Cuevas del Drach

Viajes Palma de Mallorca

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Cuevas del Drach

Mallorca tiene incontables cuevas, desde simples hoyos en la tierra hasta cámaras del tamaño de catedrales. Los viajes turísticos a Mallorca suelen incluir excursiones a alguna de estas interesantes obras de la naturaleza.

Monumentos Palmademallorca Las Cuevas del Drach , situadas en la parte oriental de la isla, constituyen uno de los principales atractivos turísticos para viajar a Mallorca. Tienen un recorrido horizontal cercano a los 2.400 metros y una profundidad en su cota máxima de 25 metros bajo superficie. Son cuevas de origen cárstico y el mar y sus entradas en la roca es el culpable de tan bella expresión de la naturaleza. Las cuevas, nos ofrecen una gran variedad de cavidades y lagos subterráneos que son ideales para conocer en profundidad la geomorfología de la isla.

A las cuatro vastas salas de las Cuevas del Drach (Coves del Drac) se accede por una empinada escalera, al pie de la cual se halla la cueva conocida por Baño de Diana, bellamente iluminada. Otra cámara alberga el gran lago subterráneo de Martel, que recibe su nombre en honor a su descubridor Eduardo Martel. El lago está a 39 metros bajo tierra y mide 177 metros de longitud por lo que se le considera uno de los mayores lagos subterráneos del mundo; los viajes en barca para recorrerlo son una experiencia memorable. No menos espectaculares son las dos cuevas restantes, que ostentan los evocadores nombres de El Teatro de las Hadas y La Ciudad Encantada.

Las Cuevas Drach de Mallorca, son muy conocidas en el mundo entero y abrieron sus puertas al público en 1935. Desde entonces han sido visitadas por millones de turistas, que se han quedado impresionados por las espectaculares estalactitas y estalagmitas que se pueden admirar en Los Baños de Diana y el Teatro de las Hadas. Pero si hay un lugar que destaca por su originalidad, es el Monje y el Cactus, donde la propia naturaleza ha creado entre sus sombras, la figura de un monje al que parece que hay la obligación de pedirle permiso para poder pasar, y un cactus que se define a la derecha de éste.

Diariamente, durante las visitas programadas y antes del paseo en barca por el Lago Martel, se ofrece un pequeño concierto de música clásica con piezas de Chopín, Caballero u Offenbach. Los músicos aparecen navegando por el lago en unas barcas mientras las luces van subiendo poco a poco.

Toda la iluminación fue diseñada y realizada en 1935 por el ingeniero Carlos Buidas que dio una atmósfera muy especial al recorrido de las Cuevas del Drach y el famoso amanecer en el lago.

Historia de las cuevas

La existencia de estas cuevas data de tiempos inmemoriales. Los habitantes de Mallorca tienen conocimiento de su existencia desde hace más de 3000 años, llegando a comentarse que los piratas de aquellos tiempos guardaban sus tesoros en dicha cueva, en la cual consideraban que estarían protegidos.

La primera noticia escrita que se conoce de las Cuevas del Drach data de 1338, cuando Rover de Rovenach, gobernador de la isla, envió a un grupo de soldados, por decreto, para que buscaran el "Tesoro del Templo", el cual fue encontrado (o eso se dice). Se da fe de este suceso en 1339, en los Archivos del Reino de Mallorca, donde se haya un acta que documenta paso a paso toda la expedición.

El nombre, Drach, lo leemos por primera vez en el libro de 1632 “Historia del Reino de Mallorca” de Dameto. En 1874 la cueva es incluida dentro del mapa de Mallorca por el Cardenal Despuig. En 1878 hubo un suceso de gran repercusión: se perdieron en ellas dos turistas catalanes y su guía que estuvieron vagando sin rumbo fijo y con pocas esperanzas de salir, por cerca de treinta horas. Dos años después, 1880, el cartógrafo Wil realizó el primer mapa dibujado de la cueva. Como curiosidad, en 1895, Julio Verne la mencionó en su libro ”Clovis Dartetor”.

Pero la verdadera exploración científica y rigurosa de este monumento Mallorca natural data del 1896 y se debe al archiduque Luis Salvador de Habsburgo-Lorena que encargó dicho trabajo al espeleólogo Eduardo Martel. Y en ella se descubrieron cuatro cuevas comunicadas entre si: la Cueva de los Franceses , la de Luis Salvador , la Cueva Blanca y la Cueva Negra. Las cuevas están formadas por el mar, que aún continúa su penetración y se cree que son del periodo miocénico.

Otras cuevas de interés

Se puede continuar de viaje por la isla de Mallorca visitando otras bellas muestras de la geografía local.

Las Cuevas dels Hams. A 1km de Porto Cristo, se llaman así porque algunas estalactitas semejan garfios (hams en mallorquín). Las cuevas, de 500 metros de longitud, encierran el Mar de Venecia, un lago subterráneo donde, al igual que en las del Drach, los músicos tocan en barcazas el espectáculo “Magical Mozart” en homenaje a este compositor.

Las Cuevas del Artá. Situadas en Canyamel, cerca de Capdepera, la entrada a las cuevas se encuentra a 40 metros sobre el nivel del mar y ofrece vistas magníficas. La mayor atracción de estas cuevas es una estalagmita de 22 metros de altura.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.27 / 10

30 votos

18314 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados