Monumentos Soria

Viajes Soria

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monumentos Soria

Soria está llena de encantos tanto en lo que respecta a su ciudad principal como al resto de provincia, en su mayoría debido a la multitud de castillos e iglesias pertenecientes a estilos como el románico o el gótico procedentes de la Edad Media.

Monumentos SoriaConocer los monumentos Soria es una de las mejores maneras de acercarse a la historia de esta ciudad, en la que el paso del tiempo lejos de olvidarla, lo que ha hecho es revalorizarla aun más gracias a todo lo que hay por descubrir en ella como los siguientes monumentos.

Iglesia de San Juan de Rabanera: este es uno de los más importantes dentro del estilo del románico típicamente castellano, además del más destacado de la ciudad. Fue construida a finales del siglo XII, por lo que la caracteriza la caracerística planta de cruz latina dominada por una única nave.

Desafortunadamente los sucesivos añadidos que se le han ido incorporado ha desvirtuado su estructura original, especialmente en lo que se refiere a las capillas y sacristías que sobresalen de sus fachadas, con lo que lo único que ha quedado del original es el bellísimo ábside y una puerta ciega que se encontraba en el muro sur. También resultan muy interesantes de esta iglesia las bóvedas, una gallonada en el ábside y la otra de cañón apuntado que se encuentra en el presbiterio.

Iglesia de Santo Domingo: también fue construida en el siglo XII como la anterior, aunque ha sufrido diversas reformas en los siglos precedentes. Su importancia queda reflejada en el hecho de que fuera declarada Monumento Histórico Artístico hace ya casi un siglo, gracias a su gran valor.

En ella se conjugan otros estilos interesantes del dominio castellano como es el caso del renacimiento tardío presente en el crucero y la cabecera del siglo XVI, que se integra perfectamente entre los restos del originario románico como es el caso del tramos del crucero que avanza hacia los pies de las naves y que pertenecía al primitivo templo dedicado a Santo Tomé.

La primera de las ampliaciones de ese templo originario se le deben al rey Alfonso VIII de Castilla, quien agradeció así el trato que recibió de la ciudad de Soria, que lo ocultó hasta alcanzar la mayoría de edad para protegerle de los peligros que implicaban el ser el futuro rey. Alli se casó con Leonor de Inglaterra, hija de Enrique II y Leonor de Aquitania, por lo que mandó construir una fachada acorde con su rango inspirándose en la de Nuestra Señora de Poitiers.

Colegiata de San Pedro: está considerada una auténtica joya de la arquitectura románica castellana, cuyos orígenes se remontan al siglo XI y XII cuando Alfonso I el Batallador se hizo con la corona por su matrimonio con doña Urraca, emprendiendo entonces la repoblación de Soria.

En el año 1152, el obispo Don Juan la donó a los monjes de la regla de San Agustín, quienes decidieron derribar el templo antiguo y construir uno nuevo, mediante los donativos de reyes para las obras, que tuvieron como resultado la actual iglesia.

En 1152 el obispo de Osma Don Juan donó la iglesia a los canónigos de la regla de San Agustín. Constituidos los canónigos en comunidad monástica, decidieron derribar el templo antiguo y erigir uno nuevo. Para ello contaron con el favor de los monarcas castellanos, que se fue plasmando en numerosos donativos y privilegios.

Ermita de San Saturio: es uno de los monumentos de Soria más importantes y visitados por los turistas tanto porque está dedicado al patrón de la ciudad como porque se encuentra en un enclave paisajístico de gran belleza que vale la pena no perderse.

Sobre él circula la hipótesis de que los templarios de San Polo, se hicieran con el único acceso a la cueva de Peñalba situada bajo la ermita de San Miguel de la Peña, donde vivió el visigodo San Saturio. Por ello la actual ermita conserva una estructura octogonal típica de las órdenes del Temple.

La actual fue construida a finales del siglo XVII, siendo el arquitecto Pedro de Ajín pertenciente al estilo barroco, aunque no manifieste la profusión de este siglo sino más bien una cierta sobriedad poco común para el estilo. Sí que constan de los elementos clásicos del barroco sus retablos y pinturas mucho más pletóricas.

Palacio de los Condes de Gómara: está considerado el monumento Soria mas turistico de la arquitectura civil renacentista de la ciudad, que fue levantado por Francisco López de Río y Salcedo, conde de Gómara, en el siglo XVI.

Como ocurre con este tipo de monumentos debería constar de una simetría que en este caso no se da por el hecho de que sólo se llevó a construir una octava parte del proyecto inicial. A pesar de eso, sigue siendo un gran palacio con una gran fachada, majestuosa a través de sus molduras y frontones que adornan los dinteles y los balcones.

Recomendar

Viajes.net Soria

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

696 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados