública para la restauración de todo el edifico. Estos trabajos de conservación se están realizando actualmente, para que el fastuoso Casino no pierda su esplendor. Más de ciento cincuenta mil turistas visitan sus instalaciones, sólo contando los grupos organizados por agencias de viajes y asociaciones culturales, de ellos veinticinco mil son extranjeros. Esto puede dar una idea de la relevancia arquitectónica del Casino de Murcia.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.12 / 10

33 votos

2702 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados