Lonja de Mallorca

Viajes Palma de Mallorca

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Lonja de Mallorca

La Lonja de los Mercaderes de Palma de Mallorca fue construida por Guillem Sagrera entre 1426 y 1446 y es un uno de los más claros exponentes del gótico civil catalán.

Monumentos Palmademallorca Este edificio, protagonista de la fachada marítima de Palma que encuentra el turista al viajar a Mallorca, fue en sus orígenes la sede del Colegio de la Mercadería. La Lonja Mallorca se construyó debido a la gran actividad que existía en el puerto de Palma de Mallorca, con barcos que realizaban continuamente viajes comerciales, y se destinó como bolsa y lugar de reunión de los mercaderes.

Es el primer caso conocido en el que el autor asume la responsabilidad entera del proyecto, tanto la construcción íntegra del edificio como la totalidad de su decoración escultórica. El resultado fue un edificio sencillo, de composición muy equilibrada.

Interior

La Lonja de Mallorca tiene planta rectangular y forma un único espacio con tres naves de la misma altura en el sentido de la entrada y cuatro tramos transversales cuyas delimitaciones se coronan con pequeños torreones octogonales. Seis pilares, sin base ni capitel, ascienden hasta desplegarse formando los nervios de las bóvedas.

Esta solución constructiva fue después imitada en la Lonja de Valencia, en la iglesia de Santiago en Villena y en la base de las torres de San Giorgio del Castel Nuovo de Nápoles, obra también de Guillem Sagrera en sus posteriores viajes como arquitecto.Las llaves de la bóveda ostentan escudos de la Corona de Aragón en la nave central y el escudo de la ciudad de Mallorca en los laterales, todos con la policromía y oro originales.

A cada lado del portal mayor y de la fachada contraria hay dos ventanales con bóveda de crucería. En cada rincón, hay una pequeña puerta con un arco conopial decorado con la imagen de un evangelista. De las puertas que han sido construidas mirando al mar, sale una escalera de caracol para subir a la terraza de la Lonja.

Exterior

El exterior de la Lonja de Mallorca mantiene su aspecto regular y configura su fachada con un juego de rectángulos. Tiene dos portales. El principal, con el Ángel, patrón de los mercaderes y el portal de poniente, en cuyo tímpano hay una Virgen con un ángel que la corona. La parte superior del edificio tiene una galería de ventanas conopiales rematada con una crestería de almenas. Poco después, este tipo de galerías será muy imitado en los porches de las grandes casas de Palma. Las esquinas del edificio de La Lonja están franqueadas por cuatro torres semioctogonáles, que es un motivo distintivo de la obra de Sagrera.

Entre las esculturas que presiden la construcción, hay que destacar las gárgolas, en cada esquina del edificio y en el centro de las fachadas laterales, la escultura dedicada a San Juan Bautista, y el Ángel Defensor de la Mercadería del escultor Claus Sluter.

Sala de Exposiciones

Actualmente, La Lonja es utilizada como sala de exposiciones y sólo se abre cuando hay alguna muestra en activo. La figura del filósofo medieval Ramón Llull protagonizó la última exposición que ocupó la Lonja de Palma antes de su cierre, en mayo de 2007, con motivo de las obras proyectadas de rehabilitación del edificio. Esta última muestra, titulada “Raimundus, christianus arabicus. Ramon Lull y el encuentro entre culturas”, conmemoraba los 700 años de la estancia de Llull en la ciudad argelina de Bugía.

Obras de rehabilitación del edificio

Si bien este monumento Mallorca se conserva en perfecto estado con quinientos años de antigüedad, se ha visto la necesidad de lavarle la cara, como el símbolo emblemático de la ciudad que es.

Entre las actuaciones que se están llevando a cabo está la rehabilitación de los paramentos, muros, molduras, esculturas, columnas y pavimento con aplicación de distintas técnicas, en función de la situación en la que los técnicos han encontrado cada elemento. El criterio global de la intervención en la Lonja es la mínima agresividad posible, para que el edificio no pierda la protección que le da la propia piedra. La labor principal será la limpieza de las cuatro fachadas porque la suciedad no permite que la piedra respire y al final esto puede ocasionar que se arenice y se degrade.

Aunque no hay una fecha prevista para el fin de la rehabilitación, su apertura al público será un nuevo motivo para organizar un viaje a Mallorca .

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.28 / 10

29 votos

4933 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados