Tarragona

viajes Tarragona

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Tarragona

Los viajes a Tarragona son muy populares durante las visitas a Barcelona, que ya esta ciudad dispone de muchas áreas de interés tanto para historiadores de arte como para aficinionados al mundo de la cultura que pueden admirar durante los paseos por la ciudad. Por ese motivo, viajar hasta aquí es muy recomendable si se busca conocer algo más de los primeros pobladores romanos o de los restos medievales que se han conservado hasta nuestros días.

Visitar Tarragona

Viajes TarragonaEsta ciudad se encuentra al sur de la comunidad de Cataluña, siendo esta una de sus provincias con más tradición, tanto histórica como cultural por lo que los viajes Tarragona son una de las mejores elecciones en el caso de los turistas que buscan conocer la parte más rica de la comunidad catalana. No obstante, también es un destino preferencial para quienes disfrutan de la costa antes que por su patrimonio artístico.

Su historia más conocida se inicia con los relatos del romano Plinio, quien a finales del siglo I d. C. hizo referencia a la ciudad en una de sus obras donde con la siguiente frase: Tarraco Scipionvm Opvs, hacía referencia al momento de fundación de esta población.

Tarraco fue uno de los asentamientos más importantes del imperio romano durante su estancia en el Península, ya que en ella se daba tanto un campamento militar en la parte alta como una auténtica población con área residencial y comercial en torno al puerto. De ahí que a través de su puerto se dieran muchos viajes Tarragona tanto entre militares como comerciantes como emigrantes que llegaban para asentarse aquí.

De hecho el puerto fue una de las primeras edificaciones de Tarraco, especialmente porque su ubicación muy estratégica, sobre una colina, hacía más fácil la visión del horizonte para una mejor defensa de la zona.

En el transcurso de la dominación romana, la ciudad creció y se expandió y para cuando se inició la Edad Media, Tarragona ya era un importante núcleo poblacional estando en el siglo XII una ciudad plenamente consolidada convertida en el centro gestor de un amplio territorio.

En esa misma época, la ciudad llegó a ocupar el área interna del Foro Provincial, por lo que se mantuvo la estructura y la arquitectura que le fue heredada de de la era romana, donde más adelante se construirían algunas de las edificaciones medievales más fundamentales de la vida de sus habitantes como la Catedral que pasó a ser le eje vertebrador de la ciudad. A continuación se urbanizó la gran plaza del Foro romano ya en los primeros años del siglo XIII.

Como resultado la ciudad ha sido nombrada Patrimonio de la Humanidad, gracias al conjunto arqueológico de las ruinas romanas de Tarraco que han permitido que los catorce lugares que conforman esa área de interés se haya conocido mundialmente atrayendo a turistas de todo el mundo.

Al viajar a Tarragona se puede disfrutar de uno de los climas mediterráneso más agradables de la parte de levante ya que aquí se disfruta de unas temperaturas muy suaves. De hecho, la temperatura media se sitúa en torno a los 16ºC, bastante altas si se comparan con las que se dan en otras zonas de interior alejadas del mar.

No obstante, en algunas zonas se pueden ver ocasionalmente heladas e incluso alguna nevada en las zonas más alas aunque son bastante poco frecuentes.

Lugares de interés en Tarragona

Casco Antiguo: se encuentra en la parte alta de la ciudad, coincidiendo con el antiguo foro provincial romano que estaba rodeado por la muralla romana. Esta muralla llevó a disponer de una longitud de 4 kilómetros en el siglo III a. C. aunque en la actualidad sólo se ha podido conservar 1 kilómetro junto con una puerta adovelada original.

Los tarraconenses conocen ese casco antiguo con el nombre de Part Alta, y en la actualidad es una de las zonas más frecuentadas tanto por autóctonos como por turistas, ya que al interés cultural hay que añadirle la oferta gastronómica y de ocio que se puede disfrutar aquí.

Anfiteatro de Tarraco: data del siglo I, aunque no sólo se considera importante para comprender la forma de vida y de construir de la era romana, sino también de la visigótica y de los primeros siglos de la Edad Media gracias a que en su interior se conservan también de una basílica visigoda y de una iglesia románica.

Mercado central: es muy posterior al resto de monumentos y sobre todo al conjunto histórico que es Patrimonio de la Humanidad, aunque eso no hace que deje de ser interesante puesto que se trata de un edificio modernista muy característico, obra del arquitecto Josep Maria Pujol de Barberá y que es una de las mejores muestras de la arquitectura de principios del siglo XX.

Balcón del Mediterráneo: es un mirador que se encuentra al final de la Rambla Nova sobre un acantilado al borde del mar. Desde este punto se puede contemplar parte de la ciudad como el puerto o el anfiteatro, además de la playa y La Punta del Milagro, por lo que no hay que dejar pasar la oportunidad de disfrutar de estas espléndidas vistas durante el viaje.

Pero sobre todo se recomienda subir hasta aquí, durante el mes de julio cuando se celebra el Concurso Internacional de Castillos de Fuegos Artificiales de Tarragona, ya que se observan los fuegos pirotécnicos mucho mejor que en cualquier otro punto de la ciudad.

Circo: está dentro del casco antiguo de la ciudad y en él se puede observar una de las estructuras más básicas de este lugar que fue tan importante para los romanos como lugar de ocio y reunión. Una de las partes que más fácilmente se pueden observar en estos restos es la parte de las carreras de carros, aunque no hay que perderse lugares como la capçalera que es la curva final del recorrido.

Catedral: es uno de los más excelentes templos cristianos de la época medieval que se pueden contemplar en Tarragona, ya que su estilo está próximo tanto al románico como al gótico lo que la convierten en una de las construcciones más curiosas a día de hoy.

Moverse en Tarragona

En el viaje a Tarragona el aeropuerto internacional de Reus es sin duda un importante apoyo para acceder a ella si se hace o bien desde fuera del país o bien desde puntos muy alejados de la Península Ibérica.

Para poblaciones más cercanas disponen de una excelente conexión interurbana con autobús aunque lo más habitual para viajar entre provincias es hacerlo a través del tren puesto que es un medio de transporte mucho más cómodo y con mejor relación calidad-precio.

Fiestas de Tarragona

Son muchas las fiestas de interés de Tarragona, aunque sin duda una de las más importantes no sólo de la ciudad sino también de Cataluña, puesto que contienen una variedad de ritos muy que son heredado de épocas muy diversas y en el que se combinan la diversión con la tradición en la elaboración de los trajes de las comparsas.

También es muy conocido el Festival Internacional de Dixieland de Tarragona que tiene lugar antes de la Pascua y durante el cual se celebran varios conciertos y actividades entre las que cabe destacar las de jazz.

Otra de las celebraciones importantes son las fiestas de Santa Tecla, que se festejan el 23 de septiembre siendo la celebración más grande de Tarragona, teniendo en consecuencia la catalogación de fiesta de interés turístico nacional.

Comida en Tarragona

La gastronomía de Tarragona está muy determinada por el clima mediterráneo, lo que se traduce en alimentos como los frutos secos y sobre el aceite de oliva que es el ingrediente principal de este tipo de gastronomías.

Los productos de mar también tienen una gran presencia por la actividad de su puerto, de manera que alguno de los platos más tradicionales están hechos mediante estos alimentos como el xató, el esmarris, o las zarzuelas de pescado y marisco.

Recomendar

Viajes.net Tarragona

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5.5 / 10

87 votos

3508 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados