Archivo de Indias

Viajes Sevilla

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Archivo de Indias

Sevilla cobija un tesoro histórico de valor incalculable: el Archivo General de Indias. Situado en lo que antaño fue la Lonja de los Mercaderes fue declarado en 1987 Patrimonio de la Humanidad junto con la Catedral, la Giralda y el Alcázar.

Arquitectura Sevilla La sede del Archivo Indias es un edificio construido durante la segunda mitad del siglo XVI y la primera del XVII con el fin de dotar a los comerciantes de un lugar apropiado para sus transacciones, que solían tener lugar en las escalinatas de la Catedral.

Durante la segunda mitad del siglo XVIII algunos historiadores comenzaron a criticar duramente la labor de España en América. El rey Carlos III respondió a estos ataques encargando a Juan Bautista Muñoz la conformación de un archivo con toda la documentación disponible sobre la actuación de España en Indias. Se necesitaba un lugar en el que guardar los documentos y se decidió hacerlo en la Casa Lonja de los Mercaderes de Sevilla. En 1785 la planta alta de este edificio pasó a ser la sede del Archivo General de Indias.

El Archivo reúne actualmente más de ochenta millones de páginas procedentes en su mayoría del Consejo de Indias, la Casa de Contratación de Sevilla y otros órganos del gobierno metropolitano encargados de la administración de la América española y Filipinas; escritos de puño y letra de Colón, Magallanes, Cortés y Pizarro; una carta de Miguel de Cervantes solicitando un puesto en Indias; el original de la bula del Papa Alejandro VI sobre la demarcación de los territorios pertenecientes a España y a Portugal y muchos otros documentos de un valor histórico incalculable y que constituyen fundamentalmente un importante centro de investigación sobre la Historia de América.

El edificio

Es una construcción del siglo XVI y que se levantó como respuesta a los abusos de los comerciantes, que utilizaban para realizar sus transacciones las gradas de la Catedral e incluso el interior del templo, en caso de lluvia o calor. Es un edificio de planta cuadrada que presenta dos pisos y un amplio patio central, que por su monumentalidad y decoración se relaciona con el de los Evangelistas del Escorial. Aunque se sabe que Juan de Herrera hizo planos para su construcción y el edificio siguió sus postulados estéticos, sus verdaderos constructores fueron Juan de Minjares y Alonso de Vandelviva.

El edifico comenzó a ser utilizado en 1.598. Así lo indica la inscripción de la fachada Norte, aunque las obras continuaron hasta mediados del siglo XVII, dirigidas por Zumárraga hasta el 1.629, autor de la segunda planta y la Cruz de Juramento, y finalmente por Falconete.

Al decidir Carlos III la creación de un Archivo de Indias en 1.785 y ser elegida la Casa Lonja de Sevilla, fue necesario emprender diversas obras de acondicionamiento. Entre todas éstas destacan la redecoración de la gran escalera principal, con planchas de mármol, realizada por Lucas Cintara en 1.787 y la ejecución de una serie de estanterías construidas con ricas maderas traídas de Cuba, realizadas según el proyecto del escultor Blas Molner.

Historia del Archivo

En 1785 nacía por deseo del rey Carlos III el Archivo General de Indias de Sevilla con el objeto de reunir en un solo lugar los documentos referentes a las Indias hasta entonces dispersos en Simancas, Cádiz y Sevilla. El impulsor del proyecto fue don José de Gálvez, secretario de Indias, y el ejecutor del mismo fue el académico e historiador Juan Bautista Muñoz, cosmógrafo mayor de Indias. El espléndido edificio de la Casa Lonja de Sevilla fue la sede elegida.

Desde 1785, y en distintas remesas, se van incorporando los fondos de las principales instituciones indianas: el Consejo de Indias, la Casa de la Contratación, los consulados, las secretarías de Estado y de Despacho hasta convertir el Archivo en el principal depósito documental para el estudio de la presencia española en el Nuevo Mundo.

Hoy el Archivo General de Indias conserva más de cuarenta y tres mil legajos, instalados en ocho kilómetros lineales de estanterías, con unos ochenta millones de páginas de documentos originales que permiten a diario profundizar en más de tres siglos de historia de todo un continente, desde Tierra de Fuego hasta el sur de Estados Unidos, además del Extremo Oriente español, las Filipinas: la historia política y la historia social, la historia económica y la de las mentalidades, la historia de la Iglesia y la historia del arte.

Los más variados temas ocupan el interés de los miles de investigadores que pasan por el Archivo: desde el descubrimiento, exploración y conquista del Nuevo Mundo hasta la independencia; desde las instituciones políticas indianas hasta la historia de los pueblos precolombinos; desde el intercambio comercial a los problemas de tráfico marítimo; desde la expansión misionera hasta los aspectos inquisitoriales. Temas en los que el Archivo de Indias de Sevilla contribuye, a lo largo del tiempo, para obtener la más completa y documentada visión histórica.

En esta era de la informática, la documentación del Archivo de Indias está siendo digitalizada para que se pueda ser consultada desde cualquier lugar del mundo las más de quince millones de páginas que guarda celosamente.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.64 / 10

36 votos

4128 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados